AconsΓ©jame

¿Es Seguro Nadar en Piscinas Públicas Durante la COVID-19?

La temperatura se está elevando y con ello, nuestros deseos de refrescarnos también irán en aumento. Desde combatir el calor utilizando el aire acondicionado, hasta darse un chapuzón en la piscina – estamos dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de no estar bañados en sudor. Pero si no tienes la fortuna de tener tu propia piscina, podrías estarte preguntando si una piscina comunitaria o pública o los parques acuáticos y otros espacios públicos con agua son alternativas seguras para ti y tu familia durante la pandemia de la COVID-19.

A medida que las restricciones que mantuvieron a las personas en casa se eliminaron y ya se están abriendo los espacios públicos para practicar la natación, te compartimos lo que debes saber antes de darte el chapuzón con otras personas.

¿La COVID-19 se puede propagar a través del agua de una piscina?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), no hay evidencia de que la COVID-19 se pueda trasmitir a otras personas a través del agua que se encuentra en las piscinas, bañeras de hidromasaje o áreas de juegos acuáticos.

"La debida operación y mantenimiento (incluyendo su desinfección con cloro y bromo) de estas instalaciones deben inactivar al virus en el agua”, dijeron los CDC.

En tanto que la desinfección y el pH son la mejor defensa en contra de los gérmenes que ocasionan las enfermedades relacionadas con la recreación acuática, asegúrate de seguir los siguientes (en inglés) niveles recomendados para tu piscina y no excederte en las sustancias químicas tampoco. Según los CDC, los daños (en inglés) ocasionados por las sustancias químicas que se utilizan en las piscinas representan alrededor de 4,500 de las visitas a las salas de emergencias en los Estados Unidos cada año.

¿Las piscinas públicas, los parques acuáticos y otros espacios públicos con agua son lugares seguros tratándose de la COVID-19?

La natación es una actividad física divertida y saludable para compartir con los demás, especialmente durante el verano. En tanto que los espacios públicos con agua ya seguían protocolos de seguridad estrictos para la operación y manejo cotidiano de sus instalaciones, en un mundo con la presencia de la COVID-19, también se apegarán a lineamientos locales y estatales para mantener operaciones y entornos saludables para quienes visiten sus instalaciones durante la COVID-19.

Si planeas visitar alguna de estas instalaciones, cumple con sus recomendaciones para mantener la salud y el bienestar de los tuyos y de las demás personas que los rodean.

Los CDC también proporcionaron estas recomendaciones adicionales para mantener tu seguridad durante el verano con la presencia de la COVID-19.

Sugerencias para Practicar la Natación de Manera Saludable

  • Evita el contacto cercano con los demás. Mantén una distancia física de dos metros (alrededor de seis pies) de las personas con quienes no vivas, tanto dentro como fuera del agua. Si lo anterior no es posible, procura ir en horarios de poco tráfico para evitar las aglomeraciones.
  • Enjuágate en la ducha antes de nadar. Según los CDC, enjuagarse (en inglés) en la ducha – aunque sea durante sólo un minuto – te quita gran parte de la tierra o cualquier otra materia que se encuentre en tu cuerpo.
  • Quédate en casa si estás enfermo. Quédate en casa si tienes síntomas de la COVID-19, has dado positivo en la prueba de detección de la COVID-19 o has estado expuesto a alguien que dio positivo durante los últimos 14 días. Esto también aplica si tú o alguno de tus hijos está enfermo de diarrea.
  • Lava tus manos con frecuencia, cubre la tos y los estornudos y evita tocarte la cara.
  • Limpia todas las áreas de contacto frecuente. Si tu familia está utilizando camastros, sillas o mesas de jardín u otros artículos compartidos, es recomendable que les des una limpieza adicional.
  • Utiliza correctamente las cubiertas para la cara siempre que sea factible. Sin embargo, no las uses mientras estés nadando o dentro del agua. Los CDC no recomiendan usarlas en el agua ya que pueden dificultar la respiración al estar mojadas.
  • Sigue los recursos de Natación Saludable (en inglés) de tu estado para conocer los reglamentos para las piscinas, el monitoreo en playas, la calidad del agua y las enfermedades relacionadas con la recreación acuática.

“Todos deben seguir los lineamientos locales y estatales que determinan cuándo y cómo deben operar las instalaciones acuáticas”, señalaron los CDC.

IMPORTANTE: ¡Recuerda que también debes seguir las medidas de seguridad de las piscinas y para la natación! Revisa estas sugerencias de seguridad para ayudarte a proteger tu piel (en inglés) y prevenir lesiones y ahogamientos.

En última instancia, la decisión de nadar o no nadar en una piscina pública o en las instalaciones recreativas es personal, pero seguir los lineamientos de los CDC puede ayudarte a garantizar tu propia seguridad y la de los tuyos durante estos tiempos de incertidumbre. Si tienes cualquier pregunta o preocupación, comunícate con tu proveedor de servicios de salud para hablar acerca de tu nivel de riesgo personal y otras medidas preventivas adicionales.

Visita bannerhealth.com para obtener más información acerca de la COVID-19.

COVID-19 Enfermedades infecciosas Seguridad RRR
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *