Aconséjame

4 consejos para ayudarle a respirar de una forma más fácil durante los incendios forestales

La naturaleza es algo increíble y que tal vez no debería ignorar. Un ejemplo destacable son las grandes tormentas de polvo,llamadas haboob en inglés, que se producen durante la temporada de monzones en Arizona, pero para las personas con problemas respiratorios pueden ser peligrosas.

Si desconoce lo que es un haboob, es probable que quede impactado por la dimensión que pueden llegar a alcanzar. Por ejemplo, esta gran tormenta de polvo envolvió Phoenix hace unos años. Si no la recuerda o no la ha visto, vea este video de YouTube:

Parece una película de ciencia ficción antes de una invasión extraterrestre.

Pero este increíble fenómeno meteorológico y otros factores que afectan a la calidad del aire pueden provocar graves problemas para las personas con dificultades respiratorias. Imagine estar en un haboob si tiene asma, un enfisema o bronquitis crónica. ¿Qué sucede al vivir cerca de incendios forestales? Estos son los problemas a los que las personas del oeste se enfrentan cada año, por lo que las personas con dificultades respiratorias deben tener especial cuidado.

Para los haboobs, los expertos sugieren que todo el mundo debería limitar la exposición al haboob y quedarse en casa. Si tiene que salir fuera, lleve una máscara o cúbrase la nariz y la boca con un paño húmedo.

Los incendios forestales son como haboobs en los que se distribuyen partículas finas por el aire. Incluso las personas que viven a millas de distancia del incendio podrían verse afectadas por los efectos del humo. Las personas que padecen asma deberían prestar atención a su respiración. Algunas sugerencias de la Asociación Americana del Pulmón incluyen:

  • Quedarse en casa el máximo tiempo posible. Mantener cerradas las puertas, las ventanas y las compuertas de la chimenea. Si tiene un purificador de aire, utilícelo para hacer circular el aire o configure el aire acondicionado para que redistribuya el aire.
  • Si aparecen los síntomas, debería ponerse en contacto con su doctor o seguir un plan de acción para el asma.
  • Si tiene que salir fuera, lleve un paño húmedo y respire a través de él. Puede ayudar a filtrar las partículas que flotan en el aire.
  • Recuerde llamar a su doctor si cualquiera de los síntomas respiratorios no se alivian con los medicamentos o si desarrolla una tos persistente o tiene dificultad o dolor al respirar.

Esta entrada se publicó originalmente el 7 de mayo de 2014. Se ha actualizado.

Neumología y asma Bienestar
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *