Cómo Manejar La Incontinencia Para Que No Te Sea Tan Preocupante

incontinence_spanish

La incontinencia: un tema del que a nadie le gusta hablar y muchas incluso se esfuerzan por ocultar con lo que se enfrentan a diario. Casi 1 de cada 2 mujeres experimentará este trastorno en algún momento de su vida – y es enteramente normal. Hay soluciones, ya sea un problema a corto plazo o crónico. La doctora Susan Lipinski (en inglés), una ginecóloga de la clínica de salud Banner Health Clinic en Colorado, brinda más información acerca de la incontinencia y ofrece sugerencias para que no represente una interrupción en la vida cotidiana.

Tipos de incontinencia

El término “incontinencia” no es más que otra palabra para describir una filtración de la orina. Hay un par de distintos tipos de incontinencia: por esfuerzo o por urgencia, y es útil saber cual de ellas estás padeciendo para decidir cómo atenderla.

La incontinencia por esfuerzo es la pérdida de orina que se produce cuando se tose, estornuda o se hace algún otro esfuerzo físico similar. Ocurre cuando los músculos del suelo pélvico son demasiado débiles.

La incontinencia por urgencia es la sensación de apremio por orinar. En ocasiones, esa urgencia puede ser tan fuerte que sea posible que la orina se escape antes de que llegues al baño. Ocurre cuando hay espasmos en la vejiga sin importar si está llena o no.

Hay que recordar que la incontinencia es muy común durante los primeros 6 meses luego de un parto y podría curarse espontáneamente a medida que sana el suelo pélvico. Es importante hablar con tu doctor si tuviste un embarazo reciente y los síntomas no parecen mejorar.

Cómo disminuir la incontinencia por esfuerzo

La manera más sencilla de disminuir la incontinencia por esfuerzo es mediante la práctica de los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios son fáciles de realizar y se pueden hacer en cualquier momento, en la comodidad de tu propio hogar.

Según la Asociación Nacional para la Continencia (National Association for Continence), el primer paso es ubicar los músculos. Piensa en los músculos que emplearías para detener la micción mientras estás orinando. Esos son los músculos del suelo pélvico. A continuación, lo único que debes hacer es contraer esos músculos por 5 segundos y luego, relajarlos. Repite la secuencia alrededor de 10 veces, 3 veces al día.

Tu médico de atención primaria podrá recomendarte a un especialista que puede ayudarte a fortalecer los músculos pélvicos en caso de que estos ejercicios no sean de efectivos. Otras opciones que podría recomendar tu doctor son el uso de un pesario –un pequeño dispositivo de plástico que se inserta en la vagina para prevenir las fugas de orina– o una cirugía.

Cómo disminuir la incontinencia por urgencia

Si sufres de incontinencia por urgencia, la doctora Lipinski recomienda que evites los siguientes para reducir los espasmos de la vejiga:

  • El café
  • Los refrescos oscuros
  • Los alimentos ácidos
  • La nicotina

Pregúntale a tu doctor si algún medicamento te puede ayudar – algunas mujeres han obtenido resultados favorables para reducir los espasmos con inyecciones de Botox a la vejiga. No obstante, es importante saber que también hay algunos medicamentos que pueden agravar la incontinencia. Si crees que esto te podría estar sucediendo, pregúntale a tu doctor si algún cambio en los medicamentos que tomas podría ayudarte a disminuir tu incontinencia.

También deberás hablar con tu doctor si tienes algún trastorno neurológico o diabetes, ya que la fuga de orina puede ser señal de que no se está vaciando la vejiga por completo, lo cual puede conducir a infecciones urinarias. En tanto que la pérdida de la orina no es una condición que amenace la vida, siempre debes revisarte en caso de una infección urinaria para mantener un estado de salud óptimo.

Visita: doctors.bannerhealth.com (localizador en inglés) para encontrar a un doctor cerca de ti.

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*