Tratamientos Para Los Cálculos Renales: Tus Opciones

kidney-stone-pain-86672397

Muchas personas sufren de cálculos renales (también conocidos como piedras en el riñón), pero pueden no saber qué tratamientos están disponibles. El doctor Benjamin Lee (en inglés) es Jefe de Urología en el centro médico Banner - University Medical Center y practica la urología en Tucson. Nos comentó acerca de varios tratamientos y algunos datos acerca de los cálculos renales que podrían sorprenderte.

Consideremos las siguientes cifras para poner el problema en perspectiva:

  • Dos millones de personas visitaron al doctor a consecuencia de los cálculos renales, con un costo total en gastos médicos de $2.1 billones, en el año 2000.
  • Un 13 por ciento de los hombres y 7 por ciento de las mujeres padecerán de cálculos renales.
  • Una de cada 11 personas en los Estados Unidos desarrollará un cálculo renal.
  • Una vez que alguien ha desarrollado un cálculo, hay un 50 por ciento de probabilidades de que vuelva a desarrollar otro en 5 años.
  • Los cálculos renales miden desde 2 a 3 milímetros (muy pequeños) y pueden llegar a tener el tamaño de una mandarina.

No obstante, no todos los cálculos necesitan atenderse. Algunos son lo suficientemente pequeños para pasar por su cuenta cuando orinamos. El doctor Lee apuntó que hay un 80 por ciento de probabilidades de que un cálculo de 3 milímetros pase por sí solo. Las probabilidades bajan a 50 por ciento si el cálculo mide alrededor de 5 milímetros y se reducen al 20 por ciento cuando un cálculo llega a los 8 milímetros.

Así es que, ¿cuándo se deben atender los cálculos? Típicamente, el dolor surge cuando el cálculo o piedra bloquea el riñón, impidiendo el flujo de la orina. Según dijo el doctor Lee, se deberá atender la mayoría de los cálculos renales cuando hay hidronefrosis, el término que significa inflamación del riñón. El doctor Lee agregó que: “Cuando un paciente tiene riñón solitario, es decir, un solo riñón, se deberá retirar el cálculo antes de que ocurra daño a largo plazo o se pierda la función de ese riñón”. 

Tratamientos para los cálculos renales

El doctor Lee explicó los tres principales tratamientos quirúrgicos para los cálculos renales:

  • Litotricia (o litotripsia) extracorpórea por ondas de choque (LEC). Un urólogo puede optar por una litotricia cuando se trata de cálculos más pequeños. Este procedimiento emplea rayos X para ubicar el cálculo y pulsos acústicos emanados de un aparato de ultrasonido para romper el cálculo en fragmentos más pequeños. Una vez fragmentado, el paciente puede pasar el cálculo al orinar. Este procedimiento es mínimamente invasivo y se puede realizar de manera ambulatoria.
  • Uretroscopía. En este procedimiento, se inserta un pequeño telescopio flexible en el conducto uretral; el tubo permite que la orina fluya fuera del cuerpo. A partir de ahí, el telescopio se puede mover hacia la vejiga urinaria y el uréter, que es el ducto que une al riñón con la vejiga. Entonces, el médico puede usar láser para romper el cálculo en fragmentos más pequeños o puede capturarlo para removerlo. El aspecto más increíble de este procedimiento es que se realiza sin hacer ninguna incisión – es una cirugía que no deja ninguna cicatriz. Nuevamente, se trata de un procedimiento que por lo general, se puede realizar de manera ambulatoria.
  • Nefrolitotomía percutánea (NLPC). Es difícil de pronunciar, ¿no? Te interesará saber que, por lo general, los doctores emplean este procedimiento cuando se trata de cálculos más grandes y se realiza una incisión de alrededor de un centímetro. El médico hace esta esta pequeña incisión en la espalda baja para llegar hasta el riñón. Posteriormente, el doctor inserta un telescopio para localizar el cálculo. Se utiliza una sonda especial llamada litotriptor para romper el cálculo en fragmentos más pequeños y retirarlos a través de la incisión. El doctor Lee aclaró que este procedimiento es muy efectivo, pero requiere de destreza quirúrgica.

Luego de que el cálculo pasa o es removido por el doctor, lo más probable es que lo mande a analizar para saber qué tipo de cálculo es. Este estudio puede ser útil para determinar si hay algún medicamento que pueda prevenir la formación de cálculos en el futuro.

El doctor Lee agregó que más personas padecen de cálculos renales cuando la temperatura sube. Es fácil entender el porqué: las personas no se están hidratando adecuadamente. Es más difícil que se formen los cálculos renales cuando hay una ingesta adecuada de líquidos.

El doctor Lee ofreció un último consejo:

“La limonada puede ser de gran ayuda para prevenir la formación de los cálculos renales”, explicó. Esto es debido a que el ácido cítrico se adhiere al calcio y ayuda a impedir que se formen los cálculos de calcio. 

Así es que un vaso de limonada bien fría en un día cálido de verano puede ser exactamente lo que te recete el doctor. ¿Prefieres evitar el azúcar? Prueba un vaso de agua con una rebanada de limón.

Tags from the story
Written By
More from Jason Webb Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*