Aconséjame

Seis Aspectos a Considerar Antes de Regresar a los Deportes Juveniles

Con el levantamiento de las órdenes de permanecer en casa a lo largo y ancho del país, algunos jugadores y sus entrenadores están ansiosos por volver al juego – y su fanaticada también está clamando por su regreso. Pero muchos de nosotros estamos lidiando con cómo lograr que esto sea posible.

Mientras que el deporte organizado a nivel nacional, como las Grandes Ligas de Béisbol, trata de conciliar las medidas de seguridad con su temporada 2020, ¿qué hay de la seguridad de los 30 millones de niños y adolescentes que participan en deportes juveniles en los Estados Unidos?

¿Cuándo será seguro que regresen nuevamente a entrenar? ¿Cómo podrán volver a participar en sus actividades deportivas? ¿Llegará a ser seguro en algún momento? Estas preguntas y más están pasando por la cabeza de muchos padres de familia y los jóvenes.

Quienes manejan las ligas de deportes juveniles en el país están consultando con sus departamentos de salud (en inglés) estatales y locales, así como refiriéndose a los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), para decidir si reanudar las actividades deportivas juveniles y cuándo y cómo hacerlo. Hay varias acciones y consideraciones que deberán implementar para ayudar a reducir el riesgo de la exposición y la propagación de la COVID-19.

Como padre de familia, conoces la crucial importancia (en inglés) que las actividades como el deporte representan para el bienestar emocional, físico y mental de la juventud. ¿Cómo equilibrar sus beneficios mientras pones de tu parte para proteger a tus hijos, al equipo, a las familias y a la comunidad?

Si las actividades deportivas juveniles comienzan a reanudarse en tu área, aquí tienes seis consideraciones (basadas en las recomendaciones de los CDC) (archivo PDF en inglés) a evaluar antes de mandar a tus hijos a la cancha, la pista, el campo o el tapete.

¿Qué edad tiene tu deportista?

Los atletas mayores podrían apegarse mejor a las medidas de seguridad y al distanciamiento social que los menores. En el caso de los jugadores más pequeños, podría ser que te soliciten que vigiles a tus hijos y te asegures de que cumplan con las medidas de protección (por ejemplo: que los niños permanezcan sentados con sus padres en vez de en el dugout) durante los entrenamientos y los juegos.

¿Qué tipo de contacto físico –y durante cuánto tiempo– tendrán con los otros deportistas?

Algunos deportes requieren de cercanía física durante cierto tiempo, así es que puede ser difícil que tu hijo mantenga el distanciamiento social (en inglés).

Habla con su entrenador o entrenadores para conocer las modificaciones que se llevarán a cabo. Éstas son algunas preguntas que puedes hacer si todavía no han compartido la información contigo:

  • ¿Se enfocarán más el desarrollo de las habilidades individuales en vez del contacto persona a persona?
  • ¿Escalonarán los horarios para dejar y recoger a los niños?
  • ¿Escalonarán las actividades para limitar el contacto?
  • ¿Pospondrán las salidas fuera de la comunidad?
  • ¿Se utilizarán cubiertas para la cara cuando los jugadores, entrenadores y demás personal no estén realizado actividades físicas vigorosas, como cuando estén sentados en la banca o interactuando con su entrenador?

¿Podrán utilizar su propio equipo y accesorios?

Existe la posibilidad de contraer la COVID-19 al tocar superficies y objetos en donde se encuentre el virus y después, tocarse la nariz, la boca o los ojos. De ser posible, es preferible que tus hijos lleven su propio equipo, como sus guantes, cascos y palos de hockey y que los limpies y desinfectes a profundidad luego de cada entrenamiento o juego. En el caso de equipo compartido, asegúrate de su debida limpieza y desinfección antes y después de que cada jugador lo utilice para reducir la propagación de la COVID-19.

También es importante que envíes a tus hijos con sus propios bocadillos y botella de agua para evitar que compartan comida y bebidas con los otros niños de su equipo.

¿Tus hijos tienen alguna condición preexistente de salud?

Habla con el entrenador si alguno de tus hijos padece asma, diabetes o algún otro problema de salud que lo podría poner en mayor riesgo de enfermarse de gravedad para determinar su nivel de riesgo (en inglés) y decidir si es seguro que se reincorpore al juego/competencia.

¿Cuentas con la flexibilidad de llevar y traer a tus hijos a todos los entrenamientos y juegos?

En tanto que los viajes compartidos podrían parecer indispensables para que los niños participen en las actividades extraescolares, que hagan ese tipo de viajes también podría poner a tu familia y a los demás en riesgo. Revisa el horario de las actividades de tus hijos para ver si tú o algún otro familiar que vive en casa los puede llevar y traer a esas actividades.

¿Estás de acuerdo con no asistir (mamá, papá, ser querido)?

Ya sea que a tus hijos les guste o no que estés presente cuando juegan o compiten, trata de evitar sus entrenamientos al menos que el entrenador y otro miembro del personal te pidan lo contrario. Es más fácil mantener el distanciamiento social y cumplir con las medidas de seguridad cuando no hay aglomeraciones, así es que procura que sólo vaya un integrante de la familia a ver el juego.

¿Permitirles Jugar o No Permitirles Jugar?

En última instancia, la decisión de que tus hijos participen en actividades deportivas en entornos interiores y exteriores es personal. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para cerciorarte de que tú y tus seres queridos estén seguros dentro y fuera de la cancha (archivo PDF en inglés) durante estos tiempos de incertidumbre.

Estas acciones incluyen:

  • Quedarse en casa si están enfermos
  • Llevar su propio equipo y accesorios
  • Cubrir la tos y los estornudos
  • Lavarse las manos a consciencia antes y después de participar en las actividades y compartir el equipo
  • Informar al entrenador o a un miembro del personal si no se sienten bien

Si tienes preguntas o inquietudes, comunícate con tu proveedor de servicios de salud para hablar acerca de tu riesgo personal y cualquier medida adicional que puedas implementar para proteger a tus hijos y a tu familia.

Vista bannerhealth.com o los CDC para obtener más información acerca de la COVID-19.

COVID-19 Enfermedades infecciosas Salud del niño Paternidad Medicina deportiva Bienestar
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *