¿Así es que crees que padeces alergias alimentarias?

Food Allergies

Nos gusta la comida que nos gusta y la sola idea de ser alérgico a nuestro platillo favorito puede ser bastante difícil. Pastel, sándwiches, pasta, queso… ¿es real que tendrás que evitar estos alimentos durante el resto de tu vida? Como hay tanta desinformación al respecto, hablamos con el doctor William Culver (en inglés), quien es especialista en alergias e inmunología en la clínica Banner Health Clinic de Loveland, Colorado, para que nos compartiera su conocimiento acerca de las alergias alimentarias. Indicó que los síntomas relacionados con la comida tienden a malinterpretarse.

Según sondeos recientes, alrededor del 40% de los encuestados respondieron que tienen alergias alimentarias. Es posible que este porcentaje sea tan elevado porque muchas personas confunden las alergias alimentarias con las intolerancias alimentarias. Una alergia alimentaria significa que podemos medir la presencia de anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE) que reaccionan a ciertos alimentos en específico. La presencia de esos anticuerpos detona los temidos síntomas de la alergia alimentaria cuando se ingiere un alimento determinado y esos alimentos producen los síntomas cuando se consumen.

Los síntomas de la alergia alimentaria son inmediatos y ocurren de manera consistente cada vez que se ingiere ese alimento. Estos síntomas incluyen:

  • Comezón
  • Hinchazón de la lengua o los labios
  • Erupciones o urticaria
  • Dificultad para respirar
  • Vómito

Los síntomas más severos son potencialmente mortales.

En cambio, las intolerancias alimentarias pueden producir exceso de gases intestinales, distensión y malestar abdominal, pero no son potencialmente mortales como pueden llegar a serlo los síntomas de las alergias alimentarias. Los trastornos como la intolerancia a la lactosa o al gluten no son alergias por naturaleza ya que no hay presencia de ningún anticuerpo alérgico.

El doctor Culver explica que las personas frecuentemente piensan que síntomas, tales como: dolor de cabeza, molestias abdominales, escurrimiento nasal o constipación pueden estar relacionados con una alergia alimentaria, pero eso no es válido desde el punto de vista científico. Esos son, en realidad, síntomas de intolerancia.

¿Qué debo hacer si creo ser alérgico a determinado alimento?

Si cierto alimento te provoca molestias cada vez que lo ingieres, ya no lo consumas. Si tus reacciones a ese alimento son potencialmente mortales, lo deberás evitar por completo y hablar con tu doctor acerca de la realización de más pruebas. Tu doctor podría recomendar que visites a un alergólogo para realizar pruebas de punción cutánea o de sangre para determinar si deberás eliminar cierto alimento de tu dieta. Si en efecto, padeces de una alergia alimentaria potencialmente mortal, tu doctor te podría recetar una EpiPen para que la mantengas a la mano en caso de un evento adverso de naturaleza alérgica. En conclusión, los alimentos que provocan síntomas deben evitarse y sí se pueden consumir los alimentos que no provocan síntomas.

¿Qué tipo de pruebas hay para detectar las alergias?

Hay pruebas cutáneas y de sangre para detectar alergias (IgE) que pueden ser útiles para determinar a qué alimentos tiene una reacción alérgica esa persona. La punción cutánea expone la piel a posibles alérgenos. Típicamente, se realiza en el antebrazo o en la parte alta de la espalda y luego, se observa la zona para ver si surgen señales de una reacción alérgica. En las pruebas de sangre, se toma una muestra de la vena del brazo y se examina la cantidad de anticuerpos IgE presentes en la sangre. A mayor cantidad de anticuerpos IgE, es mayor la probabilidad de que esa persona tenga una alergia.

Desafortunadamente, las pruebas para las alergias no siempre son precisas. Algunas personas pueden realizarse una prueba de sangre y los resultados pueden no concordar con el historial de síntomas que esa persona presenta al ingerir determinado alimento. También pueden darse falsos positivos en donde los resultados de las pruebas muestran que el individuo presenta anticuerpos IgE con alimentos que nunca le han ocasionados problemas. Los falsos negativos resultan cuando no se muestran anticuerpos IgE con determinado alimento que siempre le ocasiona síntomas de tipo alérgico. Las pruebas para detectar alergias no se comparan con tu propia experiencia, así es que lo más indicado es que te enfoques en cómo reacciona tu cuerpo a distintos tipos de alimentos.

Otro problema es que, en realidad, sólo hay un tipo de prueba de sangre aceptada científicamente para detectar alergias: la prueba IgE. En tanto que hay otros tipos de pruebas como la IgG o de glóbulos blancos, no se ha demostrado su validez científica y por ese motivo, frecuentemente no son cubiertas por los seguros médicos. Por lo general, las pruebas caseras no son IgE, lo cual significa que no están validadas para la detección precisa de las alergias y podrían presentarse resultados cuestionables. Lo principal a comprender cuando se trata de las alergias alimentarias es que hay que determinar la relación causa efecto de los alimentos – debes monitorear si experimentas síntomas específicos cada vez que consumes cierto alimento. Si los síntomas son leves, podrías decidir que lo seguirás comiendo y aceptar que lo más probable es que presentes los síntomas. No obstante, si los síntomas son potencialmente mortales, es importante que seas muy cuidadoso y consultes los pasos a seguir con tu doctor en caso de que presentes una reacción alérgica.

Visita bannerhealth.com/services/allergy (en inglés) aprender más acerca de las alergias.

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*