Atíendeme
Depresión Posparto: No Es Sólo Tristeza Posparto

Traer a un bebé al mundo es un evento que cambia tu vida de muchas maneras. Tu cuerpo ha trabajado sin descanso durante todo el embarazo. Es un proceso hermoso y fascinante que tiene un impacto en todos los aspectos de la vida de la mujer. Y luego del parto, tu cuerpo se seguirá ajustando a una serie de cambios súbitos.

Estos cambios pueden tomar por sorpresa a las mujeres y se manifiestan de distintas maneras en cada una de ellas. Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), los niveles del estrógeno y la progesterona disminuyen rápidamente después del parto. Esto puede conducir a cambios químicos en el cerebro, detonando altibajos emocionales como sentimientos de tristeza y/o depresión posparto.

¿Cuál es la Diferencia Entre la Tristeza Posparto y la Depresión Posparto?

En el caso de la depresión posparto, los sentimientos tristeza y ansiedad pueden ser extremos y requerir de tratamiento profesional. En ocasiones, estos síntomas pueden confundirse con una tristeza posparto, popularmente llamada “baby blues”. En el último caso, los sentimientos de melancolía y decaimiento son relativamente leves, pasajeros (duran por sólo una semana o dos) y desaparecen por sí solos.

Ambos son comunes entre las mujeres que acaban de dar a luz. Según los NIH, la depresión postparto se presenta después de aproximadamente el 15% de los nacimientos. Pero cabe aclarar que muchas madres recientes optan por ignorar sus síntomas, así es que esta cifra podría ser mucho más elevada.

Síntomas de la Depresión Posparto

Las madres que tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio podrían estar experimentando una depresión posparto. Los síntomas de la depresión posparto incluyen:

  • Sentirse triste, desesperanzada, vacía o abrumada
  • Llorar más frecuentemente de lo normal o sin motivo aparente
  • Preocuparse o sentirse muy ansiosa
  • Sentirse malhumorada, irritable o inquieta
  • Dormir en exceso o no poder dormir, incluso cuando su bebé está durmiendo
  • Tener dificultades para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Sentir enojo o furia
  • Perder el interés en actividades que, por lo general, le parecerían agradables
  • Padecer dolores y molestias físicas, incluyendo dolores de cabeza frecuentes, malestares estomacales y dolor muscular
  • Comer demasiado o muy poco
  • Aislarse o evitar a la familia y a los amigos
  • Tener problemas para crear un vínculo emocional y de unión con su bebé
  • Dudar constantemente acerca de su capacidad de cuidar al bebé
  • Pensar en hacerse daño a sí misma o a su bebé

¿Estás en Riesgo?

Aunque la depresión posparto puede afectar a cualquier madre reciente, hay algunos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de que una mujer padezca de depresión posparto:

  • Síntomas de depresión durante o después de un embarazo anterior
  • Antecedentes de depresión o trastorno bipolar en otra etapa de su vida
  • Un miembro de su familia que ha sido diagnosticado con depresión u otras enfermedades mentales
  • Un evento de vida estresante durante el embarazo o poco después de haber dado a luz, tales como: la pérdida del empleo, la muerte de un ser querido, ser objeto de violencia doméstica o padecer alguna enfermedad
  • Complicaciones médicas durante el parto, incluyendo un parto prematuro o que el bebé nazca con problemas médicos
  • Sentimientos encontrados acerca del embarazo, aunque haya sido planificado o no
  • Una falta de apoyo emocional par parte de su esposo, pareja, familia o amigos
  • Problemas con el abuso de alcohol u otras drogas

Si estás en riesgo o sientes que has desarrollado un cuadro de depresión posparto, es importante que sepas que hay tratamientos eficaces para la depresión posparto. Los sentimientos que estás teniendo son normales. Muchas otras mujeres los han experimentado también. Aunque cada madre lleva su propio trayecto, es reconfortante saber que no estás sola.

Reúnete con un profesional de la salud mental (en inglés) para aprender acerca de cómo la Terapia Cognitivo-Conductual (CBT, por sus siglas en inglés) (en inglés), la Terapia Interpersonal (IPT, por sus siglas en inglés) (en inglés) y los medicamentos (en inglés) te pueden ayudar a superar la depresión posparto.

Si tú o alguien que conoces está experimentando los síntomas de la depresión posparto, visita a tu proveedor de servicios de salud (localizador en inglés) para emprender el camino hacia la recuperación.

Salud mental Depresión Bienestar Salud de la mujer Paternidad
Mostrar su apoyo