Aconséjame

Adiós al Chupete: Cuándo y Cómo Retirarlo

Se ha conocido por varios nombres en los distintos hogares durante el último siglo: chupete, chupón, chupo, tete, bobo, pipo… Pero, para gran cantidad de los padres de familia, los chupetes son una magnífica herramienta para tranquilizar a sus bebés. También se ha demostrado que reducen significativamente el riesgo (en inglés) del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL o SIDS, por sus siglas en inglés), o muerte inesperada del lactante (MIL o SUID, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, al igual que todas las demás cosas buenas, el uso del chupete debe llegar a su fin tarde o temprano. Entonces, ¿cuándo es el mejor momento para despedirse del chupete?

La doctora Alice Antonescu (en inglés), una pediatra de Banner Health Center (en inglés), en Fort Collins, compartió las sugerencias de los expertos cuando se trata de retirar el chupete con éxito a tu pequeño.

La mejor edad para quitarle el chupete a tu pequeño

“Si le preguntas a las mamás cuándo les quitaron el chupete a sus hijos, oirás una inmensa variedad de respuestas”, dijo la doctora Antonescu. “Pero, la Academia Americana de Pediatría recomienda (en inglés) que lo hagas alrededor de los 6 meses. Más o menos a esa edad, los pequeños podrían experimentar ansiedad por separación y frente a los extraños, y buscarán maneras de tranquilizarse, así es que podría ser más difícil quitárselos”, advirtió.

A pesar de que muchos chiquitines usarán su chupete por unos cuantos años más, la AAP afirma que seguirlo chupando posteriormente a los 4 años de edad, puede afectar la forma de la boca del bebé y la alineación de sus dientes cuando les empiecen a salir.

Dos métodos para quitarle el chupete al bebé

“La realidad es que no hay un método que funcione para todos los padres”, dijo la doctora Antonescu. “Hay tantos factores que tomar en cuenta, pero los dos métodos que he visto funcionar son hacerlo de golpe o paulatinamente”, apuntó.

1. Retirando el chupete de golpe

Este abordaje funcionará muy bien si todos los que rodean al bebé están de acuerdo. Esto significa que no se vale esconder un chupete por ahí en caso de que el llanto o las súplicas del pequeño se tornen insoportables. Requerirá de muchísima paciencia por parte de los padres. Podrían pasar por unos días o noches difíciles, incluso semanas, pero hay que mantenerse firmes.

2. Retirando el chupete de manera paulatina

Si no resistirás arrancarle de golpe el chupete a tu bebé, el abordaje paulatino, de transición, podría funcionar mejor para ti. Podría resultar más tardado, pero podría funcionar, especialmente cunado los niños un poco mayores siguen apegados a su chupete. La doctora Antonescu recomendó que, para ello, se limite el uso del chupete a la hora de la siesta y de recostarlos a dormir a la noche durante dos semanas, luego, sólo cuando los recuestas a dormir durante otras dos semanas más y finalmente, ya no más chupete.

Sugerencias adicionales

Sea cual sea el abordaje que elijas, aquí tienes unas sugerencias adicionales que podrían ser útiles en tus intentos por quitarles el chupete a los pequeños:

  • Encuentra algo que reemplace al chupete: En un principio, esto podría ser difícil para tu bebé, así es que apapáchalo y abrázalo más. Si sigues teniendo problemas, incluso ofrécele que le darás: “ese lindo muñeco de peluche o cobijita nuevos para ayudarlos a calmarse”, sugirió la doctora Antonescu.
  • No inicies el proceso durante los cambios de vida o alguna enfermedad: Aplaza el abandono al hábito del chupete en caso de que se presente una enfermedad seria, una infección o una intervención quirúrgica. El chupete puede brindarles confort y ayudarles en esos momentos. La doctora Antonescu también recomendó que se posponga en caso de que se estén mudando de casa o esté ocurriendo algún otro cambio de importancia en su vida o en la vida familiar. Demasiados cambios a la vez pueden ser muy inquietantes.
  • Utiliza la reafirmación positiva: Si tu pequeño ya tiene edad suficiente para comprender, elogia a tu hijo cuando se porte como un niño mayor para motivarlo.
  • No te des por vencido: “Hagas lo que hagas, mantente firme”, dijo la doctora Antonescu. “Aunque hayas pasado un par de malas noches o una semana, eso será todo. Unas noches sin dormir son poca cosa para decirle adiós al chupete”, finalizó.

Si te preocupa el apego de tu hijo o hija al chupete o estás buscando el consejo de un experto en pediatría, visita bannerhealth.com para encontrar a un proveedor cerca de ti.

Salud del niño Paternidad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *