Mejórame

Eligiendo los Productos y Tratamientos Correctos para Superar la Incontinencia

¿Qué tenías pensado para tu jubilación? ¿Viajar? ¿Relajarte? ¿Deportes nuevos o hobbies? La incontinencia se puede interponer con todo eso. Y para los adultos de mayor edad, este puede ser un problema más común de lo que piensas. En tanto que la causa de la incontinencia de cada persona puede variar significativamente, obtuvimos algunos consejos de un experto de Banner Health para ayudarte a mantener el control que necesitas.

“Al menos 20% de nuestros pacientes mayores de 50 años sufren de urgencia urinaria”, dijo el doctor Joel Funk (en inglés), un médico especializado en urología ginecológica y reconstrucción pélvica de Banner University Medical Group in Tucson, Arizona. “Estos problemas son muy tratables siempre y cuando sean del conocimiento de un médico”, agregó. El doctor Funk mencionó que hay una distinción importante (en inglés) entre la incontinencia urinaria por urgencia y la incontinencia urinaria por esfuerzo y que se atienden de distintas maneras.

Productos y Soluciones

  • Los parches transdérmicos de oxibutinina (Oxytrol) se colocan en la piel y suministran lo que se conoce como un fármaco antiespasmódico, lo cual significa que calma los músculos de la vejiga, proporcionándote mayor control. Son útiles para los pacientes que sufren de urgencia urinaria y una incapacidad de llegar al baño a tiempo. Adicionalmente, ayudan a reducir la frecuencia urinaria durante el día o que tengas que levantarte durante la noche debido a la necesidad de orinar. El inconveniente de este tipo de medicamentos son los efectos secundarios, tales como: la resequedad bucal y la constipación.
  • Los pañales para adulto son una solución útil para las personas que luchan contra la incontinencia o como una solución temporal mientras encuentran el tratamiento adecuado. Pueden utilizarse como protección nocturna o durante el día. Con frecuencia, los pacientes varones, quienes usan calzoncillos boxer o trusa, creen que son más cómodos y funcionan mejor que las toallas o protectores para incontinencia.
  • Las toallas o protectores para incontinencia no absorben tanta orina como el pañal; sin embargo, pueden ser más discretos y cómodos. Son una buena solución para la incontinencia urinaria por esfuerzo, ya que el volumen de la orina es menor en esos casos. En el caso de los hombres, se conocen como protectores masculinos o “guardas”.
  • Las cubiertas protectoras para colchón, en ocasiones denominadas “chux”, pueden ser una solución sencilla para los adultos con problemas intermitentes de incontinencia. La orina se contendrá más efectivamente con un pañal o protector, pero una cubierta protectora para colchón es una solución cómoda que incluso protege tus muebles, por si acaso. Hay cubiertas protectoras lavables si estás en busca de una solución reutilizable.
  • Las toallitas húmedas para adulto se asemejan mucho a las que se usan para los bebés, aunque son un poco más grandes. Están diseñadas para áreas sensibles y contienen agentes sanitizantes que no irritan la piel.
  • Las cubiertas impermeables fueron desarrolladas para usarse entre el pañal y los pantalones. Ayudarán a prevenir que las fugas o los escurrimientos se hagan visibles.

Tratamientos Naturales

A pesar de que hay algunos tratamientos médicos útiles, como el parche de oxibutinina incluido en la lista anterior, algunas de las soluciones más comunes y efectivas no son puramente farmacológicas.

Fortalece tu suelo pélvico

El sistema que controla la continencia es un grupo muscular. A pesar de que el suelo o piso pélvico (en inglés) no recibe la misma atención en el gimnasio que los bíceps, hombros y abdominales, estos músculos son igualmente importantes en tu vida diaria. Conocidos comúnmente como ejercicios de Kegel (en inglés), aprender a ejercitar estos músculos puede ser muy efectivo para mejorar tu control. Y mejor aún, muchos de estos ejercicios se pueden hacer recostado o sentado en una silla, sin siquiera derramar una gota de sudor.

Ajusta tu estilo de vida

Lo que comes hace una gran diferencia en tu capacidad de prevenir la incontinencia. Algunos pequeños ajustes pueden ser de gran utilidad. El doctor Funk recomendó que se eviten los irritantes de la vejiga como el alcohol, la cafeína y los alimentos condimentados, así como reducir la ingesta total de líquidos a 40 onzas al día. El horario en que se toman los líquidos también es importante. Si un paciente sufre de visitas frecuentes al baño durante la noche que perturban su sueño, reducir o incluso eliminar el consumo de líquidos después de las 6 de la tarde suele ser de gran ayuda.

Usa un temporizador

La incontinencia se vuelve más inconveniente cuando es inesperada. Poner un temporizador o alarma para que suene aproximadamente cada 60 minutos, te ayudará a asegurarte de no forzar a tu cuerpo más allá de sus límites. Pasa al baño antes de salir de casa en caso de que no haya un baño disponible cuando vayas a hacer tus diligencias.

Se estima que al menos un 50% de las mujeres estadounidenses (en inglés) lidiarán con la incontinencia. El doctor Funk ofreció algunas palabras reconfortantes. “Es muy importante que tengan el valor de hablar acerca de sus problemas de incontinencia con su médico. Sostener esta conversación les ayudará a recuperar mayor control y normalidad en su vida. Luego de un tratamiento exitoso para la incontinencia por esfuerzo, una paciente me dijo: ‘yo mando sobre mi vejiga, mi vejiga no manda sobre mí’”, concluyó.

¿Sabes lo que el color de tu orina dice sobre tu salud? Podrías asombrarte de lo que puedes aprender cuando conozcas este sistema de código de colores (en inglés).

Urología Ginecología Salud de la tercera edad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *