¿La embolización de fibromas uterinos es opción para ti?

UFE_Spanish

De un 20 a un 80 por ciento de las mujeres tendrán un fibroma uterino para los 50 años de edad, según la Oficina para la Salud de la Mujer (Office of Women’s Health). Para muchas mujeres, los fibromas (también conocidos como miomas), que son crecimientos no cancerosos que se forman en los músculos y tejido fibroso del útero, no requerirán de tratamiento, sino sólo de monitoreo.

Pero si estos fibromas crecen, pueden ocasionar problemas, incluyendo dolores y sangrados intensos. Hubo un tiempo en el que la histerectomía, que es el procedimiento quirúrgico para extraer el útero, era la única opción para las mujeres que padecían de síntomas extremos.

Hoy en día, hay una variedad de opciones dependiendo de la gravedad de los fibromas. Éstas incluyen:

  • Medicamentos: las opciones varían según los síntomas
  • Miomectomía: extracción quirúrgica de los fibromas
  • Ablación endometrial: desintegración del recubrimiento uterino
  • Histerectomía: remoción quirúrgica del útero
  • Embolización de fibromas uterinos (EFU o UFE, por sus siglas en inglés): un tratamiento mínimamente invasivo, no quirúrgico; uno de las opciones más recientes para el tratamiento de los fibromas

Acerca de la Embolización de Fibromas Uterinos

“Casi cualquier mujer que tenga fibromas uterinos es candidata para este procedimiento”, indicó la Dra. Paola Devis, una de las radiólogas de intervención de Banner University Medical Center de Tucson y el centro de cáncer de la Universidad de Arizona, University of Arizona Cancer Center.

La Dra. Devis señaló que la investigación ha demostrado que la EFU es segura y efectiva, y que tiene varias ventajas por encima de la cirugía.

“Dado que es mínimamente invasiva, la recuperación es más rápida y las complicaciones son menos frecuentes”, dijo. “Ciertas complicaciones que pueden observarse después de una operación, tales como lesiones a órganos cercanos, no se presentan luego de una EFU.”

Cómo funciona la EFU

La EFU comienza con una incisión pequeñísima luego de una sedación. Posteriormente, el doctor inserta un tubo flexible y delgado llamado catéter a través de esa incisión a una arteria mientras que un radiólogo de intervención utiliza un radioscopio para observar la trayectoria del catéter. La EFU funciona al restringir el flujo de sangre al fibroma y causar que éste se reduzca y que los síntomas disminuyan o desaparezcan por completo.

Lo que Puedes Esperar

“Con nuestras técnicas actuales, mínimamente invasivas y de manejo del dolor, una EFU se puede realizar como procedimiento de paciente externo, lo cual significa que es posible que puedas regresar a casa ese mismo día”, explicó la Dra. Devis. La mayoría de las mujeres se reintegran a sus actividades cotidianas luego de una semana del procedimiento.

Se considera una variedad de factores para determinar el mejor tratamiento. Estos incluyen la edad de la mujer y si desea embarazarse en el futuro. Si tienes fibromas uterinos, comenta acerca de estas opciones con tu médico. Y nunca temas solicitar una segunda opinión.

FUENTE: The StayWell Company, LLC
 
Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*