Lo Que Tu Popó Te Está Diciendo

healthy_bowel_movements

El cuerpo humano es una maquinaria fascinante, aunque debemos reconocer que hace algunas cosas desagradables. Por ejemplo, los movimientos intestinales. No son muy agradables, ¿verdad? Sin embargo, estos son parte del proceso normal de cualquier criatura viviente y todos los tienen: tu perro, tu gato, el pez que está en la pecera y tu bebé. Incluso, te podrá sorprender cuánto dice tu popó acerca de tu salud.

El doctor Kandarp Patel (en inglés) es médico osteópata y uno de los gastroenterólogos que atiende a pacientes en el centro médico Banner Estrella Medical Center (en inglés) de Phoenix, Arizona. Tiene 10 años en la práctica médica y dice que los movimientos intestinales pueden ser un indicador de tu salud.

Los básicos del popó

Hablar acerca de los movimientos intestinales puede ser vergonzoso para muchas personas. Pero lo primero que hay que recordar es que estos son totalmente normales.

Primero, hablemos de su frecuencia. Podrías preguntarte qué tan seguido se debe evacuar. En realidad, eso depende de cada quien.

El doctor Patel afirma que la frecuencia varía entre una persona y otra, con algunas que pueden tener tan solo 3 evacuaciones por semana. En cambio, hay quienes necesitan pasar al baño de 4 a 5 veces al día. ¿Acaso la frecuencia es indicador de un problema en el sistema digestivo? No necesariamente.

“Por sí sola, la frecuencia no es un indicador, siempre y cuando se encuentre dentro del patrón normal de cada quien”, expresó el doctor Patel. “Sería una señal preocupante si hay un cambio en ese patrón normal.”

Color

Todos sabemos lo que es de esperarse, pero el doctor Patel explica que el color tiene diversos componentes. Por ejemplo: lo que uno comió, algún medicamento que se esté tomando y otras cosas que uno puede haber ingerido, todos son factores del color. Adicionalmente, este color también puede cambiar como resultado de las enzimas intestinales, el desecho de las membranas mucosas gastrointestinales normales y la composición de la bacteria intestinal de cada individuo. El color de la evacuación cambia cuando ocurre un desequilibrio entre estos elementos.

DEl doctor Patel señala que debe preocuparte ver heces rojas, negras o de coloración muy oscura, mismas que pueden ser indicadores de sangrado gastrointestinal. Adicionalmente, las heces de color arcilla pueden ser señal de una obstrucción en el páncreas o en los conductos biliares.

Consistencia

Aunque no lo creas, hay una escala para evaluar la consistencia de las heces. Se llama escala de Bristol y va del 1 al 7. El número 1 es indicador de estreñimiento severo, mientras que el 7 indica diarrea importante. Una consistencia normal o “buena” va del 3 al 4 y tiene forma de salchicha, ya sea con pequeñas grietas en la superficie o lisa.

La consistencia de las heces seguramente sería señal de algún problema en el tracto digestivo, ¿no es así? El doctor Patel recalca que no se puede juzgar solamente con base en la consistencia.

“Las evacuaciones sueltas, acuosas o muy duras de nueva aparición pueden apuntar hacia una gran variedad de problemas gastrointestinales, así es que la mejor opción es que tu doctor valore estos síntomas”, recomendó el doctor Patel. Sin embargo, si cualquiera de los anteriores es parte de tu patrón intestinal normal, puede significar que los intestinos están moviendo los desechos con demasiada rapidez o lentitud.

Por lo general, los doctores no se preocupan demasiado por las heces que son flojas o duras de manera consistente. Lo que sí es relevante es la aparición de la diarrea o la constipación. Si ése es el caso, posiblemente es buen momento de consultar a tu doctor.

Y si alguna vez te has preguntado acerca de su olor, el doctor Patel detalla que dependerá de lo que comas y los gases que se forman a consecuencia de esos alimentos. Algunos alimentos tienden a provocar más gases, como la leche y los productos lácteos. Los frijoles, la coliflor, el brócoli y la col también pueden producir gases. Se conoce que el trigo, la avena y el elote también contribuyen a su producción.

¿Cuándo hay motivo para preocuparse?

Es necesario reiterar que querrás que un doctor te revise en cualquier momento en que haya manchas rojas en las heces o que éstas sean oscuras. Hay otros casos en los que también deberás hablar con un doctor.

El doctor Patel especifica que es una buena idea ver al doctor si observas sangre en el papel higiénico, ya que podría sugerir que hay algún problema en el colon distal (colon descendente y sigmoides) o el recto. La presencia de sangre en las heces podría ser indicio de problemas en la parte proximal del colon (ciego, colon ascendente y colon transversal), intestino delgado, estómago o esófago.

“Observar sangrado rectal aunado con dolor abdominal, pérdida de peso, anemia y cambios en los movimientos intestinales habituales es motivo de mayor preocupación ya que podría ser señal de cáncer de colon”, indicó el doctor Patel.

Los gastroenterólogos podrán solicitar una serie de estudios incluyendo análisis de laboratorio de las heces o la realización de exámenes directos al paciente, ya sea mediante una endoscopía o colonoscopía, para investigar cuál podría ser el problema. El doctor Patel expone que las pruebas de materia fecal pueden ser de utilidad para que los doctores localicen infecciones por bacterias o parásitos, busquen la presencia de sangre, señales de inflamación y otros indicadores que sugieran que el organismo no está absorbiendo los nutrientes.

En tanto que no hay una prueba que por sí misma pueda determinar todo lo que no esté en orden con una muestra fecal, el doctor pedirá los estudios que sean más apropiados con base en los síntomas que el paciente esté presentando.

Mantener un intestino contento

Entonces, ¿qué se puede hacer para que los movimientos intestinales sean fáciles y saludables? No es de sorprenderse que el doctor Patel diga que es el resultado de una combinación de factores: hacer ejercicio, ingerir suficientes líquidos y consumir una dieta alta en fibra.

Seguir las recomendaciones básicas que los doctores promueven cotidianamente como parte de una dieta y estilo de vida saludable en general, incluyendo: no fumar (en inglés) mantener un peso adecuado (en inglés), hacer ejercicio, minimizar la ingesta de alcohol y consumir una dieta rica en frutas y verduras (en inglés), ayudarán a mantener contento al tracto digestivo.

“También se deben hacer los exámenes de detección temprana en los intervalos recomendados”, agregó el doctor Patel.

Habla con tu doctor acerca de los estudios que puedas requerir, cada cuándo te los debes realizar y la dieta que debes llevar para mantener tu tracto gastrointestinal en buenas condiciones.

Visita: doctors.bannerhealth.com (localizador en inglés) para ayudarte a encontrar a un doctor.

Tags from the story
Written By
More from Jason Webb Read More

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*