Enseñame

Cómo la tecnología contribuye a encontrar las conmociones cerebrales más rápido

Imagine que su hija juega al “pillapilla” con algunos de sus amigos del vecindario. Gira la esquina y su cabeza choca contra la de uno de sus amigos. Después de un rato y de unas cuantas lágrimas, a su hija le crece un gran chichón en la frente y usted empieza a preguntarse si sufre una conmoción cerebral. 

Cuando se trata de decidir si llevar a su hija para que la examinen, tiene varias opciones. Por supuesto, podría considerar el servicio de urgencias, pero una opción más rápida y asequible es la atención médica de urgencia. Varias clínicas Banner Urgent Care utilizan BrainScope One, un dispositivo sencillo que puede detectar una conmoción cerebral en cuestión de minutos.

Diagnóstico de una conmoción cerebral

Las lesiones cerebrales traumáticas, que incluyen las conmociones cerebrales, son un problema grave. Las estadísticas de los Centros para el control y la prevención de enfermedades muestran que hubo aproximadamente 2,5 millones de visitas a los departamentos de urgencias por lesiones cerebrales traumáticas en 2014, un incremento del 54 % desde 2006. Entre ellas, aproximadamente 812 000 fueron de niños. Las caídas accidentales, el principal motivo de la lesión, provocaron cerca del 48 % de los casos notificados.

El Dr. Daniel Bates, máster en Ciencias, es el doctor de Banner Health que dirige las clínicas Banner Urgent Care del norte de Colorado. Explica que una tomografía axial computarizada, o TAC, es el método de referencia para determinar si se ha producido un daño estructural en el cerebro. Sin embargo, no todos los casos de lesión cerebral traumática necesitan una TAC. 

El sitio web de BrainScope cita un estudio de 2016 que demostró que el 91 % de los pacientes que se sometían a un TAC no presentaban daños estructurales. Aun así, en el 84 % de las visitas al departamento de urgencias en todo el país por lesión cerebral traumática, se realiza un TAC.

“La ventaja de BrainScope es que divide a los pacientes que presentan un riesgo bajo o alto de complicación por hemorragia”, afirmó el Dr. Bates. “Esto nos permite evitar TAC innecesarios en pacientes con riesgo bajo, lo que implica una exposición a radiación y un gasto importantes, además del tiempo que se pasa en el servicio de urgencias.”

¿Cómo funciona BrainScope?

El cerebro humano se comunica con otras partes del cuerpo mediante impulsos eléctricos. Por ejemplo, al tocar algo caliente, los impulsos eléctricos se desplazan desde la punta de los dedos a través de los nervios hasta el cerebro. Estos informan al cerebro de que hay un problema y, a continuación, este manda nuevas señales a los músculos, para que retiren la mano. Esto sucede casi al instante.

BrainScope One utiliza estas señales eléctricas para identificar problemas después de un lesión cerebral traumática. Ya que los daños estructurales afectarán a la manera en que estas señales eléctricas se desplazan, permite a los doctores determinar si existe un riesgo de daño estructural, según el Dr. Bates.

“BrainScope funciona obteniendo una medida de la actividad eléctrica del cerebro, un electroencefalograma”, afirmó el Dr. Bates. “A continuación, la máquina interpreta estos datos y el doctor obtiene una predicción del riesgo de lesiones graves.”

Así, contribuye a hallar daños estructurales, como hemorragias cerebrales, ¿pero qué pasa con las conmociones cerebrales? El Dr. Bates explica que BrainScope One también mide un índice de actividad cerebral basado en un EEG, que los doctores pueden utilizar para determinar si el paciente ha sufrido una conmoción cerebral. 

“Las conmociones cerebrales en sí no provocan ningún cambio identificable en los TAC”, afirmó el Dr. Bates. “Sin embargo, provocan cambios en la actividad eléctrica del cerebro, que es lo que BrainScope detecta y analiza”.

El Dr. Bates explica que una prueba normalmente tarda cinco minutos en prepararse y cinco en realizarse. Sin embargo, la duración de una prueba también depende del número de evaluaciones realizadas.

“También nos aporta una evaluación más objetiva de la conmoción cerebral que no se puede ‘manipular’”, afirmó el Dr. Bates. Se trata una consideración importante para los padres de jóvenes atletas que desean volver a jugar antes de lo que deberían.

El Dr. Bates indica que no existen herramientas perfectas para el diagnóstico de una conmoción cerebral y que todos los resultados de BrainScope tienen que interpretarse en una situación clínica, como cualquier prueba diagnóstica. 

Para encontrar un Banner Urgent Care cerca de usted, visite urgentcare.bannerhealth.com.

Conmoción cerebral Bienestar Medicina deportiva Seguridad Neurociencia

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *