La importancia de la planificación anticipada

Advance Care Planning

La planificación anticipada de los cuidados suena como la última moda en los tratamientos médicos. Pero consiste de un conjunto de decisiones importantes que necesitas tomar para ayudarle a tus doctores a saber cómo atenderte en caso de que tú no las puedas comunicar por ti mismo. Las decisiones que tú tomes también le quitan la carga de tener que tomar las decisiones difíciles a tu familia.

Sarah Payne, médico osteópata (DO), es la directora de cuidados paliativos y de hospicio de Banner Health. Ella habló con nosotros acerca de la importancia de la planificación anticipada.

¿Qué es la planificación anticipada de los cuidados?

Si alguna vez has visto un drama médico en televisión, seguramente te ha tocado al menos un episodio en el que la familia se ve obligada a tomar decisiones difíciles con relación a un ser querido moribundo. La planificación anticipada puede evitarle a la familia que sea vea obligada a tomar esas decisiones porque ya están tomadas.

“La planificación anticipada consiste en tomar las decisiones acerca de tus cuidados médicos y de darlas a conocer, por escrito y comunicándolas a tu familia, amigos y quien sea que deba conocerlas”, explicó la doctora Payne.

Según la doctora Payne, la mayoría de los planes deberán incluir tu voluntad anticipada o los cuidados al final de la vida, tales como:

  • ¿Quieres una sonda de alimentación gástrica en caso de que ya no puedas deglutir?
  • ¿Quieres ser reanimado?
  • ¿Quieres recibir diálisis si tus riñones fallan?

Pero la planificación anticipada va más allá de eso. Incluye otros aspectos, como lo que te gustaría tener al final de tu vida… que pongan cierta música en tu habitación, algún alimento en particular, aromaterapia, cuidados de hospicio y oraciones junto al lecho de muerte.

Técnicamente, la planificación anticipada es un documento legal y debe considerarse como tal. Al crearlo, se releva a los familiares de tomar las decisiones difíciles en una etapa en la que posiblemente estén enfrentando las dificultades que les representa dejar a ese ser querido. Y se mantiene el control de esas decisiones a pesar de ya no poder tomarlas en ese momento.

¿Cómo empezar?

A la mayoría de las personas no les gusta pensar en su propia mortalidad. No obstante, es una conversación que realmente debes sostener con tu familia, amigos y quien sea que quieras que conozca tus decisiones. Comenzar sólo requiere de hacer un poco de investigación.

La doctora Payne apunta que puedes iniciar la planificación anticipada en cualquier momento y no es necesario hablar con un abogado o un doctor.

“Habiendo dicho lo anterior, sí es útil que lo comentes con tu doctor y un abogado puede ayudar con los trámites, como el testamento y los poderes que quieras otorgar”, agregó.

Recuerda que la planificación anticipada no reemplaza a un testamento que establece lo que deberá suceder con tus bienes en caso de que fallecieras. No obstante, sí puede incluir tu testamento.

La doctora Payne también cree que la mejor opción es iniciar la planeación anticipada con la mayor antelación y hablar de ello frecuentemente con las personas que quieres que la conozcan.

Señala que dos buenos sitios de Internet para iniciar la investigación son: Conversation Project y National Healthcare Decisions Day. Ahí se puede encontrar gran cantidad de información, incluyendo sugerencias de cómo iniciar la conversación con la familia y los amigos.

Hay diversos recursos en línea entre los cuales puedes elegir para ayudarte con tu planificación anticipada. Una de esas opciones es Five Wishes de Aging with Dignity, que la doctora Payne menciona porque su planteamiento es muy sencillo y abarca tanto los aspectos médicos como los que no lo son de la planificación anticipada.

El tiempo que se requiere para la planificación suele variar entre una persona y otra. Depende en buena medida de qué tanto has pensado acerca de ello antes de ponerlo por escrito o comentarlo. 

Los detalles de la voluntad anticipada

Puede ser que te estés preguntando a quién le debes comunicar tus deseos de planificación anticipada. La doctora Payne señala que en los términos más sencillos, se lo debes decir a quien tú quieras que lo sepa. Pero debes asegurarte de informarle al menos a quien le designes tu poder médico.También es bueno compartir tus deseos con tu doctor desde un principio para que los conozca antes de que no se los puedas comunicar. La doctora Payne dice que debes proporcionarle una copia por escrito de tus deseos a quien sea que quieras que la tenga, asegurándote que también tu doctor y quien te represente mediante tu poder médico reciban sus respectivas copias. Adicionalmente, te deberás informar si hay un registro de voluntades anticipadas en el estado en el que vives, lo cual te permitirá escanear el documento para que se mantenga en el archivo.

La doctora Payne cerró diciendo que ahora es cuando empezar a hablar de tu plan de cuidados anticipados.

“Empieza pronto, habla del tema con frecuencia y actualiza tu plan cada cinco años o en la medida en que se modifiquen tus condiciones de salud. Nunca es demasiado pronto para comenzar”, concluyó la doctora Payne.

Tags from the story
Written By
More from Jason Webb Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*