Aconséjame
¡Dígale adiós al estrés que ocasionan los viajes por las fiestas!

¡Se acercan las fiestas! Significa que es tiempo de reunir a la familia, subirse a un avión y dirigirse a su ciudad natal para que los niños visiten a sus abuelos. Aunque le entusiasme la idea de ver a su familia y pasar tiempo en el lugar donde creció, podríamos apostar a que no todos ansiamos ese viaje. Entendemos que puede ser estresante viajar, especialmente con niños.

Este año, queremos ayudar, la Dra. Yazhini Srivathsal, psiquiatra en Banner Behavioral Health Hospital, comparte 8 consejos geniales para reducir al mínimo el estrés que ocasionan los viajes con motivo de las fiestas.

1. Realice algunas listas.

Termine con la preocupación constante por olvidarse de algo y escriba todo lo importante. Puede pegar una lista en la puerta de entrada que incluya lo que necesita hacer antes de salir, como revisar el correo o regar las plantas. Escriba una lista de cosas esenciales sin las cuales ni usted ni sus hijos podrían vivir. De esta manera, evitará tener que volver a buscar algo, lo cual pondría en riesgo todo el programa perfectamente planeado.

2. Planifique el día de viaje con tiempo.

A medida que se prepara para el viaje, tómese unos minutos para repasar cómo será su día de viaje. De esta forma, recordará cosas adicionales que podría guardar o hacer con tiempo para que todo salga según lo planeado. Una buena idea sería imprimir los pasajes, para no demorarse si la aplicación de su celular no funciona en la puerta del control de seguridad. ¿Usará el celular para ocupar el tiempo en el aeropuerto o durante el vuelo? Guarde un cargador portátil en su cartera para no quedarse sin batería. ¿Su familia lo recogerá en el aeropuerto? Envíeles la información del vuelo con tiempo así están al tanto de la hora de llegada.

3. Vuele temprano.

Tomar vuelos temprano es la mejor opción para evitar demoras en el embarque y el aterrizaje. Esto siempre es algo bueno, pero especialmente cuando se viaja con niños en las fiestas. También será una ventaja si tiene demoras inesperadas, cancelaciones o pérdidas de vuelos, ya que podrá conseguir otro vuelo para el mismo día, en vez de tener que pasar la noche en el aeropuerto.

4. Salga antes de lo calculado.

Planifique salir para el aeropuerto antes de lo que crea necesario. Tenga en cuenta que puede haber mucho tránsito, debe pasar por el control de seguridad, querrá llevar a los niños al baño antes de subir al avión, etc. Sentirse apurado es una forma de sumar estrés innecesario a su día.

5. Tenga a mano los documentos, los suministros de emergencia, así como cualquier medicamento.

Siempre que viaje, asegúrese de tener la información sobre el seguro médico a mano, por las dudas. Si va a conducir, asegúrese de tener todos los documentos necesarios, como la licencia de conducir y el seguro del automotor o la información sobre asistencia de emergencia en carretera. También asegúrese de tener un equipo de primeros auxilios en el auto, junto con otros artículos de emergencia, como balizas y cables puente. No se olvide de los medicamentos y lleve una dosis adicional, al menos para un día más.

6. Siéntase cómodo.

Descansar lo suficiente antes del viaje y consumir alimentos nutritivos a lo largo del día hará que se sienta mejor durante y después del viaje. Viaje con ropa y calzado cómodos, ya que puede vestirse con ropa más linda una vez que llegue. Asegúrese de hacer algún ejercicio de estiramiento o caminar durante el vuelo, al menos un par de veces.

7. Prepara el equipaje de mano con inteligencia.

Piense en lo que quiere llevar en el avión y lo que registrará. Coloque los líquidos en bolsas de un cuarto de galón y las computadoras portátiles en áreas de fácil acceso, así está listo al llegar a la línea del control de seguridad. Llevar refrigerios y algún juguete nuevo o favorito para cada niño le salvará la vida. Asegúrese de tener también entretenimiento suficiente para usted, como una copia de un buen libro, un audiolibro o videos. Una vez que pase por el control de seguridad, busque agua para tener disponible en caso de demoras a lo largo del camino. Por otro lado, piense muy bien lo que debe llevar y lo que debe dejar. No querrá tener que esforzarse en cargar todo lo que lleva al mismo tiempo que cuida de sus pequeños. Gracias a las compras y tiendas por Internet que hacen envíos a todas partes, la mejor idea es enviar los regalos, en vez de llevarlos con usted.

8. Piense en positivo y relájese.

De nada sirve preocuparse porque algo pueda salir mal, porque el día puede salir según lo planeado. Comprenda que hay algunas cosas que no puede controlar y confíe en que hizo lo mejor para prepararse para ese día. No se olvide de ser amable consigo mismo. Comprenda que las personas a su alrededor también pueden estar estresadas debido a tener que viajar por las fiestas y sea amable con ellos. Recuerde que las fiestas son para relajarse, disfrutar y divertirse. Tal vez se sorprenda al descubrir que el día de viaje se convierte en un hermoso recuerdo de las fiestas, así que recuerde no preocuparse por las pequeñas cosas. Entonces ahora, siéntese, relájese y ¡disfrute de las fiestas!

Salud mental Paternidad Salud del niño Fiestas
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *