Aconséjame

Tres Formas de Recuperar Tu Salud Después de la Pandemia

Seamos sinceros. Es posible que peses un poco más de lo que pesabas cuando comenzó la pandemia. Es posible que tus hábitos alimenticios saludables se hayan estancado el año pasado. Y no recuerdas la última vez que fuiste al médico.

Ahora, estás vacunado o lo estarás pronto. Las restricciones se están levantando. Y deseas recuperar tu salud.

En primer lugar, sé amable contigo mismo. Quizás el cuidado de tu salud se descarriló el año pasado. Está bien. Puedes hacer cambios lentos y constantes para volver a encaminarte o incluso para mejorar tu salud que antes de la pandemia.

Aquí hay algunas recomendaciones del doctor Colton Redding, especialista en medicina familiar osteopática (DO, por sus siglas en inglés), en Banner Health Center en Loveland, CO.

1. Programa tu cita médica preventiva y visitas de seguimiento. Si estás atrasado en un examen físico (en inglés), solicita uno y márcalo en tu calendario. Lo mismo ocurre con tu cita con el dentista, examen de la vista y cualquier examen regular que necesites en función de afecciones crónicas. Es posible que necesites una cita con un cardiólogo, dermatólogo o dietista (en inglés).

Si estas citas se sienten abrumadoras, si te quitarán demasiado tiempo de tu horario o te costarán demasiado en copagos, sepáralas. Asegúrate de programar primero tus citas más importantes.

Si aún no te sientes cómodo con una visita al consultorio, pregúntale a tu proveedor médico si una visita virtual es una opción.

2. Programa tus exámenes de detección. Es posible que tengas que hacerte una mamografía, una colonoscopia, una prueba de detección de cáncer de piel u otro examen, o que estés atrasado. Es importante ponerse al día con estas pruebas de detección. Buscan signos de cáncer, y el cáncer es más tratable cuando se detecta temprano.

3. Para volver a encaminar tu estilo de vida, hazlo con calma. “Puede ser fácil sentirse angustiado si no estás cumpliendo con las expectativas que te has fijado. Siempre sugiero meterse en la piscina, no zambullirse de cabeza con estos cambios,” dijo el doctor Redding. “Recomiendo encarecidamente establecer metas semanales o mensuales. Tener un plan de acción concreto realmente puede ayudarte a ver si estás logrando cambios”.

  • Para hacer ejercicio (en inglés), lo óptimo es 150 minutos por semana. Si haces mucho menos ejercicio que eso, comienza con 60 minutos y aumenta hasta 150 minutos.
  • Para la dieta, establece metas en torno a comer comidas más pequeñas o menos carbohidratos y haz cambios gradualmente. “Animo a las personas a que no se preocupen por la balanza ya que puede que no sea un indicador preciso de la salud. Si estás realizando cambios positivos en la dieta y el ejercicio, estarás más saludable incluso si no observas un cambio de peso. Confía en eso y sabe que te estás haciendo un favor a largo plazo,” comentó el doctor Redding.
  • Si necesitas mejorar tu sueño (en inglés) o reducir tu estrés, toma pequeños pasos para hacer cambios. Y ten en cuenta que algunos de estos cambios te beneficiarán en otras áreas. Por ejemplo, a medida que desarrolles un hábito de ejercicio, es posible que duermas mejor y que tus niveles de estrés disminuyan.

Punto final

Si has dejado que tu salud decaiga durante la pandemia, no seas duro contigo mismo. Y no esperes cambiar todo en tu vida el día en que estés completamente vacunado. Programa las citas que necesitas y realiza cambios pequeños, graduales y medibles en tu estilo de vida para volver a encaminarte.

Para obtener más información sobre una vida saludable, consulta:

Bienestar COVID-19

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *