AtiΓ©ndeme
La Hipertensión En Hombres

Todos hemos ido al doctor y una enfermera nos ha tomado la presión arterial. La enfermera nos coloca el brazalete con bolsa inflable a la altura del pliegue del codo, posiciona el estetoscopio debajo del brazalete y empieza a bombear para que se infle la bolsa. No hay mayor problema, ¿verdad? Ése no necesariamente es el caso si padeces de hipertensión, o lo que conocemos comúnmente como presión arterial alta (en inglés).

La hipertensión es un problema enorme que afecta a más de 100 millones de adultos en los Estados Unidos. También puede llevar a una gran cantidad de otros problemas de salud si no se atiende.  El doctor Jason Hatch (en inglés), un cardiólogo intervencionista de la clínica CardioVascular Institute de Banner Health ubicada en el norte de Colorado, nos explica la qué tan grave puede ser esta enfermedad para los hombres.

La hipertensión en hombres

En términos sencillos, la presión arterial es la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de los vasos sanguíneos al circular por el cuerpo. Se mide en milímetros de mercurio (mm/Hg) y se registra como un número sobre otro.

Para recordar, el primer número es la presión sistólica, que es la presión cuando late tu corazón. El segundo número es la presión diastólica, que es la medición de la presión entre los latidos.

Una presión saludable es de 120/80 mm Hg. Cuando rebasa 130/80, se considera como hipertensión en etapa 1. La hipertensión en etapa 2 es de 140/90 y por encima de esa medición.

El doctor Hatch advierte que la presión arterial varía continuamente y puede aumentar debido al estrés o cuando hacemos ejercicio. Es probable que no se nos dé un diagnóstico de hipertensión sino hasta después de que se nos mida la presión arterial en repetidas ocasiones.

La mala noticia para los hombres es que ellos son más propensos a desarrollar hipertensión que las mujeres.

El doctor Hatch indica que hay factores de riesgo que no se pueden modificar y que son:

  • Sexo – los hombres tienen mayores probabilidades de desarrollar hipertensión que las mujeres
  • Raza – los afroamericanos tienen mayor riesgo que las otras razas
  • Edad – las probabilidades de desarrollar hipertensión aumentan a medida que nos hacemos mayores
  • Antecedentes familiares – el doctor Hatch apunta que la hipertensión es dos veces más común entre las personas que tienen uno o ambos, padre y madre, hipertensos
  • Enfermedad renal crónica – las personas con enfermedad renal crónica tienen mayor riesgo de padecer presión arterial alta

Adicionalmente, hay algunos factores de riesgo que sí se pueden controlar y que incluyen:

  • Una dieta poco saludable que también es alta en sodio
  • No hacer ejercicio
  • Tener sobrepeso
  • Tomar demasiado alcohol
  • Fumar u otras formas de uso de productos de tabaco
  • Tener diabetes
  • Estrés

Tratamiento de la hipertensión

Una vez que un hombre es diagnosticado con hipertensión, deberá recibir tratamiento. El doctor Hatch afirma que la presión arterial alta sin atenderse puede conducir a la enfermedad renal, la enfermedad coronaria (cardiopatía isquémica), la enfermedad pulmonar, la enfermedad cardiaca y el derrame cerebral. También es uno de los principales contribuyentes a la enfermedad cardiovascular y la arteriopatía periférica, según el doctor Hatch.

El doctor Hatch expone que un componente clave del tratamiento para la hipertensión es la realización de cambios en el estilo de vida, tales como: la dieta (en inglés), la pérdida de peso y el ejercicio. El doctor Hatch recomienda la dieta DASH (en inglés), que es un acrónimo en inglés que se refiere al control de la hipertensión a través de la dieta (Dietary Approaches to Stop Hypertension).

“Se empieza por implementar la dieta DASH y hacer frente a los factores de riesgo”, dijo el doctor Hatch. “La dieta DASH sustituye la grasa saturada, el sodio y los azúcares por magnesio y potasio. Todos deberían de hacerlo”, agregó.

Puedes esperar que tu doctor te recomiende un cambio en tu dieta, perder peso y hacer ejercicio con un diagnóstico de hipertensión en la etapa 1. El doctor Hatch señala que estas acciones, por sí solas, pueden tener un impacto favorable en la presión arterial, pero estima que alrededor del 80% de los pacientes aún requerirán de medicamentos para promover su mejoría.

Tu doctor recomendará cambios en tu estilo de vida y medicamentos una vez que hayas recibido un diagnóstico de hipertensión en etapa 2. Algunos de los medicamentos que tu doctor puede considerar incluyen: los diuréticos, los bloqueadores de los canales de calcio, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA o ACE, por sus siglas en inglés) y los bloqueadores de receptores de angiotensina (BRA o ARB, por sus siglas en inglés).

El doctor automáticamente recetará medicamentos en algunos casos en los que el paciente ya tiene ciertas enfermedades. El doctor Hatch especifica que esas enfermedades incluyen: diabetes, enfermedad renal crónica y enfermedad cardiovascular.

La hipertensión y el derrame cerebral

Controlar la presión arterial es de crucial importancia. Como el doctor Hatch ya mencionó con anterioridad, puede conducir a varios otros trastornos, incluyendo el derrame cerebral (en inglés).

El riesgo de tener un derrame cerebral aumenta en los hombres que han tenido presión arterial alta sin control por años. El doctor Hatch explica que la hipertensión conduce a la acumulación de placa en las arterias que van hacia el cerebro. Se le llama arterioesclerosis a esta acumulación de placa y la hipertensión puede ocasionar que los vasos sanguíneos sean más propensos al dañar el recubrimiento de las arterias.

Alguien sufre de un derrame cerebral cada 40 segundos en los Estados Unidos según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) (en inglés). Los CDC también reportan que alguien muere debido a un derrame cerebral cada 4 minutos.

Según el doctor Hatch, la buena noticia es que a pesar de padecer de hipertensión, eso no significa que el daño ya está hecho. Puedes dejar los medicamentos y controlar la hipertensión con una pérdida de peso significativa y llevando un estilo de vida saludable. 

Lo principal para cualquiera, hombre o mujer, sin importar su edad, es conocer los números. 

“Habla con tu doctor acerca de tu presión arterial con regularidad”, dijo el doctor Hatch. “Si ya tienes conocimiento de padecer presión arterial alta y no te la han atendido, recuerda que te puede ocasionar problemas graves. Saber acerca de tu presión arterial es el primer factor de riesgo modificable para ayudarte a prevenir el derrame cerebral, el ataque cardiaco y la enfermedad renal”, finalizó.

Hipertensión Salud del hombre Salud del corazón
Mostrar su apoyo