Aconséjame

Cómo gestionar el estrés por la pérdida de un trabajo

Nadie quiere estar en esta situación: ha perdido su trabajo. ¿Qué debe hacer ahora?

“No existe una manera perfecta de afrontar un cambio repentino e inesperado en las circunstancias vitales, como la pérdida de un trabajo”, comentó Scott Bartlett. Bartlett es un trabajador social clínico licenciado y director de servicios de gestión de casos de salud mental para Banner Behavioral Health Hospital.

Tener sentimientos intensos es normal, según Bartlett. “Para algunas personas, tomar medidas rápidamente puede ayudar a aliviar los sentimientos de incomodidad. Para otras, es necesario tomarse un tiempo para reconocer los sentimientos asociados a esta pérdida importante antes de poder seguir adelante”, apuntó Bartlett.

Sentimientos después de perder un trabajo

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), mientras que cada persona y su respuesta al cambio y a la pérdida puede ser diferente, es posible que sientan determinados síntomas mentales y físicos de estrés después de perder el trabajo, entre los que se incluyen:

  • Nervios o agitación
  • Insomnio
  • Pérdida de apetito o comer como escape emocional/comer en exceso
  • Pánico
  • Incapacidad para concentrarse
  • Ganas de llorar
  • Ira, reproche y/o rencor hacia su anterior empleador
  • Sentimiento de incompetencia o de culpabilidad
  • Preocupación, incertidumbre o miedo del futuro
  • Sensación de parálisis e incapacidad de realizar cualquier acción
  • Sensación de vulnerabilidad, insignificancia o un sentimiento de desamparo

Según Bartlett, es importante procesar estos sentimientos y evaluar de manera realista las circunstancias en torno a la pérdida del trabajo. “Si su empleador ha dejado claro que la decisión no tiene nada que ver con sus capacidades y habilidades para realizar el trabajo, asegúrese de recordar claramente esta información en sus pensamientos”, comentó Bartlett. Esto puede ayudarle a combatir sentimientos de duda. Por otra parte, Bartlett afirmó, “si su empleador comenta su rendimiento en el trabajo, comience por identificar cómo puede aceptar estos comentarios dolorosos y utilizarlos para tomar decisiones positivas para su futuro”.

Procesamiento de la pérdida

Cuando se trata de sentimientos de pérdida, no existe una manera “adecuada” de seguir hacia adelante; cada persona experimenta los cambios en la vida de su propia manera. No importa cómo lo procese, Bartlett ofrece estos consejos a tener en cuenta para lidiar con ello:

Identifique lo que puede controlar: a medida que avanza a través de su propia respuesta emocional, céntrese en lo que se mantiene firmemente bajo su control, como sus pensamientos diarios, qué elige leer, creer y en qué centrarse, y cómo y con quién pasar su tiempo.

Limpie su casa de forma emocional: identifique cualquier comportamiento o hábito personal que sea perjudicial o no apoye su crecimiento personal y profesional y trabaje para cambiarlos.

Cuídese: preste atención a su dieta, haga ejercicio e involúcrese o vuelva a involucrarse en cualquier práctica espiritual saludable. Deje que sus amigos y familia lo apoyen y lo animen.

Tenga una rutina diaria: escriba cómo planea pasar cada día y ponga de su parte para seguirla. El cambio repentino de no tener tiempo libre a tener demasiado puede crear problemas a la larga.

Explote su creatividad: tener un escape creativo o expresivo puede proporcionarle alivio y una recién descubierta energía para ayudarle en esta transición.

“Es importante reunir los hechos que rodean la pérdida de su trabajo y realizar una buena evaluación de lo que acaba de pasar antes de trazar el nuevo curso para buscar un nuevo empleo”, comentó Bartlett.

Seguir adelante

Cuando se sienta preparado, Bartlett sugiere estos pasos para prepararle para encontrar su siguiente trabajo:

  • Determine si necesita aprender una nueva habilidad: estudie el trabajo que busca y determine si existe una habilidad tangible que pueda mejorar con formación adicional o un curso de repaso para perfeccionar una habilidad que ya tenía.
  • Revise su currículum: asegúrese de que su currículum incluye la mayoría de las habilidades que ha adquirido recientemente y las tareas realizadas. Si la escritura no es su punto fuerte, considere contratar a un escritor de currículum para que le ayude a brillar sobre el papel.
  • Practique a la hora de escribir una carta de presentación: prepare una carta de presentación resumiendo sus actividades y aspiraciones profesionales, además de cualquier éxito o logro reciente que le gustaría destacar. Lea y repase lo que ha escrito y asimílelo, de forma que acepte y crea lo que está escribiendo.
  • Establezca contactos profesionales: deje que su red profesional sepa que está en el mercado laboral.

Experimentar la pérdida de un trabajo nunca es fácil. Para obtener ayuda para lidiar con esta desagradable experiencia, póngase en contacto con Banner Behavioral Health.

Salud mental Estrés

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *