Enseñame

Qué tiene que saber un padre sobre la primera menstruación de su hija

Un padre y su hija tienen un vínculo especial: en su cuento de hadas personal, ella es la princesa y él es el héroe. Y, conforme la hija va creciendo, experimenta todas las alegrías y problemas que conlleva hacerse mayor. La pubertad llega antes de que se dé cuenta y eso significa que la primera menstruación de su hija, o menarquía, está a la vuelta de la esquina.

Cuando a su hija le falta poco para tener su primera menstruación, el padre puede seguir siendo el héroe y ayudar a su pequeña en lo que puede ser un momento difícil. Russell Horton, doctor en osteopatía, especializado en pediatría, y Adrienne Burke Miller, enfermera obstétrica certificada, maestra en ciencias de la enfermería, explican los principios básicos para ayudar a los padres a entender la primera menstruación de sus hijas.

Antes de la primera menstruación

El Dr. Horton afirmó que existen unos cuantos aspectos que los padres deberían saber antes de que comience la inevitable primera menstruación, que normalmente ocurre en torno a los 12 y 13 años. Sin embargo, los factores genéticos, el tipo de cuerpo, el origen étnico y otros factores hacen que el momento real de la menarquía difiera de una chica a otra.

Cuando se trata de averiguar si a su hija le falta poco para tener su primera menstruación, el Dr. Horton dijo conocer los signos reveladores. Un importante signo del que se puede dar cuenta es que su hija está empezando a desarrollar los pechos.

“Normalmente, la primera menstruación se produce aproximadamente 2 años después de que empiecen a formarse los botones mamarios”, aseguró el Dr. Horton.

Es importante hablar con su hija antes de que comience su primera menstruación para ayudarle a comprender qué esperar, según Burke Miller. También cree que tener varias charlas breves, en vez de una sola charla larga, es mucho mejor. Aconseja que cualquier conversación sobre la pubertad sea abierta y honesta. Lo que tiene que hacer es que el tema no parezca un tabú.

Los padres deberían plantearse hacer un “kit de primera menstruación” para que sus hijas puedan llevarlo consigo, sobre todo en el colegio. Utilice un neceser pequeño e introduzca unas cuantas compresas pequeñas y una muda por si la menstruación comienza cuando está en el colegio.

Una vez que comienza la menstruación

Es probable que la primera menstruación dure entre 2 y 7 días, pero la duración puede variar bastante dependiendo de la chica. Para algunas chicas, puede ser un sangrado ligero, pero para otras puede ser una menstruación abundante que no dura tanto. El Dr. Horton comentó que el flujo de una menstruación depende de la chica y es difícil de predecir.

Es probable que su hija también tenga calambres con la menstruación. El Dr. Horton recomienda tomar ibuprofeno sin receta para ayudar y si los calambres son constantes y empeoran, puede servir el tomar ibuprofeno antes de que comience la menstruación y seguir haciéndolo a lo largo del ciclo. También puede probar a utilizar almohadillas térmicas y bolsas de agua caliente para ayudar a mitigar los calambres. Y asegúrese de que su hija bebe mucha agua.

¿Qué pueden hacer los padres?

El Dr. Horton explicó que la primera menstruación puede ser un momento muy difícil para cualquier chica y es importante que el padre mantenga la calma. También debería asegurarse de que su hija sabe que la menstruación es completamente normal y que usted está ahí para ayudarla.

“Que el padre tenga un plan preparado antes de la primera menstruación de su hija ayudará a que el padre también mantenga la calma”, afirmó el Dr. Horton.

Burke Miller dijo que también es muy importante que los padres recuerden evitar frases duras como “le pasa a todas las chicas” o “estarás bien”. Los padres deberían seguir mostrando apoyo y comprender que el inicio de una menstruación puede ser muy difícil e incómodo para su hija.

Por último, el Dr. Horton cree que esta es una gran oportunidad para que los padres demuestren que están ahí para ayudar a sus hijas en todos los aspectos de su vida. También les demuestra que quieren involucrarse en las vidas de sus hijas.

“Los padres deberían sentirse cómodos ayudando a sus hijas en este momento”, señaló el Dr. Horton. “Hacer que el tema no sea tan tabú e incómodo crea una transición sana hacia la adolescencia.”

¿Busca más información? Visite el American College of Obstetricians and Gynecologists para obtener información que lo padres puedan compartir con sus hijas. 

 
Salud del niño Paternidad
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *