Consejos para que tus hijos coman bien en restaurantes de comida rapida

Happy-family-at-dinner

No es ningún secreto que el deseo del consumidor de comer bien, aun cuando está de prisa, ha llamado la atención de la industria de comida rápida. Por ejemplo, McDonald’s ha incorporado opciones más saludables a su menú para dejar atrás su imagen de negocio de hamburguesas y su competencia también ha encontrado formas de agregar ensaladas, yogurt y frutas a sus cartas.

Ofrecer ingredientes frescos es otra manera de transformar la imagen de los restaurantes de comida rápida. Chipotle ha usado carne libre de hormonas por años. Panera Bread recientemente anunció su esfuerzo por eliminar ingredientes artificiales de la totalidad de su menú y hasta Subway ha eliminado los aditivos en su pan. A pesar de haber avances considerables cuando se trata de encontrar opciones saludables en los restaurantes de comida rápida, todavía hay que mantenerse al pendiente de los peligros que siguen al asecho.

En ocasiones, le resulta imposible a los padres evitar la ventanilla de un restaurante de comida rápida al estar haciendo malabares con las agendas apretadas de sus hijos. Ya sea que optes por las hamburguesas o estés considerando tus opciones en Panera, a continuación, encontrarás algunas sugerencias que ayudarán a los padres y a los niños a tomar las mejores decisiones.

Limita las papas fritas, guíate por las calorías

Pedir una hamburguesa no es una decisión terrible. Aunque muchas hamburguesas tienen un alto contenido de grasas, también lo tienen en proteínas. Ahora bien, sería una mejor opción si intercambias las papas fritas o los aros de cebolla por frutas frescas, una ensalada o alguna otra opción de verduras o frutas.

No es necesario ser demasiado restrictivo con tus hijos obligándolos a eliminar ciertos alimentos al 100 por ciento. Simplemente ayúdales a escoger mejor, prefiriendo las frutas y las verduras en vez de las papitas, las galletas y los alimentos procesados.

Puede serte útil revisar el modelo alimenticio de myplate.gov (en inglés), el cual promueve que la mitad de una comida sea compuesta por frutas y verduras.

Muchos restaurantes dan a conocer el contenido calórico de los platillos incluidos en sus menús. Esto puede ser un buen punto de partida para reducir las calorías y educarte al respecto. Saber cuántas calorías se recortan al sustituir la mayonesa por la mostaza y al eliminar el tocino de una hamburguesa, es algo útil que todo comensal debe tener en cuenta en situaciones futuras.

Pide una bolsa para llevar, elige bien lo que vas a tomar

El control de las porciones es crucial para una alimentación saludable y ya sabemos que la mayoría de las opciones en los menús de comida rápida incluyen suficientes calorías como para dos porciones. Podría ser bueno pedir una cajita o bolsa para llevar antes de empezar a comer para que no caigas en la tentación de acabarte todo el platillo.

Y acertar en la elección de la comida no funciona si la acompañas con una bebida de alto contenido calórico.  Aunque parezca increíble, mucha gente bebe sus calorías. Siempre es una buena idea mantenerte alejado de las bebidas altas en azúcar y tomar una botella de agua en su lugar.

Elije un aderezo saludable

Hay quienes no prefieren reducir su hamburguesa Whopper a una Whopper Jr. y que tampoco les interesa cambiar carne de res por pavo. La buena noticia es que muchos de los restaurantes de comida rápida ya ofrecen una amplia variedad de ensaladas – pero ojo con los aderezos y los condimentos.

Piensa: quizás elegir entre trocitos de tocino o queso, pero no los dos; es bueno incluir carnes magras, pero cuidado con los crutones y los aderezos que pueden resultar engañosos. Quédate con las opciones ligeras o bajas en calorías. La clave está en encontrar un balance.

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*