Mejórame

¿De qué manera es distinta la temporada de influenza durante la pandemia de la COVID-19?

El año 2020 nos ha hecho cuestionar todos los aspectos de nuestra rutina diaria y ha colocado “mantenernos saludables” en el primer lugar de nuestra lista de pendientes. Nuestras vidas han cambiado de maneras nunca antes imaginadas en todo el mundo. Y ahora, con nuestra salud como prioridad, ¿cómo ha cambiado la temporada de influenza? Conversamos con dos expertos de Banner Health para que nos explicaran las similitudes y las diferencias de la temporada de influenza en este año.

“El aprendizaje ha sido importante en este año”, comentó Brandie Beuthin, enfermera certificada (RN, por sus siglas en inglés) y directora de prevención de infecciones del centro médico Banner - University Medical Center Tucson. “Hemos visto avances significativos en todo el planeta para frenar la propagación de la COVID-19 y la importancia de responsabilizarnos por nuestras propias acciones, tales como el uso de mascarillas y el distanciamiento social para reducir la incidencia. Utilizar estos mismos mecanismos para limitar las infecciones por la influenza es más importante que nunca para disminuir la presión sobre el sistema de salud”, señaló.

Protégete de la Infección

La influenza sigue siendo la influenza. Incluso en el año 2020, las mejores maneras de protegerte de la infección siguen siendo las mismas que en años anteriores. Beuthin recomendó algunos de los pasos necesarios para disminuir tu riesgo.

  • Recibe la vacuna cuanto antes
  • Utiliza mascarilla
  • Lávate las manos con frecuencia
  • Cumple con los lineamientos de distanciamiento social
  • Quédate en casa si estás enfermo
  • Duerme lo suficiente, consume una dieta saludable y haz ejercicio

“Si te parecen conocidos estos consejos para la prevención de la influenza, es por una buena razón”, dijo Beuthin. “La influenza y la COVID-19 se transmiten de la misma manera: principalmente a través de las gotículas que se dispersan cuando las personas tosen, estornudan o hablan”, explicó. El distanciamiento social y otras tácticas necesarias para la mitigación han alterado nuestra manera de funcionar en el año 2020, pero la ventaja es que estas mismas prácticas pueden minimizar la propagación de la influenza también.

Vacunación Contra la Influenza

La comunidad médica sigue enfocando sus esfuerzos en el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19. La creación de vacunas seguras lleva tiempo. La vacuna contra la influenza es una herramienta comprobada y necesaria. Es una de nuestras armas más poderosas en la lucha anual contra la influenza. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recomiendan una vacuna anual contra la influenza para toda persona de 6 meses o más de edad.

“El distanciamiento social no resta la importancia de la vacuna contra la influenza”, subrayó Beuthin. “La vacuna sigue siendo recomendada incluso si estás trabajando desde casa y casi nunca sales”, agregó. Tanto la COVID-19 como la influenza debilitan tus pulmones. La exposición a una de estas enfermedades puede aumentar el riesgo y la gravedad de la otra.

El doctor Devin Minior es uno de los directores médicos de Banner Urgent Care. Nos proporcionó ciertos conocimientos y desmintió algunos mitos comunes acerca de la vacuna contra la influenza. “Mantenerte seguro ante la influenza es más importante que nunca en este año. Contribuye a tu propia seguridad y a la de tu comunidad recibiendo la vacuna contra la influenza en septiembre u octubre, antes del inicio de la temporada de influenza en noviembre”, indicó.

Las Vacunas Contra la Influenza Son Seguras. Incluso Durante la COVID-19.

“No hay ningún estudio que establezca una relación entre la vacuna contra la influenza u otras vacunas con un aumento en el riesgo de contraer la COVID-19”, declaró el doctor Minior. Enseguida, corrigió otra idea errónea: “La vacuna contra la influenza no incrementa temporalmente tus probabilidades de contraer el virus de la influenza. La vacuna contra la influenza sólo emplea fragmentos del virus de la influenza, no el virus completo, como tal, para ayudar a que el sistema inmunológico reconozca y bloquee al virus en caso de que éste trate de entrar en tu cuerpo. La vacuna en atomizador nasal contiene virus vivo, pero ha sido modificado para que no pueda provocar la enfermedad de la influenza. Después de la inyección, pueden presentarse síntomas leves como: dolor, enrojecimiento o inflamación en el área donde se recibió la inyección. También puede haber dolor de cabeza o fiebre ligera”.

Influenza vs. COVID-19

Puede ser difícil distinguirlas exclusivamente con base en los síntomas, ya que ambas enfermedades provocan trastornos respiratorios y debido a que sus síntomas son similares. Por esa razón, se podría requerir de pruebas para confirmar el diagnóstico. Los síntomas comunes que comparten la COVID-19 y la influenza incluyen:

  • Fiebre o sensación de fiebre/escalofríos
  • Tos
  • Fatiga
  • Garganta irritada
  • Dolores musculares o de cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Algunas personas podrían presentar vómito y diarrea, aunque estos síntomas son más comunes entre los niños que los adultos

Los síntomas de la COVID-19 que son distintos a la influenza pueden incluir un cambio o la pérdida de los sentidos del gusto o del olfato.

Las personas en mayor riesgo de contraer un cuadro grave de influenza son los niños, las mujeres embarazadas, los adultos mayores, las personas con condiciones preexistentes crónicas y quienes tienen el sistema inmunológico suprimido. En lo que se refiere a la COVID-19 y según lo que se ha observado al momento, se cree que la edad avanzada y las condiciones preexistentes aumentan el riesgo de contraer una infección severa.

Si Estás Enfermo

En la mayoría de los casos, si estás enfermo y estás presentando síntomas de la influenza, debes quedarte en casa y evitar el contacto con otras personas, excepto para recibir atención médica. Acudir al doctor en las etapas tempranas de la enfermedad es lo más indicado para ciertas personas con alto riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la influenza (incluyendo a los niños más pequeños, las personas de 65 años de edad y mayores, las mujeres embarazadas y quienes tengan ciertos problemas médicos). El doctor Minior agregó que: “El tratamiento temprano con medicamentos antivirales podría beneficiar a las personas con factores de riesgo, si éste se inicia dentro de los dos días de que empezó la enfermedad”.

Este año, es más importante que nunca antes recibir tu vacuna contra la influenza a la brevedad posible. Programa tu vacunación contra la influenza hoy mismo en los centros de urgencias Banner Urgent Care (en inglés) o en una clínica Banner Health Clinic. Si te sientes enfermo, obtén los cuidados requeridos rápidamente, con opciones para consultas virtuales o en persona en bannerhealth.com.

Neumología y asma Resfrío y gripe Atención de urgencia COVID-19

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *