¿Es Verdad Que El Café Y La Cafeína Son Dañinos Para Tus Hijos?

coffee break

Todos hemos oído que el café y la cafeína son dañinos para los niños, ¿pero tenemos alguna certeza de que es un hecho o es sólo una sugerencia para los padres de familia?

Es obvio que ambos tienen algunos efectos secundarios que pueden dificultar el manejo de los niños, pero no son del todo inseguros. Julie Simpson, una nutricionista certificada de Banner Children’s en el centro de medicina pediátrica Cardon Children’s Medical Center, comparte las respuestas a algunas de las preguntas más comunes acerca de este tema.

¿Es café es poco saludable?

Como cualquier otra cosa, el café (en inglés) puede ser dañino para la salud cuando se consume en grandes cantidades. Esto es cierto con casi cualquier cosa que consumas y es una constante, tanto entre los adultos como en los niños. Julie dice que: “Cuando se toma con moderación, el café puede ser seguro para la población en general”.

A diferencia de lo que se podría pensar, el café no impide el crecimiento. Esto no es más que una creencia.

¿La cafeína es aceptable?

Sí y no. Al igual que con el café, la clave es el consumo de la cafeína con moderación.

Es importante señalar que no hay ningún estándar por escrito en las pautas alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), la Asociación Americana de Dietética (ADA, por sus siglas en inglés) o la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en materia de lo que es saludable y lo que no lo es. No obstante, parecería que hay algunos efectos adversos, incluso con niveles de consumo menores, cuando se trata de los niños.

La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), recomienda que los adolescentes de entre 12 y 18 años de edad no deben consumir más de 100 miligramos de cafeína al día. Esa cantidad equivale a una taza promedio de café (alrededor de 8 onzas).

El exceso de cafeína puede ocasionar efectos secundarios desagradables, tales como:

  • Agitación
  • Ansiedad
  • Alteraciones del sueño
  • Deshidratación
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Frecuencia cardiaca alta (taquicardia)

¿Cómo se comparan los refrescos con las bebidas energizantes?

Julie no recomienda los refrescos ni las bebidas energizantes, especialmente cuando se trata de su consumo entre los niños. Típicamente, estas bebidas exceden la cantidad recomendada de cafeína para los adolescentes y qué decir de su alto contenido de azúcar.

Las bebidas energizantes (en inglés) y los refrescos están llenos de azúcar (en inglés) y el azúcar que contienen no es natural. Según dice Julie, es un hecho que: “Una lata promedio de refresco contiene alrededor de 40 gramos de azúcar, lo cual equivale a aproximadamente 2 tubos de caramelos Starburst”.

Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), tomar cualquiera de estas bebidas con endulzantes se relaciona con:

  • Aumento de peso/obesidad
  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedades del corazón
  • Enfermedades de los riñones
  • Enfermedades del hígado no relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas
  • Deterioro de los dientes y caries
  • Gota (un tipo de artritis)

Es preferible que tus hijos obtengan azúcares naturales de sus alimentos, como también se obtienen las vitaminas, los minerales y la fibra que nuestros cuerpos requieren. Las frutas son excelentes fuentes de azúcar natural. Comer unas fresas, duraznos o moras azules puede ser una alternativa dulce y saludable al consumo de los refrescos y las bebidas energizantes.

Hay una bebida con la que nunca te vas a equivocar: ¡el agua! Es hidratante y saludable. Pero es evidente que no quieras excluir a tus hijos cuando te detienes en una cafetería. Julie recomienda que les ofrezcas té sin endulzar. Esto eliminará el consumo innecesario de azúcares agregados o de un exceso de cafeína. También sugiere que les compres el tamaño más pequeño para que no se les disminuya el apetito.

Consulta más sugerencias acerca de lo que debes hacer y lo que debes evitar aquí (en inglés).

Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*