Dormir Para Alcanzar El Éxito

mother-cuddling-sleeping-baby-daughter

La mayoría de los padres de familia lo han experimentado, la temida batalla para acostar a sus hijos. En cuanto se menciona que ya llegó la hora de ponerse el pijama, los niños se encaprichan y se arman con una infinidad de pretextos para evitar la cama. Pero los expertos señalan que a pesar del disgusto que esto ocasiona, los padres no deben darse por vencidos porque el sueño es indispensable para el bienestar de sus hijos.

El sueño (o la falta de sueño) tienen un impacto mental y físico importante en los niños, dice la doctora Tamara Zach, una neuróloga de la clínica especializada Banner Children’s en Glendale. “En el ochenta por ciento de las ocasiones, la conducta y el aprendizaje mejoran cuando se mejora el sueño. Los niños están más tranquilos y menos irritables. No solemos darle su debida importancia al sueño, pero debemos hacerlo”, recomendó.

Se requiere del debido descanso

La memoria a corto plazo se consolida al dormir. Es una manera en que el cerebro almacena datos y retiene información. Este almacenamiento crucial no puede ocurrir cuando no hay suficiente sueño y la memoria puede verse afectada durante las horas de vigilia. Adicionalmente, también puede haber efectos negativos en las habilidades motrices y el sistema inmunológico.

“Con la mayoría de mis pacientes, me puedo percatar si tienen buenos hábitos de sueño durante los primeros cinco a 10 minutos”, agregó la doctora Zach.

El sueño también permite que las toxinas se eliminen del cerebro. Agregó que es posible que una deuda creciente de sueño aunada a una predisposición genética, pueda conducir a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la demencia más adelante en la vida.

¿Cuánto tiempo?

De manera que, ¿cuánto tiempo necesita dormir tu hijo?

El doctor Walter Castro, un especialista de medicina del sueño de Banner Children’s, proporciona el siguiente desglose por edades:

Nacimiento a 2 meses
  • 16 a 20 horas por día
3 a 12 meses
  • 9 a 12 horas por noche
  • 1 a 4 siestas (con 2 a 5 horas de duración)
1 a 3 años
  • 12 a 13 horas por noche
  • 1 a 2 siestas
3 a 5 años
  • 11 a 12 horas por noche
    • Siestas
6 a 12 años
  • 10 a 11 horas por noche
  • No se requiere de siestas
13 a 18 años
  • 9 a 9.5 horas por noche

Castro alienta a los padres de familia a vigilar las señales que indiquen que su hijo podría requerir de la atención de un especialista. “Si un niño de seis a 12 años de edad necesita tomar una siesta, no se considera como algo normal y se debe evaluar. Un adolescente soñoliento también podría necesitar una consulta con el especialista”, agregó.

Higiene del sueño

Ambos doctores subrayan la importancia de una rutina efectiva a la hora en que los niños se deben acostar. Proporcionan las siguientes recomendaciones:

  • Acostarse a la misma hora cada noche, de ser posible.
  • Suspender la actividad física (incluso los deportes) y el acceso a dispositivos electrónicos dos horas antes de acostarse.
  • Promover las actividades calmas, como la lectura o darse un baño, antes de acostarse.
  • Evitar la disrupción del sueño manteniendo todos los dispositivos electrónicos (incluyendo la televisión) afuera de la habitación.
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*