Menopausia: Conoce los síntomas para que sigas disfrutando la vida

woman-doing-pilates-92985075
Wickman-Debrapor Debra Wickman, MD

Cada mes, durante nuestros años fértiles, las mujeres experimentamos un ciclo menstrual (periodo o regla) que suele acompañarse por cólicos, fluctuaciones en nuestro estado de ánimo, antojos y sensibilidad en los senos. Luego de décadas de tener ciclos menstruales mes a mes, es probable que estemos esperando el día en que el periodo ya no sea parte de nuestras vidas. Al cumplir un año luego de nuestro último ciclo menstrual y una vez que nuestro doctor nos lo confirme, ¡podemos descartar los anticonceptivos y cupones de ahorro para productos de higiene femenina! Pero nuestra celebración puede ser interrumpida repentinamente por bochornos, insomnio, libido baja, confusión, aumento de peso y resequedad vaginal – síntomas que revelan que estamos entrando en la menopausia.

El rango de severidad varía dependiendo de la mujer, por lo que algunas experimentan síntomas mínimos, mientras otras sufren años de síntomas muy fuertes. La mayoría de las mujeres se encuentran en algún punto intermedio; cada una con su propia experiencia e interpretación.  

Perimenopausia

Durante los años fértiles, una glándula que se encuentra en el cerebro, la pituitaria, envía señales a los ovarios para que estos produzcan huevos maduros y ovulen. Por lo general, estas señales producen los efectos deseados en los ovarios, conduciendo a que la mujer experimente un ciclo menstrual regular. Las principales hormonas para la reproducción, producidas por los ovarios, son el estrógeno y la progesterona. Los ovarios y las glándulas suprarrenales producen testosterona. El tiempo que transcurre después de los años fértiles y previo a la menopausia se conoce como perimenopausia. Los óvulos se fatigan durante esta fase. La señal de la glándula se intensifica en un intento por “despertar” a los ovarios. A su vez, los ovarios responden de manera errática, frecuentemente produciendo más estrógeno que progesterona, lo cual a menudo puede conducir a:

  • Periodos irregulares
  • Sangrado abundante o prolongado
  • Sensibilidad en los senos
  • Aumento de peso
  • Insomnio
  • Altibajos emocionales

Es importante que tu médico evalúe otras posibles condiciones subyacentes; aunque en ocasiones el tratamiento es tan sencillo como reemplazar la progesterona o la testosterona. Los altos y bajos de la perimenopausia son a menudo más problemáticos que la menopausia, por lo que las mujeres no necesitan esperar que los ciclos menstruales paren para pedir consejo médico.

Menopausia

Eventualmente, la función de los ovarios llega a su fin. Éste es un proceso biológico natural que se llama menopausia y ocurre a la edad promedio de 51 años. Los síntomas de la menopausia suelen asociarse con deficiencias de estrógeno, progesterona y testosterona, y pueden incluir:

  • Bochornos (también conocidos como sofocos u oleadas de calor)
  • Sudoración nocturna
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Confusión
  • Lagunas mentales
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Fatiga (baja energía)
  • Dolores en las coyunturas y músculos
  • Líbido bajo
  • Irritabilidad o indeferencia 

La transición entre los años fértiles hacia la menopausia es distinta para cada mujer. Sin embargo, muchas mujeres reportan síntomas en común, en tanto que otras tienen experiencias singulares. Afortunadamente, hay maneras de reducir estos síntomas y mejorar nuestra calidad de vida.

Estilo de vida:

  • Consume una dieta balanceada. Elige una variedad colorida de frutas y verduras frescas.
  • Limita el consumo de alimentos procesados, cafeína y alcohol.
  • Si eres fumadora, trata de dejar el cigarro. Fumar puede detonar los bochornos, debilitar los huesos y provocar inflamación de la vejiga.
  • Incorpora actividades físicas a tu rutina diaria. El ejercicio mejora la densidad ósea, contrarresta el aumento de peso y levanta el ánimo.
  • Técnicas para el manejo del estrés, como la meditación y el yoga, mejoran tu capacidad para sobrellevar los síntomas.

Medicamentos:

  • La terapia hormonal representa una opción para muchas mujeres y se encuentra disponible en varias presentaciones, incluyendo: pastillas, parches, píldoras, tabletas, cremas, espray y anillos intravaginales. Tu proveedor de servicios de salud para la mujer te ayudará a conocer los riesgos y beneficios de cada método y juntos decidirán el plan de tratamiento adecuado para ti.
  • Incluso si no decides seguir un régimen de ejercicios sistemáticos, existen terapias vaginales localizadas que son seguras y pueden ayudar a mantener la salud y la función vaginal. Una intimidad sexual gratificante y satisfactoria puede y debería continuar durante la menopausia.
  • Hay medicamentos no hormonales disponibles para aquellas mujeres que elijan no utilizar terapia hormonal. Terapias alternativas como la acupuntura y la terapia hipnótica también pueden ayudar.

La terapia hormonal conlleva riesgos y beneficios potenciales. Obtén una cita con un proveedor de servicios de salud para la mujer (localizador en inglés) para examinar tus síntomas de la menopausia, historial médico, antecedentes familiares y estilo de vida. Tu proveedor trabajará contigo para personalizar tus opciones de tratamiento con el objeto de reducir los síntomas, mejorar tu calidad de vida y ¡volver a celebrar!

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

1 Comments

  • Terapia Quântica says:
    Atraente seção de conteúdo. Eu tropecei em cima seu  web site  e no capital de 
    adesão para afirmar que eu  obter na verdade  desfrutado conta 
    suas postagens no blog. Qualquer maneira  eu vou  
    estar assinando seu  alimenta e eu mesmo conquista você acessar consistentemente rapidamente .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*