¿Qué es la faringitis estreptocócica?

woman-checking-sick-daughters-throat1

El inicio de la temporada de resfriados y gripes llena a los padres de preocupación y en ocasiones, esos virus e infecciones pueden desarrollarse más allá de los malestares comunes. Una muestra faríngea (de la garganta) y una prueba rápida en el consultorio de tu doctor puede revelar una de esas enfermedades: la amigdalitis estreptocócica.

“La bacteria que ocasiona la amigdalitis estreptocócica (los estreptococos del grupo A) tiende a permanecer en la nariz y en la garganta, así es que las actividades comunes como estornudar, toser o dar la mano propagan la enfermedad de una persona a otra con gran facilidad”, explicó el Dr. Ruben Espinoza, médico pediatra de la clínica de salud infantil Banner Children's Health Clinic en Mesa, Arizona.

Subrayó que por esa razón es de gran relevancia enseñarles a los niños la importancia de lavarse las manos; una buena higiene puede reducir sus probabilidades de contraer enfermedades infecciosas como la amigdalitis estreptocócica.

El Dr. Espinoza explicó que no todas las faringitis (infecciones de la garganta) son amigdalitis estreptocócica. La mayoría de las faringitis, que pueden venir acompañadas por secreción nasal, tos, ronquera e irritación de los ojos, son ocasionadas por los virus y suelen resolverse por sí solas, sin necesidad de tratamiento médico.

Un niño con amigdalitis estreptocócica desarrollará otros síntomas dentro de aproximadamente tres días, como lo son: 

  • Manchas rojas y blancas en la garganta
  • Dificultad para tragar
  • Inflamación de las glándulas del cuello (nódulos linfáticos)
  • Anginas rojas y crecidas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en la parte baja del estómago
  • Fiebre
  • Malestar generalizado e inquietud
  • Pérdida del apetito y náusea
  • Sarpullido
  • Cambios en la voz, con frecuencia apagada

Tratamiento

En la mayoría de os casos, los doctores prescriben 10 días de medicamentos antibióticos para curar la amigdalitis estreptocócica. La penicilina inyectada también está disponible y es tan efectiva como un tratamiento oral de antibióticos. Es probable que tu hijo ya no tendrá fiebre durante las primeras 24 horas de haber recibido la inyección de penicilina o iniciado el tratamiento oral y ya no será contagioso. Los demás síntomas empezarán a desaparecer al segundo o tercer día del tratamiento.

“Es importante que tu hijo o hija complete el tratamiento según fue prescrito aunque ya se sienta mejor. La bacteria puede permanecer en la garganta y los síntomas regresarán si deja de tomar los antibióticos antes de tiempo”, indicó el Dr. Espinoza.

El Dr. Espinoza agregó que un niño con amigdalitis estreptocócica que no es atendido podrá propagar la infección durante el periodo en que los síntomas sean más severos, pero podría seguir siendo contagioso por hasta por 21 días.

“La falta de tratamiento – o no concluir con los antibióticos como fueron recetados – podría poner a tu hijo en riesgo de enfrentar otros problemas de salud, tales como: la fiebre reumática (que puede causar daños permanentes al corazón), la escarlatina, infecciones en la sangre o enfermedades del riñón”, explicó el Dr. Espinoza.

Cuidados para tu Hijo cuando Padece de Amigdalitis Estreptocócica 

Puedes ayudar a tu hijo o hija a sentirse mejor mientras combate la amigdalitis estreptocócica.

“Asegúrate de proporcionarle suficientes líquidos para prevenir la deshidratación, incluyendo agua o ginger ale, especialmente si tiene fiebre”, recomendó el Dr. Espinoza.

Algunas bebidas que se deben evitar:

  • Jugo de naranja
  • Jugo de toronja
  • Limonada
  • Otras bebidas ácidas

Líquidos que pueden traer alivio:

  • Sopas o caldos
  • Té endulzado

“Tu hijo podrá regresar a la escuela y a sus juegos habituales en tan solo unos días si recibe los cuidados médicos adecuados, junto con suficiente reposo y líquidos”, dijo el Dr. Espinoza.

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*