AtĂ­endeme
Qué debería saber sobre la diabetes gestacional

Escuchar la palabra diabetes puede ser preocupante, especialmente si está embarazada.“”’ Afortunadamente, gracias al diagnĂłstico y los tratamientos modernos, los diabĂ©ticos pueden vivir un estilo de vida saludable y activo durante el embarazo.

La diabetes gestacional afecta del 2 al 10 % de las mujeres embarazadas en los EE. UU. y muchas de las mujeres afectadas no tienen diabetes o síntomas de diabetes antes de quedar embarazadas. La diabetes gestacional puede afectar a cualquier mujer embarazada, pero es más probable que afecte a las madres mayores de 35 años y a las madres con antecedentes familiares de diabetes.

La buena noticia para las mujeres embarazadas es que la diabetes gestacional es manejable y a menudo desaparece una vez que nace su bebé. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) proporcionan recursos útiles para las mujeres que se enfrentan a este problema:

¿Qué es la diabetes gestacional?

Tal vez se pregunte, Âżpor quĂ© desarrollarĂ­a diabetes gestacional si actualmente no soy diabĂ©tica?“”

La diabetes gestacional ocurre cuando el cuerpo de una mujer embarazada no produce suficiente insulina y, como resultado, le cuesta convertir los azĂşcares adecuadamente.’’ La diabetes gestacional generalmente se busca entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

ÂżCĂłmo se diagnostica la diabetes gestacional?

En su segundo trimestre de embarazo, su mĂ©dico debe programar un examen de rutina para la diabetes gestacional. El examen es relativamente rápido y fácil: tomará una bebida azucarada con glucosa una hora antes de visitar a su mĂ©dico.’ Una vez en la oficina, le harán un análisis de sangre para medir los niveles de azĂşcar en la sangre.’ Si sus niveles son más altos de lo normal, necesitará pruebas adicionales para confirmar si tiene o no diabetes gestacional.

Factores de riesgo

PodrĂ­a estar en riesgo de desarrollar diabetes gestacional si:

  • Tuvo diabetes gestacional durante un embarazo anterior
  • Ha dado a luz a un bebĂ© que pesaba más de 4 kilos
  • Tiene sobrepeso
  • Tiene más de 25 años
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 2
  • Tiene un desorden hormonal llamado sĂ­ndrome de ovarios poliquĂ­sticos (PCOS)
  • Es afroamericana, hispana/latinoamericana, india americana, nativa de Alaska, hawaiana nativa o isleña del PacĂ­fico

La diabetes gestacional generalmente desaparece despuĂ©s de que nazca su bebĂ©, pero una vez que ha tenido diabetes gestacional, aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida.’ Los bebĂ©s nacidos de madres con diabetes gestacional tambiĂ©n tienen más probabilidades de volverse obesos cuando son niños o adolescentes y tienen más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Riesgos para la salud asociados con la diabetes gestacional

Según los CDC, existen varios riesgos para la madre y el bebé que pueden acompañar a la diabetes gestacional:

  • Un bebĂ© muy grande: un bebĂ© muy grande puede causar problemas durante el parto tanto para la madre como para el bebĂ©. La madre podrĂ­a necesitar una cesárea para dar a luz al bebĂ©. El bebĂ© puede nacer con daño nervioso debido a la presiĂłn sobre el hombro durante el parto.
  • Cesárea: una mujer que tiene diabetes que no está bien controlada tiene una mayor probabilidad de necesitar una cesárea para dar a luz al bebĂ©. A la madre le lleva más tiempo recuperarse del parto.
  • PresiĂłn arterial alta (preeclampsia): la preeclampsia ocurre cuando una mujer embarazada tiene presiĂłn arterial alta, proteĂ­nas en la orina y, a menudo, hinchazĂłn en los dedos de manos y pies. La presiĂłn arterial alta es más comĂşn en mujeres con diabetes y puede provocar que el bebĂ© nazca prematuramente y podrĂ­a causar convulsiones o un derrame cerebral en la mujer durante el parto.
  • Nivel bajo de azĂşcar en la sangre (hipoglucemia): si la diabetes de una mujer no se controlĂł bien durante el embarazo, su bebĂ© puede desarrollar rápidamente un nivel bajo de azĂşcar en la sangre despuĂ©s del nacimiento.’ El nivel bajo de azĂşcar en la sangre puede ser muy grave e incluso mortal si no se trata rápidamente.

Tratamientos

El embarazo puede ser abrumador para los futuros padres y madres. Controlar sus niveles de azĂşcar en la sangre y crear una rutina de tratamiento efectiva puede ser de gran ayuda para las madres que padecen diabetes gestacional.

El tratamiento para la diabetes gestacional puede incluir una dieta especial, ejercicio regular y control del azúcar en la sangre e inyecciones de insulina. Las mujeres pueden aprender más sobre la diabetes gestacional y la planificación de comidas en una clase de apoyo ofrecida a través de la clase Banner Health: Diabetes en el embarazo. Durante esta clase gratuita de dos horas, los participantes se reunirán con una enfermera y una dietista.

Si está en su semana 24 de embarazo, o más adelante, y no se le han realizado pruebas de diabetes gestacional, planifique su visita para reunirse con un mĂ©dico de Banner. Recuerde: la diabetes gestacional puede no tener sĂ­ntomas, por lo tanto, por su bien y el de su bebĂ©, es importante hacerse la prueba.’

Embarazo Diabetes Salud de la mujer
Mostrar su apoyo