Mejórame

Edema: ¿Cuál es la causa de la hinchazón en tus pies? (pantobillos)

El edema o la hinchazón en diversas partes del cuerpo es un problema común que casi todos hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas.

Ya sea que hayas comido demasiadas papas fritas con mucha sal la noche anterior o estés embarazada, hay días en que te podrías despertar por la mañana sintiendo que los dedos de tus pies parecen salchichas vienesas y tienes unos gruesos pantobillos, un término coloquial que combina las palabras “pantorrilla” y “tobillos”.

En ocasiones, no es más que lo esperado, pero en otros casos, el edema podría ser una señal de algo más serio. Esto es lo que debes saber acerca del edema, cómo atender la hinchazón y cuándo debes comunicarte con tu doctor.

¿Cuáles son las causas del edema?

Hay muchos factores, como el consumo de demasiada sal o la gestación de un bebé durante 9 meses, que pueden provocar que un exceso de líquido quede atrapado entre los tejidos de tu cuerpo. Permanecer sentado o parado durante mucho tiempo puede hacer que el líquido se baje y se acumule en tus piernas o en tus pies. Esta hinchazón incluso puede ocurrir como efecto secundario de ciertos medicamentos, como los que controlan la presión de la sangre.

Sin embargo, en algunas ocasiones, la hinchazón que estás experimentando podría ser, en realidad, una señal de advertencia de algo más serio como la insuficiencia venosa, la insuficiencia cardíaca congestiva, la preeclampsia (en inglés), o de una enfermedad del riñón (en inglés) o del hígado (en inglés).

¿Cuáles son los síntomas comunes del edema?

A pesar de que lo más común es que la hinchazón se presente en las piernas, los tobillos y los pies, lo cierto es que el edema puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el torso y sus órganos.

Las señales del edema son:

  • Hinchazón o inflamación del tejido
  • Piel brillante o estirada
  • Un hoyuelo que permanece en la piel luego de oprimir por algunos segundos (observarás el hoyuelo en el área en donde oprimas)
  • Piel enrojecida y caliente en el área de la hinchazón
  • Dificultad para mover las articulaciones

Si tienes cualquiera de estos síntomas, comunícate con tu doctor, quien podría solicitar algunos estudios para determinar cuál es la causa del edema. No obstante, deberás buscar atención médica de inmediato si estas experimentando estos síntomas junto con dificultades respiratorias o dolor de pecho.

“Es de particular importancia informar a tu médico de atención primaria si estás experimentando hinchazón de piernas junto con dificultad para respirar o dolor significativo en el área de la hinchazón, ya que estas pueden ser señales de una condición subyacente más seria”, dijo Colton Redding (en inglés), doctor en medicina osteopática (DO, por sus siglas en inglés), un médico familiar de Banner Health Center (en inglés), en Loveland, CO. “La hinchazón en conjunto con la dificultad respiratoria o el dolor en el área de la hinchazón pueden ser señal de insuficiencia cardíaca o de la formación de coágulos de sangre (en inglés)”, explicó.

¿Cómo se trata el edema?

“Su tratamiento es muy variable dependiendo de la causa, pero – por lo general – si la hinchazón se relaciona simplemente con la mala circulación o con una insuficiencia venosa, hay tratamientos sencillos, conservadores, que pueden ser muy beneficiosos”, dijo el doctor Redding.

Hay algunos ajustes de estilo de vida que puedes realizar en casa para los cuadros leves de edema:

  • Elevar tus piernas cuando estés sentado o acostado para mejorar la circulación de la sangre y disminuir la hinchazón.
  • Usar medias de compresión, que están disponibles en la mayoría de las farmacias locales.
  • Reducir tu ingesta de sal (en inglés), ya que el consumo de demasiada sal puede aumentar la retención de líquidos y empeorar la hinchazón.
  • Hacer ejercicio aeróbico con regularidad, según lo apruebe tu proveedor de salud, para mejorar la circulación de la sangre y el tono muscular.
  • No permanecer sentado o de pie por periodos largos sin tomar pausas para caminar o descansar tus pies.

“Pero si el edema es más serio, tu doctor podría recomendar otras opciones para su tratamiento, tales como tomar un diurético para ayudar a reducir la hinchazón o el ajuste de ciertos medicamentos”, finalizó el doctor Redding.

En perspectiva

En la mayoría de los casos, la hinchazón en las piernas y manos es benigna y se puede manejar con algunas modificaciones al estilo de vida. Dicho lo anterior, asegúrate de hablar con tu doctor acerca de tus síntomas, especialmente si estás embarazada. Lláma a tu doctor de inmediato si sientes dolor o notas enrojecimiento o calor cerca del área inflamada y tienes dificultad para respirar.

Visita bannerhealth.com para encontrar un especialista de Banner Health cerca de ti.

Atención primaria

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *