Aconséjame
Cómo evitar los pies malolientes

Con el calor del verano, llega el momento de usar sandalias, chancletas y otros tipos de calzado para la piscina. Seguro que no desea tener que hacer frente al pie de atleta mientras intenta disfrutar del verano. El Dr. Brett Roeder, podólogo de Banner Health, comparte con nosotros algunos datos sobre los problemas en los pies y cómo evitarlos.

¿Qué es?

El pie de atleta es un infección fúngica de la piel de los pies, no es algo que tenga que ver con un atleta. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, está causado por una gran variedad de hongos y se pueden propagar por el contacto con la piel de alguien infectado o en zonas húmedas. Estas zonas incluyen duchas, piscinas, vestuarios, etc.

El pie de atleta se manifiesta como el agrietamiento o descamación de la piel entre los dedos de los pies o en la planta del pie.

Los síntomas incluyen:

  • Picor, escozor o quemazón
  • Ampollas
  • Agrietamiento, descamación y piel seca
  • Piel en carne viva
  • Uñas de los pies descoloridas y débiles
  • Uñas de los pies que se caen
  • Úlceras/llagas con líquido

¿Puedo evitarlo?

Es una afección que puede evitar. La principal forma de evitar el pie de atleta es tener una buena higiene en los pies.

Las uñas tienen que estar cortas para evitar que la infección se almacene. Asegúrese de que estén limpias y cuidadas.

Cuando esté en lugares públicos, es importante llevar calzado en las duchas y vestuarios públicos para evitar el contacto con los hongos.

Asegúrese de ventilar los pies a lo largo del día y no compartir sus zapatos, calcetines o toallas con nadie.

¿Cómo se puede tratar?

El Dr. Roeder nos da algunos consejos sobre qué hacer con el pie de atleta:

  1. Lávese los pies a diario con jabón y agua y no los deje mojados durante mucho tiempo, porque puede resecar la piel.
  2. Si le sudan mucho los pies, rocíelos con un espray antitranspirante.
  3. Si está realizando trabajos de mano de obra o similares, cámbiese los calcetines una vez al día.
  4. Evite llevar los mismos zapatos todos los días.

Afortunadamente, existen algunos métodos para hacer frente al pie de atleta en casa.

El Dr. Roeder sugiere lo siguiente:

  • Utilizar cremas tópicas antifúngicas de la farmacia para talones y arcos.
  • Utilizar espray antifúngico entre los dedos de los pies.
  • Una vez curada la infección, utilícelos durante otras 2-3 semanas.

Si no funcionan los agentes tópicos, acuda a un doctor para que tome una muestra de piel o uña. Le podrá recetar un medicamento oral para ayudarle con la infección.

Si la infección se expande a las uñas de los dedos de los pies, póngase en contacto con su doctor de inmediato. Esto es mucho más difícil de tratar y, por lo general, requiere un tratamiento agresivo, como la extracción de las uñas.

Para buscar un doctor cerca de usted, visite bannerhealth.com/physician-directory.

Bienestar
Mostrar su apoyo