Cómo obtener el máximo provecho del IEP de tu hijo

IEP Meeting

Hacerse cargo de un niño con una discapacidad o retraso en el desarrollo puede requerir de gran cantidad de energía, pero el cariño que ese niño brinda, hace que todos los esfuerzos valgan la pena. Quieres lo mejor para tu hijo y quieres asegurarte que tenga las oportunidades que necesita para alcanzar el éxito. Eso incluye cerciorarte que reciba la educción que necesita.

Si tienes un hijo con necesidades especiales, llegado el momento de enfocarte en su educación, te familiarizarás con los Programas de Educación Individualizada (Individualized Education Program, IEP, por sus siglas en inglés). Éste es un documento de vital importancia que resume la educación especial, apoyo y servicios que tu hijo requerirá en el entorno escolar. Básicamente, este plan es un contrato que realizan tú y la escuela.

Banner Academy es una escuela particular, acreditada a nivel nacional, que se encuentra en Tempe, Arizona y que trabaja con niños que tienen trastornos del espectro autista y con discapacidades emocionales y de aprendizaje. La directora de Banner Academy, Shari Carlsted y Tracy Bertlesman, una maestra de Banner Academy, explican los IEPs, qué esperar durante el proceso y cómo obtener el máximo provecho de un IEP.

¿Qué es in IEP?

Un IEP está cubierto por la ley federal para la Educación de los Individuos con Discapacidades, Individuals with Disabilities Education Act (IDEA) (en inglés), promulgada en 1990, cuando el Congreso reautorizó y expandió la ley para la Educación de los Impedidos (Education for All Handicapped Children Act, EHA). El propósito de IDEA fue el de garantizar las mismas oportunidades para todos los niños, independientemente de la discapacidad que presenten.

“Es un documento que ayuda a determinar los requerimientos de un estudiante dentro del aula para que reciba un acceso adecuado al plan de estudios”, dijo Carlsted.
Considéralo como el cauce o la ruta que seguirá la educación de tu hijo, que se desarrolla con su escuela, para asegurar que obtenga el máximo beneficio de su experiencia educativa. Carlsted y Bertlesman explicaron que el IEP puede incluir las necesidades académicas, sociales o emocionales de un estudiante.

¿Quién recibe un IEP?

Las escuelas públicas y las escuelas chárter (o escuelas autónomas) están cubiertas por IDEA, lo que significa que se les requiere que colaboren contigo en la elaboración de un IEP. Las escuelas privadas no están cubiertas, pero podrían ofrecer algunas alternativas. Las universidades no emplean los IEPs, pero podrían ofrecer servicios de apoyo.

Cualquier estudiante que califique para recibir educación especial puede recibir un IEP luego de ser aprobado por un equipo multidisciplinario de valoración (multidisciplinary evaluation team, MET, por sus siglas en inglés). Un MET deberá determinar si ese niño o joven cumple con los requisitos.

Carlsted y Bertlesman especificaron que no se puede solicitar un IEP inicial, pero que los padres de familia pueden pedir una evaluación para determinar si un niño califica para recibir educación especial. Si ése es el caso, el equipo pedagógico programará una reunión IEP.

Es importante señalar que un IEP es muy distinto a un Plan 504 (en inglés). Carlsted y Bertlesman aclararon que el IEP se utiliza para ayudar a los niños para que accedan a la educación especial cuando tienen una necesidad, en tanto que se establece un 504 cuando un niño requiere de acceso a la educación debido a una condición de salud, tales como la diabetes o el cáncer. El Plan 504 se establece entre los padres de familia y la escuela o la administración del distrito escolar. Por lo general, se requiere que sea acompañado por un escrito elaborado por un doctor.

La reunión inicial IEP 

Un elemento de gran importancia de un IEP es la reunión inicial en donde se elaborará el plan. Es importante que, como padre de familia, participes de manera activa en la reunión y deberás comprender lo que el equipo pedagógico está diciendo para asegurarte que tu hijo obtenga los mayores beneficios posibles del plan.

Cinco personas estarán presentes en la reunión inicial y en las reuniones anuales IEP: tú, tu hijo o hija, el maestro de educación especial, un maestro de educación general y algún representante de la escuela o el distrito escolar quien determinará lo que podrá proporcionar ya sea la escuela o el distrito por sí mismo o a través de un proveedor externo.

Carlsted y Bertlesman señalan que, por lo general, las reuniones iniciales IEP son complejas y contendrán gran cantidad de información. Se revisarán todos los componentes principales del IEP durante esa reunión. Estos deberán incluir:

  • Niveles actuales de rendimiento académico y desempeño funcional (Present Levels of Academic Achievement and Functional Performance, PLAAFP, por sus siglas en inglés)
  • Consideraciones para factores adicionales
  • Metas
  • Instalaciones
  • Evaluación de requerimientos estatales, distritales y del salón de clases
  • Planes de transición para los estudiantes de 14 años de edad o más en el día de la reunión IEP
  • Minuta de los servicios, servicios relacionados y requerimientos suplementarios del alumno
  • Cualquier información adicional que se requiera de manera específica para que ese estudiante reciba acceso razonable al plan de estudios

El resultado de esa reunión deberá ser un documento con el cual están de acuerdo todas las partes.  El equipo pedagógico te proporcionará un aviso previo por escrito que incluirá todas las decisiones que se tomaron durante la reunión y aquellas que fueron rechazadas.

Lo que puedes hacer para prepararte

Las reuniones IEP son un proceso complejo y las reuniones iniciales tendrán una duración de entre 60 y 90 minutos, dependiendo de las necesidades de tu hijo y hay algunas cosas que puedes hacer para prepararte en apoyo al proceso, apuntan Carlsted y Bertlesman.

Primero, puedes investigar acerca de los IEPs y los acrónimos que el equipo de educación especial utiliza. Conocer los acrónimos y la manera en que se estructuran las reuniones ayudará a agilizar el proceso.

Carlsted y Bertlesman señalan que lo segundo que puedes hacer es prepararte para negociar.

“Deberás comprender que no todos los deseos son necesidades y que el IEP responderá a las necesidades del estudiante según lo acuerde todo el equipo”, explicó Carlsted.

Carlsted y Bertlesman señalan que los padres de familia también deberán estar preparados para hacer preguntas, tantas como sean necesarias. Si oyes terminología que no entiendes, pide que te la aclaren. También querrás saber qué puedes hacer en casa en apoyo a la experiencia educativa. Aunque no sea un IEP inicial, las preguntas frecuentemente surgen días o semanas más tarde, y el encargado del caso (case manager) podrá ayudar a obtener esas respuestas.

Tú y tu equipo deberán revisar el IEP cada 364 días y esto no necesariamente se apega al calendario escolar. Por lo general, las reuniones anuales tienen una duración de entre 30 y 60 minutos.
Se hablará del progreso de tu hijo y se actualizará el plan según se requiera durante las reuniones anuales. También recibirás reportes de los avances durante el año, mismos que podrían coincidir con los periodos escolares, ya sean bimestrales, trimestrales o semestrales. Carlsted y Bertlesman agregan que tú o cualquier miembro de equipo también puede solicitar una reunión adicional en el transcurso del año.

Obteniendo el máximo del IEP

Hay algunas cosas que deberás hacer para aprovechar el IEP al máximo, advierten Carlsted y Bertlesman. El elemento más importante es la comunicación.

Puedes mantener la comunicación con los maestros de manera continua mediante correos electrónicos, lo cual te permitirá saber cómo va tu hijo y también puedes hacer cualquier pregunta que pueda surgir.

Principalmente, querrás estar en contacto con el encargado del caso durante el transcurso de todo el año. El encargado del caso es la persona que transmitirá tus dudas al resto del equipo en caso de que no estés seguro de cualquier aspecto del IEP o los avances de tu hijo. También podrás manifestar cualquier preocupación que tengas al encargado del caso.

“Usualmente, cuando se le comunica alguna preocupación al encargado del caso con tiempo, podrá comentar posibles soluciones con el equipo”, dijo Carlsted.

Un IEP es un elemento importante en la crianza de un niño con una discapacidad del desarrollo. Si crees que tu hijo o hija se podría beneficiar de un IEP, comienza el proceso solicitando que se le realice una valoración.

Visita bannerhealth.com/services/pediatrics/programs/banner-academy (en inglés) para conocer más acerca de Banner Academy.

¿Estás en busca de más información acerca de los IEPs? Visita: autismspeaks.org/tool-kit/individualized-education-program-iep-summary-process-and-practical-tips (en inglés).

Tags from the story
Written By
More from Jason Webb Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*