Aconséjame

¿Están Bien Resguardados mis Medicamentos? Almacenamiento y Eliminación de Medicamentos Viejos

Las prácticas de futbol, las guarderías, los parques, las escuelas… Con las restricciones impuestas en tantos de los lugares favoritos de tus hijos, parecería que no hay ninguna alternativa más que estén en casa. Cerciorarte de que tu hogar sea un lugar seguro para que jueguen tus hijos es más importante que nunca (en inglés) durante la COVID-19.

Bryan Kuhn, doctorado en química farmacéutica (PharmD) y especialista en prevención de envenenamientos de Banner - University Medical Center Phoenix, se comunicó con nosotros para proporcionarnos orientación acerca de cómo resguardar los medicamentos en tu casa y desechar los medicamentos no utilizados. Estas pautas son aplicables incluso cuando tus hijos ya hayan regresado a la escuela y a jugar en los parques. El doctor Kuhn reiteró su recomendación principal: llamar al centro de información sobre envenenamiento y medicamentos Banner Health’s Poison & Drug Information Center, siempre que un niño pueda haber ingerido alguna sustancia tóxica o en caso de que tengas cualquier pregunta. Al comunicarte al centro de información, hablarás con personal de enfermería o farmacéuticos capacitados específicamente en el manejo de emergencias relacionadas con envenenamientos y medicamentos.

Resguardando los Medicamentos

Es probable que la primera imagen que se te venga a la mente sea la de los chiquillos explorando el botiquín, pero hay muchos más motivos para resguardar los medicamentos. El doctor Kuhn mencionó algunos escenarios comunes, pero que ignoramos frecuentemente, para minimizar los riesgos.

  • Los hijos mayores y adultos que deseen experimentar – Sobra decir que los medicamentos pueden ser extremadamente peligrosos si se abusa de ellos. El doctor Kuhn recomendó una caja fuerte para el almacenamiento de medicamentos en el caso de los padres que tengan hijos mayores… especialmente para las familias en que los jóvenes tengan un historial de uso de drogas.
  • Compartir el botiquín con tu pareja – Caer en la rutina diaria puede ser peligroso cuando se trata de alcanzar un medicamento. Guarda tus pastillas en un cajón distinto o en otra habitación que tu pareja para evitar confusión cuando la rutina los tenga en piloto automático.
  • Mezclar y consolidar los medicamentos – El doctor Kuhn advirtió en contra de combinar las pastillas en un solo envase. Incluso cuando una receta se está renovando y quedan unas pocas pastillas en el frasco anterior, el doctor Kuhn previno que: “dependiendo del plan del médico, la dosificación del medicamento puede variar entre una receta y otra. Combinar las pastillas podría conducir a que se revuelvan pastillas de apariencia idéntica, pero con distintas dosificaciones, unas más potentes y otras más bajas. Es fácil tomar una dosis mayor a la indicada cuando esto sucede”. Como excepción, el doctor Kuhn mencionó los pastilleros semanales, pero hizo hincapié en que hay que ser muy cauteloso al distribuir las pastillas y en sólo abrir un compartimento a la vez para tomarlas.
  • Agujas y soluciones inyectables – No importa tu edad, el manejo de las jeringas puede ser sumamente peligroso. Almacénalas fuera del alcance de los niños y mantente muy atento al manejarlas tú mismo. Desechar las agujas adecuadamente es tan importante como su almacenamiento. Consulta las instrucciones en la sección más adelante.
  • Medicamentos refrigerados – Es común que los antibióticos para niños se suministren en forma líquida y que requieran de refrigeración. Protege a tus hijos de beber un antibiótico por accidente explicándoles que es medicina, por qué no es algo que puedan consumir como una golosina y guardándolos detrás de otros artículos en los entrepaños superiores del refrigerador.
  • Tapas a prueba de niños – El doctor Kuhn nos alertó que no debemos fiarnos de las tapas “a prueba de niños”. “No hay una tapa que sea realmente a prueba de niños ”, indicó el doctor Kuhn. “De hecho, estas tapas están diseñadas considerando que sean lo suficientemente resistentes para disuadir a los niños, pero no tan resistentes que las personas mayores o quienes tengan una disminución en sus capacidades motoras, no puedan abrir”, subrayó. Agregó que los padres nunca deben permitir que los niños jueguen con los envases como si fueran un juguete cualquiera. Incluso un envase vacío y bien cerrado puede enseñarles a los niños que se puede jugar con las medicinas.

Cuando Descartar los Medicamentos

  • Medicamentos que no fueron utilizados – Puede ser que ocasionalmente, te encuentres con que tienes un excedente de medicamentos. Aunque puedas sentirte tentado a guardarlos para su uso en el futuro, almacenar medicamentos de prescripción puede llevar a que se consuman por accidente o a que se abuse de ellos. No conserves estos medicamentos, especialmente los analgésicos y otras drogas de las que se abusa comúnmente, ya que puede resultar en una provocación innecesaria para ti o para algún otro miembro de tu familia.
  • Medicamentos caducos – El doctor Kuhn aclaró que a pesar de que algunas drogas pueden hacerse tóxicas una vez que han vencido, esto no es común. Más bien, la potencia del medicamento puede disminuir al paso del tiempo, pero esto también puede ser arriesgado si quien lo utiliza está esperando que dicho medicamento contrarreste un síntoma peligroso.
  • Medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) – “Las personas suelen ser menos precavidas al tratarse de resguardar medicamentos que se pueden adquirir sin receta médica”, señaló el doctor Kuhn. “Incluso los medicamentos de venta libre pueden causarles daños graves a los niños, ya sea que se tomen en exceso o sin necesidad”, enfatizó. Resguarda tus medicamentos de venta libre y deséchalos cuando estén caducos de igual manera en que lo haces con tus medicamentos de prescripción.

Desechando las Pastillas y los Líquidos

Eventos como el Día Nacional de la Devolución de Medicamentos pueden haber sido cancelados, pospuestos o reubicados (en inglés) durante la COVID-19. Es posible que tengas que buscar otras opciones si estabas contando con esa ocasión para descartar tus medicamentos.

La farmacia o droguería local suele ser la mejor opción para la mayoría de las personas. Muchas de esas ubicaciones tienen un contenedor o servicio que destruirá los medicamentos con todas las medidas de seguridad. Algunas estaciones de bomberos también están equipadas para recibir medicamentos para su eliminación. En todos los casos, llama con anticipación para saber qué artículos reciben y lo que debes de traer para deshacerte de los medicamentos adecuadamente. Muchas farmacias no aceptan agujas, jeringas y soluciones inyectables. Para los anteriores, compra un recipiente para objetos punzocortantes (en inglés) y sigue las instrucciones para su envío a una instalación que eliminará estos materiales con las medidas de seguridad correspondientes. “No te deshagas de tus medicamentos tirándolos a la taza de baño o en el lavabo”, dijo el doctor Kuhn. Explicó que –por lo general–, los suministros públicos del agua no se filtran y eventualmente, cuando se hace en exceso, los medicamentos que ingresan a esos suministros podrían contaminarlos.

También hay servicios por correo que facilitan el desecho de las pastillas, al grado en que ni siquiera necesitas salir de tu casa. Es tan sencillo como vaciar las pastillas en una bolsa que contiene sustancias químicas diseñadas específicamente para neutralizar los ingredientes activos de los medicamentos, proporcionada por ese servicio y luego, tirar la bolsa a la basura o enviarla a cierta ubicación en particular. Estos servicios tienen límites, así es que hay que leer las instrucciones con detenimiento y seguirlas al pie de la letra. Considera también que estos servicios pueden tener costo.

Evita salidas innecesarias de un punto a otro durante la COVID-19, llamando con anticipación para confirmar si se aceptan tus medicamentos y los horarios de servicio. Llama al centro de información sobre envenenamiento y medicamentos Banner Health’s Poison & Drug Information Center si tienes cualquier duda acerca de tus pastillas o si tú o alguien que conoces tiene una emergencia relacionada con drogas o envenenamiento. Ya sea por una picadura de alacrán (o escorpión), una pregunta médica, recomendaciones de primeros auxilios o un posible envenenamiento, el número al que debes marcar es el (800) 222-1222. La asistencia está disponible en más de 150 idiomas, las 24 horas del día, los siete días de la semana. Para comunicarte al centro de información sobre envenenamiento y medicamentos directamente, por favor, llama al: (602) 253-3334.

COVID-19 Farmacia Paternidad Prevención de envenenamientos Seguridad
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *