Aconséjame

¿Tienes influenza y estás en casa? Prueba estos útiles remedios

Escalofríos, dolor de cuerpo, fatiga, escurrimiento o congestión nasal, tos, garganta irritada y posiblemente, dolor de cabeza y náuseas o vómitos. Todos los anteriores son síntomas de la influenza (también conocida como “gripe”). Durante la temporada de influenza 2018-2019 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), estimaron que hubo entre 37.4 y 42.9 millones de casos de influenza en los Estados Unidos.

Este año, tú puedes prevenirte de ser parte de las estadísticas recibiendo la vacuna contra la influenza. Según los CDC, durante la temporada de influenza 2017-2018, la vacunación contra la influenza previno aproximadamente 7 millones de casos de influenza, 109,000 hospitalizaciones por influenza y 8,000 muertes a consecuencia de la influenza. Aunque la efectividad de la vacuna varía año con año, los estudios han demostrado que la vacuna puede reducir el riesgo de la influenza en un 40 a un 60%.

Según la doctora Gina Montion (en inglés), una pediatra de Banner Health, las siguientes prácticas básicas también pueden ayudar a prevenir un contagio de influenza:

  • Lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Usar gel antibacterial a base de alcohol, asegurándote de aplicarlo en las puntas de tus dedos.
  • Evitar tocarte los ojos y la nariz que están recubiertas de epitelio respiratorio – un camino directo a todas las vías respiratorias altas.
  • Cubrir tu nariz y boca al estornudar.
  • Evitar el contacto con personas enfermas.
  • Desinfectar áreas comunes que pueden estar expuestas a los microorganismos presentes en una persona enferma.

Remedios para Intentar en Casa

Incluso después de tomar todas estas precauciones, podrías ser de las personas desafortunadas que contraigan la influenza durante esta temporada. La doctora Montion ofreció las siguientes sugerencias como remedios caseros contra la influenza (archivo PDF en inglés) para que te ayuden a sentirte mejor:

  • Reposo: El sueño es un componente crucial para la recuperación de la influenza.
  • Medicamentos de venta libre: Las medicinas como el ibuprofeno pueden ser de ayuda contra los dolores y malestares, y para bajar la fiebre.
  • Ingesta de líquidos: Bebe mucha agua para promover el movimiento de las secreciones nasales y también puedes probar con caldo de pollo, del que se dice que tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Irrigación nasal: Intenta un lavado nasal para evitar la congestión.
  • Miel: Tomar una cucharada de miel puede proporcionar alivio para la tos (sólo para mayores de 2 años).
  • Difusor de aromaterapia: Agregar aceite esencial de menta o eucalipto a tu difusor puede ayudar a disminuir tus síntomas.

Cuándo Ver a tu Médico

Según la doctora Montion, para una persona promedio, la mejor manera de superar un cuadro de influenza es quedándose en casa y guardando reposo. Sin embargo, si desarrollas dolor de pecho al respirar u otras dificultades respiratorias, debes recibir una evaluación médica.

Quienes se encuentran en los grupos de alto riesgo – los bebés, los niños, los adultos mayores o aquellas personas que padezcan de enfermedades crónicas o trastornos de los pulmones – deberán recibir una evaluación médica dentro de los dos primeros días de lo que podría ser un cuadro de influenza. Hay medicamentos antivirales contra la influenza, como el Tamiflu®, que posiblemente ayuden a prevenir complicaciones más severas si se inician de inmediato.

Puedes programar una cita con un médico de Banner si sospechas que podrías tener influenza o estás presentando síntomas graves.

Resfrío y gripe Enfermedades infecciosas

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *