Mejórame
Cómo sobrevivir a las fiestas cuando vive con el trastorno de ansiedad social

La mayoría de nosotros hemos experimentado pánico escénico en algún momento: esa ansiedad que se siente cuando tenemos que actuar o hablar en público. Está parado en el escenario con cientos de personas que los miran solamente a usted. Comienza a sentir sudoración en las manos. Se le acelera el corazón. La boca se le seca. ¿Recuerda esa sensación?

Ahora imagínese que esa sensación no solo aparece cuando está sobre un escenario, sino cuando cena con un amigo en un restaurante lleno de gente. Allí hay una persona al lado de la cocina horrorizada por la forma en que mastica la comida. Todo el mundo lo está mirando y lo critica. ¿Le gustaría estar en esa situación? 

A estas cosas se enfrentan todos los días las personas que tienen el trastorno de ansiedad social, y cuando se acercan las fiestas, el asunto se pone más difícil.

¿Qué es el trastorno de ansiedad social?

Según la Asociación de Ansiedad y Depresión de Estados Unidos (Anxiety and Depression Association of America), aproximadamente 15 millones de adultos estadounidenses viven con el trastorno de ansiedad social. También se conoce como fobia social. 

La Dra. Adeola Adelayo es psiquiatra en Banner Behavioral Health Hospital in Scottsdale en Arizona y explica que este trastorno genera una ansiedad paralizante que provoca que a la persona que lo padece le resulte prácticamente imposible participar en una actividad o evento social. 

"Es el temor o la ansiedad que ocurre cuando tiene que actuar o estar en un entorno social", explica la Dra. Adelayo. “En cualquier situación social, la persona se siente juzgada o criticada.”

En la mayoría de los casos, la Dra. Adelayo explica que la ansiedad social es un problema genético, pero existen casos en los que el disparador es una mala experiencia que se transforma en ansiedad en un contexto social. Por lo general, comienza en la preadolescencia y puede aislar bastante a la persona. 

"En el caso del pánico escénico, es posible que la persona evite esas situaciones. Pero con la ansiedad social, ocurre en casi todos los aspectos de una situación social en la que la persona siente que la están observando, algo difícil de evitar en la vida cotidiana", explica la Dra. Adelayo. "Afecta a la capacidad de la persona de progresar en la vida, ya que un aspecto clave del ser humano es su capacidad de sociabilizar".

Y cuando alguien tiene esta sensación de incomodidad en un evento social, se manifiestan los síntomas físicos que son típicos, explica la Dra. Adelayo. La persona comienza a sudar y a ponerse roja. El corazón comienza a latir más rápido e incluso puede tener dificultad para respirar. Algunas personas se sienten mareadas y, en casos extremos, pueden desmayarse.

Reconocer estas reacciones del cuerpo ante estas situaciones provoca que la persona comience a evitar esas situaciones para que no ocurran los síntomas físicos. Por lo general, la persona tiene ganas de realizar la actividad social, pero el miedo a que la critiquen junto con la respuesta física la disuade. 

¿Cómo se trata el trastorno de ansiedad social?

La Dra. Adelayo observa que la ansiedad social es una enfermedad médica que debe recibir un tratamiento como tal. Es mucho más que ser tímido, introvertido o ponerse nervioso por una situación social.

Las personas con ansiedad social a menudo están desesperadas por hacer las cosas que hacen los demás. La mayor preocupación por no tratar esta enfermedad es el aislamiento que le causa a la persona que la padece, lo cual provoca más problemas psicológicos y emocionales, que incluyen depresión, el consumo de drogas y, en situaciones extremas, intentos de suicidio.

La buena noticia es que la ansiedad social se puede tratar de manera muy similar a la depresión. Un profesional de la salud mental le hará una evaluación al paciente para determinar qué síntomas biológicos, psicológicos y sociales tiene, cuál es la gravedad y también para determinar el mejor tratamiento. 

Una de las principales herramientas que se utilizan es la terapia cognitivo conductual. A modo de ejemplo, la Dra. Adelayo explica que el terapeuta ayuda al paciente a ver que el peor escenario no es tan malo como se lo imaginan y esto puede aliviar bastante la ansiedad.

"La forma de pensar afecta a la forma de comportarse", explica la Dra. Adelayo. "Entonces, si cambia la forma de pensar acerca de una situación, cambiará la forma en la que responde a ella".

También explica que las personas que tienen ansiedad social nunca llegan a practicar lo que intentan evitar. No obstante, mientras más practica estar en un entorno social, más fácil resulta. La terapeuta ayuda a estos pacientes a trabajar en situaciones que les causan ansiedad y les brinda estrategias de adaptación para combatir la ansiedad.

Si los síntomas son graves, es posible que se recomiende tomar medicación y, al mismo tiempo, continuar con la terapia para adquirir habilidades.

La ansiedad social durante las fiestas

Cuando pensamos en las fiestas, por lo general nos reunimos con amigos y familiares para celebrar. Cuando una persona vive con ansiedad social, es posible que las fiestas representen un problema.

"Las fiestas suelen ser la época en la que las personas que viven con ansiedad social comienzan a consumir drogas o alcohol para atravesar esos días". La sociedad tiene muchas expectativas durante las fiestas.

La Dra. Adelayo ofrece estos consejos a sus pacientes para ayudarlos a en las fiestas:

  • Esté preparado. No se abrume con compromisos y comprenda que no tiene la obligación de asistir a todas las reuniones. Decida antes de que comiencen las fiestas a qué eventos sociales desea o tiene que asistir y haga solo eso. Una vez que lo haya decidido, puede trabajar con un terapeuta para desarrollar una terapia cognitiva conductual que lo ayudará a sentirse más cómodo en los eventos a los que eligió asistir.
  • Si toma medicamentos, asegúrese de tomar la dosis adecuada. Y también debe asistir a las sesiones de terapia, a fin de trabajar en los posibles escenarios que pueden ocurrir.
  • Lleve a un amigo. Esta persona será su compañero y alguien que sabe que vive con ansiedad social. Estará allí para ayudarlo si lo necesita.
  • Si es un evento familiar, llegue más temprano para ayudar. Puede ayudar a preparar el evento y crear un ambiente cómodo para cuando llegue el resto de los invitados. Podrá participar de la preparación del evento y ser anfitrión, y no se encontrará con algo que lo haga sentir incómodo. También puede ayudarlo a aumentar la autoestima.

La Dra. Adelayo también explica que tener una actitud positiva puede ayudar. Dese unas palabras de ánimo antes de salir. Dígase a usted mismo que está bien que le suden las manos y que el corazón se acelere un poco. Es simplemente una reacción de su cuerpo y no un motivo para entrar en pánico.

Maneras de ayudar

Es posible que conozca a alguien que tiene ansiedad social. Si desea saber qué puede hacer para ayudar a esa persona durante las fiestas, la Dra. Adelayo nos ofrece algunos consejos para tener en cuenta.

Si la ansiedad social paraliza a esa persona y le impide realizar las cosas que disfruta, sugiérale que busque ayuda. Dígale que no tiene nada de malo hablar con un terapeuta y que estará allí para ayudarla.

También puede ofrecerle ser su compañero de salidas para conocer a otra persona. La Dra. Adelayo describe esto como una persona que está dispuesta a ayudar para atenuar esa sensación exagerada de escrutinio. No tiene que hablar por la persona o entrometerse en cada situación, pero saber que usted la acompaña brinda una sensación de comodidad.

La Dra. Adelayo también nos recuerda que la persona no es simplemente tímida o antisocial. Es importante recordar que la ansiedad social es mucho más que eso, explica.

"Esto es mucho más que ser tímido. Una vez más, la ansiedad social es una enfermedad médica y, dependiendo de su gravedad, se puede y se debe tratar", explica la Dra. Adelayo. “Hay un tratamiento para combatirla y no tiene nada de malo pedir ayuda para vivir una vida feliz y saludable.”

Si usted o alguien que conoce parece tener el trastorno de ansiedad social, busque a un especialista en salud conductual que pueda ayudarlo.

Salud mental Ansiedad
Mostrar su apoyo
Comments 2
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *