Enseñame

Prevención de ahogamientos 101: cómo bañarse de forma segura este verano

Muchas familias sobrellevan el calor del verano yendo a la piscina y otras fuentes de agua. Desafortunadamente, esto puede dar lugar a posibles muertes y lesiones relacionadas con el agua, aunque estas personas sepan nadar. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que los ahogamientos son la causa principal de muertes relacionadas con el agua en los niños estadounidenses de entre 1 y 4 años y la tercera causa principal de muertes accidentales relacionadas con el agua en los niños de entre 5 y 19 años.

Aunque tenemos buenas noticias: gracias a estos consejos, los ahogamientos se pueden prevenir con facilidad.

1. Aprenda a nadar

En marzo de 2019, la Academia Americana de Pediatría (AAP) publicó unas directrices actualizadas para evitar ahogamientos y combatir el peligro que el agua puede suponer para los niños. Una de las recomendaciones aconseja que tanto los niños como los padres aprendan a nadar. Asegúrese de buscar un programa que cuente con instructores calificados y grupos en función de las capacidades de cada uno.

2. Ignore su teléfono

Los ahogamientos se suelen producir cuando se deja a un niño sin supervisión o cuando un padre se distrae. Puede ser rápido y silencioso, para un niño pueden ser tan solo 20 segundos. Apague su teléfono y evite las actividades que le puedan distraer, como jugar a las cartas, leer o consumir alcohol o drogas. Mantenga a los niños que aún no tienen experiencia a la hora de nadar al alcance de su brazo mediante el método de supervisión por contacto.

3. Los manguitos y los flotadores no son dispositivos de seguridad

Los CDC no recomiendan el uso de manguitos en ninguna superficie acuática. El único dispositivo flotador personal aprobado para nadar son los chalecos salvavidas.

¿Y los divertidos churros y juguetes hinchables? Tampoco se recomiendan. Pueden proporcionar una falsa sensación de seguridad. Cualquier niño podría dar una voltereta y quedar atrapado debajo. Si utiliza hinchables en la piscina, supervise su uso y recuerde retirarlos cuando haya acabado.

4. Deje el alcohol de lado cuando se bañe o navegue

De acuerdo con los CDC, un 70 % de los ahogamientos de jóvenes y adultos está relacionado con el alcohol. El consumo de alcohol afecta al equilibrio, la coordinación y el juicio. Además, sus efectos pueden aumentar con el calor y la exposición al sol. Sea inteligente cuando esté cerca del agua.

5. Aprenda a realizar RCP

Se ha demostrado que la RCP realizada por transeúntes salva vidas y mejora los desenlaces en las víctimas de ahogamientos. Para encontrar una clase de formación sobre RCP cerca de usted, visite bannerhealth.com/calendar.

Nadar es una actividad sana y saludable para el verano. Debería sentirse seguro al ir a la piscina gracias a estos consejos y saber que con un poco de atención adicional, puede darse un chapuzón con los niños sin preocuparse. Para ver más consejos de seguridad sobre los ahogamientos, visite bannerhealth.com y lea las directrices actualizadas de la AAP.

Salud del niño Seguridad Paternidad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *