Enseñarme
Los niños y el deporte: prevención de lesiones por sobrecarga

Prepare el aperitivo, saque la silla y practique un cántico pegadizo. En todo el país, millones de padres llenan las líneas de banda, los estadios y los pabellones para ver con nerviosismo a sus hijos practicar un deporte juvenil. Verlos jugar puede ser emocionante, sobre todo si su pequeño destaca. Algunos, incluso, tienen la esperanza de que su hijo pueda conseguir una beca universitaria o un contrato profesional.

Se ha demostrado que la actividad física periódica puede ayudar a que los niños y los adolescentes mejoren su salud y bienestar. Mejora el rendimiento cognitivo, reduce la ansiedad y la depresión y aumenta la autoconfianza. De hecho, no resulta una sorpresa que con el paso de los años, el deporte organizado haya crecido. Aproximadamente 30-45 millones de niños han practicado deportes juveniles en EE. UU.

No obstante, el aumento de la práctica del deporte ha provocado otras estadísticas alarmantes sobre lesiones en jóvenes deportistas. Más de 2,6 millones de niños de 0 a 19 años han sido tratados en los servicios de urgencias al año a causa de lesiones relacionadas con el recreo o el deporte. Muchos jóvenes deportistas están decididos a dar el máximo en su deporte favorito pero, ¿pueden sufrir lesiones por sobrecarga si practican un deporte durante demasiado tiempo?

El doctor Serign Marong, médico de familia en el Banner Health University Medical Center y antiguo deportista universitario, explica qué son las lesiones por sobrecarga y cómo puede evitarlas.

¿Qué son las lesiones por sobrecarga?

A diferencia de las lesiones graves, que se producen por un incidente aislado, las lesiones por sobrecarga en jóvenes se suelen producir a causa de traumatismos repetitivos en tendones, huesos o articulaciones. Muchas se producen a causa de errores en el entrenamiento o una técnica inadecuada. El Dr. Marong afirma que las lesiones por sobrecarga son habituales en adolescentes porque su cuerpo aún está creciendo y en desarrollo, especialmente en los que practican un solo deporte.

“Un estudio concluyó que los jóvenes deportistas que practican un deporte más horas a la semana que su edad, por ejemplo, un niño de 15 años que juega al fútbol 16 horas a la semana o más, tienen un 70 % más de probabilidades de sufrir una lesión grave por sobrecarga”, indicó el Dr. Marong. “Debemos ser prudentes con la especialización de alto grado.”

¿Cuáles son los tipos de lesiones por sobrecarga más habituales?

Fútbol americano: la mayoría de las lesiones por sobrecarga que se producen en los jugadores de fútbol americano son lesiones ortopédicas causadas por sobresfuerzos, cargas repetitivas y el uso y el desgaste, por ejemplo, tendinitis rotuliana y lesiones de hombro y rodilla.

Gimnasia: la especialización en este deporte suele comenzar en edades muy tempranas. Las lesiones por sobrecarga relacionadas con este deporte incluyen tendinitis y bursitis en codos y muñecas. Además, pueden provocar lesiones a largo plazo si no se tratan.

Fútbol: las lesiones por sobrecarga más comunes entre los futbolistas son periostitis, dolor en el talón y tendinitis de Aquiles.

¿Cómo pueden los padres y los entrenadores evitar las lesiones?

  1. Utilizar equipamiento y técnica adecuados: se debe utilizar el equipo adecuado ajustado correctamente y afianzar una técnica adecuada.
  2. Calentar y estirar: se deben realizar ejercicios de estiramiento antes y después de los partidos.
  3. Combinar diferentes deportes: aunque su hijo practique únicamente un deporte, practicar otros deportes o hacer otros ejercicios hace que algunos de sus grupos musculares descansen mientras desarrolla otros nuevos. El Dr. Marong sugiere alternar entrenamientos intensos y suaves.
  4. Descansar: se debe descansar uno o dos días a la semana y aumentar la actividad cuando se entrena durante una temporada.
  5. Edad frente a horas: no se debe permitir que los niños practiquen un deporte más horas a la semana que la cifra de su edad.

¿Cuáles son las ventajas de practicar diferentes deportes?

Los

estudios muestran que una especialización temprana en un deporte no aumenta las probabilidades de convertirse en un deportista de élite”, señaló el Dr. Marong. “La práctica de diferentes deportes permite que los niños desarrollen diferentes partes del cuerpo y fomenta la socialización y las nuevas experiencias.”

Es excelente que tenga unas expectativas altas para su hijo, pero también hay que ser realista y pensar que solo un pequeño porcentaje de deportistas puede llegar a jugar en la universidad y que uno aún menor llegará a ser profesional. “Puede ver que muchos tenistas o golfistas se han especializado durante años. Lo que no se da cuenta es que hay niños que están agotados incluso antes de llegar a la universidad, ya sea por una lesión o por presión"

, afirmó el Dr. Marong.

El Dr. Marong afirma que lo más importante es centrarse en el bienestar general de su hijo. “Su objetivo como padre debe ser educar a un deportista con una formación completa que disfrute de la actividad física durante toda su vida.”

¿Sufre su hijo una lesión grave o por sobrecarga? Encuentre un especialista de Banner Health en su zona en bannerhealth.com.

Salud del niño Medicina deportiva
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *