Trastorno disforico premenstrual

PMDD

Algunas mujeres experimentan ciertos síntomas físicos y emocionales que pueden interferir con sus actividades cotidianas antes de la menstruación. Por lo general, creemos que se trata del síndrome premenstrual o SPM (PMS, por sus siglas en inglés). Pero a veces, los síntomas pueden ser más severos, ocasionando lo que se conoce como trastorno disfórico premenstrual o TDPM (PMDD, por sus siglas en inglés).

Es importante reconocer la diferencia entre los síntomas y determinar si se trata de un SPM severo o algo más, y de ser así, cuáles son las opciones para su tratamiento. La doctora Sarah Schutte (en inglés), es una de las ginecólogas del centro de salud Banner Fort Collins Medical Center en Colorado, y nos acompaña para compartir información importante acerca del TDPM.

¿Qué es el trastorno disfórico premenstrual?

El TDPM es una forma más seria del SPM causado por una variedad de factores genéticos y ambientales. Tanto el TDPM como el SPM incluyen síntomas físicos o conductuales antes o durante los primeros días de ciclo menstrual, y en ocasiones, ambos.

El nivel de dolor que acompaña al TDPM o el SPM puede tener un impacto importante en diferentes áreas de tu vida, tales como tus relaciones interpersonales o tu vida laboral. Este nivel de dolor y qué tanto afecta tu vida puede ser de utilidad para determinar si lo que tienes es TDPM o sólo SPM.

Aunque es común presentar uno o algunos síntomas premenstruales, el TDPM sólo afecta al dos por ciento de las mujeres. El trastorno disfórico premenstrual se caracteriza por la presencia de al menos cinco síntomas, incluyendo un síntoma emocional que puede ser: altibajos en el estado de ánimo, irritabilidad o depresión.

¿Cuáles son los síntomas?

Las mujeres se familiarizan con los diversos síntomas que acompañan su ciclo menstrual a través de su propia experiencia ya que ésta puede ser distinta para cada mujer.

Ciertamente, hay más 150 síntomas físicos, conductuales, emocionales y cognitivos que se asocian con el SPM. Sin embargo, no todos ellos se presentan en cada mujer.

Uno o más de los siguientes síntomas conductuales (emocionales y cognitivos) deberán estar presentes:

Uno o más de los siguientes síntomas físicos deberán estar presentes para completar los cinco síntomas en total:

  • Problemas de concentración
  • Cambios en el apetito
  • Pérdida de interés en las actividades habituales
  • Disminución en el nivel de energía
  • Sensibilidad de los senos
  • Distensión abdominal o aumento de peso (en inglés)
  • Dolor de articulaciones (en inglés) o dolores musculares
  • Dormir demasiado o no lo suficiente (en inglés)

Habla con tu doctor acerca de la posibilidad de que padezcas TDPM si estás presentando uno o más de los anteriores síntomas.

Estos son los criterios para el diagnóstico del TDPM según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association, APA):

  1. Documentación de los síntomas físicos y conductuales (utilizando un diario) durante alrededor de un año.
  2. Cinco o más de estos síntomas deberán estar presentes durante la semana anterior a la regla, mismos que se detendrán a los pocos días del inicio de la regla.
  3. Los síntomas deberán estar presentes durante la mayoría de los ciclos menstruales ocurridos en el año que se documentó y estos síntomas deberán asociarse con un estado de angustia significativo o su interferencia con las actividades cotidianas.

Es importante señalar que a pesar de que el TDPM continuará durante la edad reproductiva, se resolverá por completo luego de la menopausia.

¿Cómo se trata el TDPM?

Los anticonceptivos orales son la principal vía de tratamiento para el TDPM y por lo general, se utilizan antes de administrar otros medicamentos. 

Si los anticonceptivos orales no te funcionan, el paso a seguir será probar los efectos de un inhibidor selectivo de recaptación de serotonina (ISRS o SSRI, por sus siglas en inglés). Este medicamento es un antidepresivo que se emplea para elevar los niveles de serotonina en el cerebro. Muchas mujeres prefieren probar los anticonceptivos orales antes que un ISRS, especialmente si la contracepción también es prioritaria. No obstante, si el anticonceptivo oral no calma los síntomas, se puede agregar un ISRS.

Cuando tanto los ISRS y los anticonceptivos orales no han tenido éxito, se puede utilizar un tratamiento para suprimir los ciclos menstruales por completo para ver si con ello se logra reducir los síntomas.

También hay algunas opciones alternativas, aunque no está garantizado que mitiguen tus síntomas. En ocasiones, se emplea la acupuntura para mejorar el estado de ánimo y los síntomas físicos. Otra opción alternativa es la incorporación de una rutina diaria de ejercicio, que podría ser de ayuda para aliviar de los síntomas. Adicionalmente, se han estudiado diversas vitaminas y suplementos como auxiliares para los síntomas del TDPM, incluyendo la vitamina B6, la vitamina E, el calcio, el magnesio y algunas otras.

Vista a tu doctor (localizador en inglés) para hablar acerca de las opciones de tratamiento si crees que podrías tener TDPM.

Tags from the story
Written By
More from Banner Health Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*