Mejórame

Lo que deben saber los padres primerizos sobre la roséola

Los padres de niños pequeños deben saber en qué consiste la roséola. Si bien la roséola no tiene efectos permanentes, suele hacer que los padres se preocupen. También conocida como la sexta enfermedad, la roséola afecta a los niños pequeños y es muy común.

Chinwe Egbo, doctora en Medicina y médica hospitalista pediátrica en Banner Health, explica que la roséola es una enfermedad viral muy contagiosa que se transmite por la saliva a través de las gotas de la respiración. Agrega que la provoca el virus herpes humano, HHV-6. 

La doctora Egbo explica que la roséola normalmente se da en niños entre 3 meses y 3 años de edad, pero el 90 % de los casos ocurre en niños de menos de 2 años. También señala que es más común en niñas.

Síntomas y tratamiento de la roséola

La roséola comienza con una fiebre muy alta de 104 grados que dura entre 3 y 5 días. Cuando la fiebre desaparece, el niño presenta erupciones pequeñas que no pican. La doctora Egbo indica que los niños infectados suelen mantener un buen estado de ánimo, pero pueden presentar diarrea, tos, nódulos linfáticos inflamados, manchas en la garganta y conjuntivitis.

Como puede suceder con fiebre sobre los 100 grados, algunos niños pueden experimentar ataques febriles—espasmos o convulsiones que son resultado de fiebres muy altas. Habitualmente, los niños menores de 6 años pueden tener un ataque febril. Además, la doctora Egbo afirma que entre el 10 % y el 45 % de los menores presentarán este tipo de ataques con la roséola.

La doctora Egbo explica que no existe un tratamiento específico para la roséola más allá de mantener al niño hidratado y controlar la fiebre con algún medicamento seguro para niños. Normalmente, el virus dura entre 4 y 7 días.

“Es una enfermedad autolimitante, lo que significa que se cura sola,” señaló la doctora Egbo. “Sin embargo, en los niños con el sistema inmunológico deprimido, el virus se puede reactivar, y, además, un caso grave puede provocar meningoencefalitis, miocarditis, neumonitis, hepatitis e insuficiencia de la médula ósea.”

En los casos poco comunes que son graves y amenazan la vida donde hay falla orgánica, el doctor puede probar el tratamiento con antivirales.

Cómo detener la propagación de la enfermedad

¿Qué se puede hacer para evitar contagiarse de roséola?

“Lavarse las manos es muy importante para evitar la propagación de la enfermedad,” dice la doctora Egbo.

Si cree que su hijo(a) tiene roséola, puede visitar al pediatra para tener más tranquilidad. Y no olvide que Banner Urgent Care ofrece atención sin cita previa y está disponible en muchas ubicaciones.

 
Enfermedades infecciosas Salud del niño
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *