Aconséjame

Cómo proteger la piel cuando está tomando este tipo de medicamentos

¿Ha desarrollado una repentina sensibilidad al sol? Antes de preocuparse en exceso, la respuesta podría estar en su botiquín.

Probablemente crea que protegerse del sol se limita a cuando pasa el día en la playa o sale fuera en verano, pero para los pacientes que toman determinados medicamentos, incluso viajar en coche puede provocarles una reacción al sol.

¿Qué está ocurriendo?

Determinados medicamentos tienen efectos secundarios por fotosensibilidad, lo que quiere decir que la luz de sol puede desencadenarlos.

A Denise Erickson le recetaron uno de estos medicamentos y un día estaba disfrutando del sol fuera de casa, lo que le provocó una dolorosa reacción.

“Seguía un tratamiento con antibióticos durante un par de días y pasé varias horas fuera, en el jardín”, explicó Erickson. “A la mañana siguiente, me levanté con una terrible erupción de color rojo en la cara, los brazos, las piernas e incluso en el cuero cabelludo”.

La erupción le picaba y le dolía y duró varios días.

“No me di cuenta de lo mal que estaba hasta que fui al trabajo y los compañeros me dijeron ‘estás muy, muy roja’”, comentó Erickson.

Según la farmacéutica de Banner Clinical, Cindy Boxerman, más allá del sarpullido, existe un mayor riesgo de que los pacientes con tratamientos fotosensibles sufran quemaduras solares.

Otros síntomas que puede provocar la luz solar incluyen:

  • Sensación de quemazón y escozor
  • Dolor
  • Ampollas
  • Inflamación e hinchazón
  • Picor
  • Oscurecimiento de la piel

Protéjase de la sensibilidad solar

Normalmente puede saber si su medicamento provoca fotosensibilidad al leer el prospecto.

“Si no ve una advertencia en el envase o en la etiqueta del producto recetado que está tomando, puede preguntarle a un farmacéutico”, añadió Boxerman.

Muchos tipos de medicinas pueden provocar fotosensibilidad, o sensibilidad solar, por ejemplo:

  • Varios antibióticos habituales, incluidos ciprofloxacino, doxiciclina y sulfametoxazol/trimetoprima (Septra)
  • Glibenclamida, fármaco utilizado para tratar la diabetes
  • AINE (ibuprofeno, naproxeno)
  • Algunos anticonceptivos orales
  • Difenhidramina (Benadryl), un antihistamínico
  • Alquitrán de hulla
  • Enalapril
  • Hidroclorotiazida
  • Itraconazol
  • Voriconazol
  • Griseofulvina
  • 5-fluorouracilo
  • Quinidina
  • Hidroxicloroquina
  • Dapsona
  • Ácido cinámico
  • Benzofenona
  • Ácido salicílico

Gestione el riesgo

Aunque pensar en quemaduras solares graves y sarpullidos pueda asustar, Boxerman afirma que no debe vivir con miedo a salir.

“Sé que no siempre es posible evitar la luz solar y tiene que caminar hasta el coche y los establecimientos, pero hay algunas estrategias para protegerse del sol que pueden ayudarle a minimizar los riesgos”.

Estas estrategias incluyen:

  • Utilizar protector solar a diario
  • Utilizar un sombrero de ala ancha
  • Vestir ropa que le proteja del sol
  • Buscar la sombra, cuando sea posible

Lea también Cómo seleccionar el mejor protector solar y proteger la piel.

Erickson se hace eco de este consejo para que otros no sufran la misma reacción que ella, añadiendo que debe prestar más atención cuando tome este tipo de fármacos.

“Por lo general, no piensas en ponerte protector solar cuando sales fuera para trabajar un poco en el jardín”, comentó Erickson, “pero hablar con el farmacéutico y tomar las precauciones necesarias puede servir para evitar que a alguien le suceda lo mismo que a mí”.

Si tiene dudas sobre los medicamentos recetados y la sensibilidad solar, llame a nuestra línea de Enfermería por Teléfono al (844) 259-9494.

Esta entrada se ha actualizado. Originalmente se publicó el 7 de julio de 2017.

Bienestar Farmacia
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *