Enséñame

El Popó de los Bebés: ¿Qué es normal y qué no lo es?

Todos hacemos popó, pero el popó de tu bebé es particularmente fascinante – especialmente durante los primeros meses de su vida. No has cambiado suficientes pañales si no has exclamado: “¿¡Qué es esto!?”, al abrir el pañal de tu bebé en al menos alguna ocasión. La variedad de colores, consistencia, tamaño y olores… No es de sorprenderse que sea un tema común de conversación entre los padres de familia y con el médico de cabecera del bebé.

Pero hay muy buenas razones para que te interese el popó de tu bebé. Esto es porque su popó te puede decir mucho acerca de su estado de salud y desarrollo.

“Es importante monitorear cuántas veces al día hace popó tu bebé y el color de su popó durante los primeros días y semanas de vida, ya que eso ayuda al pediatra a comprender cómo se está alimentando y cómo está creciendo tu bebé”, dijo la doctora Helene Felman (en inglés), una pediatra de la clínica Diamond Children’s Multispecialty Services Clinic (en inglés) de Tucson, Arizona. “Si un bebé está haciendo popó con regularidad, sabemos que está comiendo con regularidad y creciendo de manera normal”, explicó.

En tanto que cada cambio de pañal puede contener una nueva sorpresa, te podrías estar preguntando qué es normal y qué no lo es al referirnos al popó de tu bebé. La doctora Felman nos ayudó a conocer lo que podemos esperar.

La evolución del popó de tu bebé: Cómo va cambiando el popó a medida que crece tu bebé

El popó del recién nacido

La primera evacuación de tu bebé se conoce como meconio. Se verá oscuro, pegajoso, similar al chapopote y se limpiará con dificultad. Transcurridas las 24 a 48 horas, cambiará a un tono amarillo y la textura será granulosa. Imagínate una mostaza gourmet, como la Grey Poupon, ¡con perdón de juego de palabras!

El popó de los bebés lactantes

Los bebés lactantes tienen la mayor variedad en la frecuencia de las deposiciones, pero el color y la consistencia típicamente son suaves y lisos, asemejándose a la mostaza común. Se parece más a la consistencia de un puré que las heces de un niño o de un adulto. Por lo general, los bebés lactantes evacuarán después de cada vez que amamanten, pero la frecuencia puede disminuir a medida que van creciendo. Siempre y cuando el popó sea suave, no unas bolas duras, no se trata de constipación.

El popó de los bebés que toman fórmula

El popó de los bebés que son alimentados con fórmula (en inglés) tiende a ser ligeramente más sólido a pesar de seguir siendo suave y ocurre de una a tres veces al día. El color también tiende a ser amarillo oscuro, marrón (café) o verde.

Después de introducir alimentos sólidos

Una vez que los bebés empiezan a comer alimentos sólidos (en inglés), alrededor de los 6 meses de edad y sin importar si se les amamanta o se les da fórmula, sus evacuaciones se harán más sólidas y formadas. Siempre y cuando no estén produciendo bolas duras, esto es normal y no se trata de constipación.

La importancia del color al referirnos al popó de tu bebé

Aunque los colores como el verde, el marrón oscuro o el amarillo son peculiares tratándose del popó, en realidad hay sólo tres colores que la doctora Felman señaló como preocupantes: el negro, el blanco y el rojo.

“El verde, el naranja, el amarillo, el marrón y todo lo que caiga dentro de esa gama, son colores típicos para el popó de los bebés”, dijo la doctora Felman. “El marrón y el naranja son más típicos de los bebés que toman fórmula, pero también pueden ocurrir entre los bebés lactantes. Los colores de las heces de los bebés lactantes pueden variar según la dieta de su mamá. Pero si ves evacuaciones negras, blancas o rojas, llama al médico de tu bebé de inmediato”, señaló.

  • Popó negro: Podría ser indicador de sangre más vieja en las heces.
  • Popó blanco: Podría ser una señal de que el hígado de tu bebé no está funcionando como debiera.
  • Popó rojo: En muchas ocasiones, podría indicar sangrado. Podría verse como hilos o como mucosa, lo cual puede ser a consecuencia de una alergia a la leche (en inglés) o de fisuras anales.

“Si ves cualquiera de estos tres colores, toma unas fotografías y conserva el pañal en caso de que el doctor quiera hacerle estudios a las heces”, dijo la doctora Felman.

Para una referencia rápida, consulta nuestra Guía del Popó de Tu Bebé, a continuación:

Baby Poop Guide Spanish

¿Está constipado mi bebé?

Muchos padres de familia se preocupan al ver a sus bebés esforzarse al pujar o enrojecerse al evacuar, pero no te preocupes siempre y cuando sus heces sean suaves y de color normal. Según la doctora Felman: “Esto sucede con tanta frecuencia que hay un término médico para ello: disquecia del lactante”.

“Les pregunto a los papás: ‘¿Alguna vez has intentado hacer popó al estar acostado?’. Es difícil mover los intestinos en esa posición”, dijo la doctora Felman. “Puedes ayudarle a tú bebé a que pueda hacer popó con un masaje en su estómago y haciéndole bicicletas con las piernas, para poner presión en el abdomen y empujar el popó hacia afuera con más facilidad de esa forma”, recomendó.

Aunque no se trata de una emergencia, si tu bebé no ha hecho popó en cuatro días, habla con una enfermera o un doctor para saber si hay algo que puedes hacer para tratar de ayudarle a tu bebé a evacuar.

En conclusión

El popó de tu bebé será un tema de conversación durante los primeros años de su vida, pero es por buena razón. Su popó cambiará visiblemente a medida que crezca y empiece a comer sólidos. En tanto que la mayoría de los colores y texturas son normales, no te demores en llamar a tu doctor si te surge cualquier preocupación relacionada con las deposiciones de tu bebé.

Consulta los siguientes artículos para obtener más sugerencias para padres de familia:

Salud del niño Paternidad Infografía

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *