Aconséjame

Consejos y trucos para viajar con un hueso roto

Hace 6 meses que reservó un viaje a México con sus amigos; el pasaporte está listo, y unas pocas semanas antes de despegar, acaba tropezando y rompiéndose el tobillo. ¿Qué debe hacer?

Dr. Steven Erickson, especialista en medicina deportiva e interna en Banner – University Sports Medicine and Concussion Specialists y en Banner - University Orthopedic and Sports Medicine Institute. Se reunió con nosotros para hablar sobre cómo se puede viajar teniendo un hueso roto.

¿Cuándo es seguro viajar?

Tener huesos rotos no es lo más divertido con lo que lidiar, sobre todo si tiene un gran viaje a la vuelta de la esquina. Afortunadamente, dado que está listo para el desafío de viajar con movilidad limitada, el Dr. Erickson aclara: “Es seguro viajar en coche o en avión con un hueso roto siempre que la fractura esté correctamente inmovilizada. En el caso de fracturas en las extremidades inferiores, es mucho más sencillo viajar con un andador de rodilla que con muletas. Los pacientes no pueden olvidar tener elevada la extremidad lesionada durante y después del viaje para disminuir la inflamación”.

Cuando quedarse en casa

Mientras que romperse los dedos de las manos o los pies puede ser más molesto que doloroso, es importante ser cautelosos con cualquier lesión antes de irse de viaje, incluso si solo es un viaje relámpago a la playa. Los puntos y las heridas abiertas se pueden infectar rápidamente, mientras que las lesiones graves, como una fractura de cuello o de columna pueden ser más molestas mientras se viaja.

“Siempre se debe tener cuidado para evitar más traumatismos en la zona afectada o en la escayola al elevar el equipaje, etc. La inmovilización de la extremidad inferior y viajar puede aumentar la incidencia de coágulos en la extremidad inferior. Los pacientes deben consultar con su doctor todo lo relativo a los viajes para conocer el modo de minimizar el riesgo de desarrollar coágulos de sangre”, aconsejó el Dr. Erickson.

Cosas que evitar

Si viaja con una lesión, es importante tenerlo en cuenta a la hora de planificarlo. ¿Se necesita un asiento extra en el avión si tiene que tener la pierna en alto? ¿Ya reservó esa aventura para practicar esnórquel? Las actividades bajo el agua suponen, sobre todo, un desafío para las personas con huesos con dispositivos ortopédicos, escayolados o inmovilizados, y probablemente tenga que evitarlas.

“Los pacientes pueden viajar en avión con un hueso roto e incluso, ir a la playa. Cuando un paciente puede estar expuesto a la arena o al agua, se debe proteger la extremidad escayolada con una bolsa de plástico para evitar que el agua o la arena penetren en la escayola y provoquen la irritación de la piel”, indicó el Dr. Erickson.

Puede que la lesión que sufre no impida que participe en su próxima gran aventura. Si usted o un ser querido tiene un hueso roto y tiene previsto viajar, reúnase con un médico de Banner para discutir acerca del plan de viaje que hará que se mejore con mayor rapidez y sin complicaciones.

Ortopedia

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *