Enseñame

¿Los términos como el "miércoles de vino" y el "jugo de mamá" están normalizando el consumo excesivo de alcohol?

Métase en Internet o en cualquier plataforma de redes sociales y es muy probable que vea memes, chistes entre amigos e incluso vídeos representando a las mujeres y su amor por el vino. 

“Es #WineWednesday (#MiércolesDeVino), hora de beber”. 

“Es viernes, mamá necesita su “#mommyjuice” (#JugoDeMamá). 

Este tipo de publicaciones pueden parecer divertidas e inocentes, pero ¿están glorificando de manera no intencionada el uso adictivo del alcohol y fomentando el consumo excesivo?

“La accesibilidad al alcohol y las redes sociales están contribuyendo definitivamente a la normalización del hábito de beber”, señaló el Dr. Serign Marong, un médico de familia de Banner Health en Banner - University Medical Center South con experiencia en medicina especializada en el tratamiento de adicciones. “Y puede ser la razón por la que el consumo excesivo de alcohol está en aumento, sobre todo en mujeres y en personas mayores.”

A pesar de nuestra concienciación sobre la enfermedad, el alcoholismo sigue rodeado de estereotipos, que pueden provocar que muchos de nosotros no los identifiquemos y asumamos que nuestros hábitos personales o sociales a la hora de beber no son un “problema”. Puede que nos avergoncemos frente a nuestros amigos después de beber demasiado o de “perder el conocimiento”, pero podríamos estar sufriendo un trastorno relacionado con el consumo excesivo de sustancias. 

El Dr. Marong comparte cuatro preguntas que puede hacerse para poner a prueba su consumo de bebida. 

1. ¿Piensa de manera obsesiva en el alcohol (o las drogas) de una manera que está afectando a su vida? 

Ejemplo: “¿Realiza una cuenta atrás cada día en el trabajo hasta las 5 en punto para poder beber? O cuando deja a los niños por la mañana en el colegio, ¿piensa en el vino que va a tomar en el almuerzo?’. Si no es capaz de funcionar durante el día sin una sola copa, si tiene antojo de ello, entonces existe un problema”, señaló el Dr. Marong.

2. Cuando empieza a beber, ¿le resulta difícil parar? 

Ejemplo: El Dr. Marong recomienda que se pregunte: “¿ha aumentado mi consumo con el tiempo, de una a dos o tres copas? ¿Me he dado cuenta que tengo que beber más para tener el mismo efecto? o ¿planeo tomarme un vaso de vino y acabo volviendo a la tienda a por una segunda botella?”. 

3. ¿Tiene la necesidad de beber para aliviar y lidiar con el estrés o para relajarse para dormir?

Ejemplo: “Le digo a mis pacientes que una cosa es tomarse ocasionalmente una copa de vino, una cerveza o un combinado para relajarse, pero cuando no puedes puede sobrellevar la situación o dormir sin una, es un problema”, explicó el Dr. Marong. “Puede estar bien en el momento, pero desde luego que no solucionará sus problemas. Y, ya que el alcohol es un depresor, puede hacerle sentir peor, más deprimido, a largo plazo”.

4. ¿Su cónyuge o sus amigos han criticado o han bromeado sobre su consumo de alcohol?

Ejemplo: “He escuchado a niños hablando del ‘jugo de su mamá’ y de cómo tiene que tomárselo cada noche. Aunque el comentario puede ser inocente, es un signo de que el consumo de una persona puede estar fuera de control. Si un amigo bebe mucho, le animo a que le pregunte si cree que está bebiendo demasiado. Mostrar una verdadera preocupación puede abrir un camino hacia el diálogo acerca de lo que está pasando en su vida”, expuso el Dr. Marong.

El Dr. Marong anima a los padres a pensar más detenidamente acerca de los mensajes que pueden estar enviando de manera no intencionada con sus hábitos de consumo de alcohol, memes y chistes. Los niños están viendo y asimilando todo lo que decimos y hacemos: lo bueno, lo malo y lo feo. 

Si respondió “sí” a cualquiera de las preguntas anteriores y/o piensa que puede tener un problema con la bebida, hable con su proveedor de atención médica o póngase en contacto con un centro de abuso de sustancias. Incluso si su consumo de alcohol no se ha vuelto enfermizo, estamos aquí para ayudarle y apoyarle en cada paso del camino. 

Bienestar Salud de la mujer
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *