Enseñame

Manteniéndote Seguro a Medida que las Restricciones Debidas al COVID-19 se Relajan

A medida que las restricciones que han mantenido a las personas en casa se empiezan a relajar, se están aventurando a salir de su hogar y algunas incluso, están volviendo al trabajo. Pero eso no significa que el virus ya se fue ni que tengamos una vacuna o forma de curar la enfermedad. ¿Así es que cómo puedes mantenerte seguro y saludable al retornar lentamente a algo que se asemeje a la vida normal?

Lo primero y lo principal es mantener el curso actual de acción. A estas alturas, puede ser que nos sintamos expertos en lo que se refiere a los lineamientos establecidos por los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para protegernos y prevenir la propagación del coronavirus. Sin embargo, no está de más repetir estas recomendaciones.

Sigue Practicando el Distanciamiento Social

Según los CDC, la mejor manera de prevenir la enfermedad es evitando la exposición al virus. La COVID-19 se transmite de persona a persona a través de las gotículas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Incluso una persona sin ningún síntoma puede propagar el virus, por lo cual es importante continuar practicando el distanciamiento social: mantente a dos metros (aproximadamente seis pies) de distancia de las demás personas y evita los lugares aglomerados y las reuniones masivas.

Lava Tus Manos Frecuentemente

Sí, necesitas seguir lavando tus manos con frecuencia, especialmente después de que has estado en lugares públicos o luego de haberte sonado la nariz, tosido o estornudado. Lava tus manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos o utiliza gel antibacterial con un contenido de al menos 60% de alcohol. Y por último, pero no menos importante, evita tocarte los ojos, nariz y boca si no te has lavado las manos.

Cubre tu Boca y Nariz al Estar en Lugares Públicos

Todos deberán usar una cubierta para la cara de tela – ya sea una mascarilla, un pañuelo o una cubierta para la cara hecha en casa – al estar en lugares públicos y cuando es difícil mantener las medidas de distanciamiento social, incluyendo las salidas al supermercado o a la farmacia. Según se recomienda en los lineamientos actuales de los CDC, no hay necesidad de utilizar un cubrebocas quirúrgico ni una mascarilla N95 con válvula de exhalación. Estos suministros críticos deben conservarse para los trabajadores de servicios de salud y el personal de primeros auxilios.

Asegúrate de que tu mascarilla se ajuste debidamente. Debe cubrir tu nariz y boca y estar ceñida cómodamente a los costados de tu rostro. Aunque tu mascarilla debe estar compuesta de varias capas, debe permitir que respires sin impedimentos.

También es de igual importancia que al regresar a casa, te retires la máscara cuidadosamente, evitando el contacto con tus ojos, nariz y boca y que la laves con regularidad.

Utilizando Guantes al Estar en Lugares Públicos

“Puede ser que utilizar guantes al estar en lugares públicos te ayude a sentirte más seguro, pero si no los usas perfectamente, podrían enfermarte con facilidad”, dijo Brandie Anderson, enfermera registrada, con maestría en salud pública, certificada en control de enfermedades infecciosas (RN, MPH, CIC, por sus siglas en inglés) y directora de prevención de infecciones del centro médico Banner - University Medical Center Tucson. “Piensa que tocar los gérmenes que se encuentran en las superficies es parecido a tocar pintura roja. Si traes guantes y tocas la pintura roja (los gérmenes), entonces, todo lo demás que toques con los guantes, se contaminará con la pintura roja (los gérmenes), incluyendo tu teléfono móvil, tus llaves, tus ojos, nariz o boca”, explicó.

Lo más seguro que puedes hacer es lavar tus manos a consciencia o utilizar gel antibacterial antes de tocar tus efectos personales o tu cara.

Mantén Hábitos Saludables para Reforzar tu Sistema Inmunológico

A medida que empezamos a salir, es importante mantener saludable tu sistema inmunológico para reducir el riego de enfermarte. Continúa con tu rutina de ejercicio, obtén el suficiente descanso, asegúrate de tomar bastante agua y consume una dieta saludable (en inglés).

Quédate en Casa lo Más Posible

Todos estamos ansiosos por retomar nuestras vidas normales y regresar al mundo. Pero mientras no haya una cura o una vacuna contra la COVID-19, lo más seguro que puedes hacer es mantener tu distancia de los demás quedándote en casa.

Las Medidas de Protección Funcionan de Manera Conjunta

“Cada una de estas recomendaciones sólo es efectiva parcialmente”, señaló Anderson. “Si practicamos el distanciamiento social, pero no nos lavamos las manos con frecuencia, seguimos teniendo el riesgo que levantar gérmenes de las superficies que tocamos y que luego, que estos entren en nuestros cuerpos al tocar nuestros ojos, nariz o boca”, aclaró. Al practicar todas estas recomendaciones, funcionan de manera conjunta para reducir el riesgo de transmitirnos el virus a nosotros mismos y a los demás.

Para obtener la información más reciente acerca de la COVID-19 o para conocer los pasos que Banner Health está tomando para garantizar que sea un lugar seguro para la atención médica (en inglés), visita bannerhealth.com.

COVID-19 Enfermedades infecciosas RRR
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *