Mejórame

Seis formas en que sembrar tus Propias frutas y verduras Mejora Tu Salud

Si estás en busca de una manera agradable de mejorar tu salud física y mental, considera la jardinería u horticultura. “Desde la construcción de tus conexiones sociales hasta el fortalecimiento de tu cerebro, hay muchos factores detrás de los efectos positivos para la salud de la actividad en el jardín”, dijo el doctor Loren Lasater (en inglés), un médico familiar de Banner Beyond (en inglés) en Arizona. Te presentamos seis formas respaldadas por la investigación en las que esta actividad puede ayudarte a estar más sano.

1. La actividad en el jardín puede mejorar tu salud mental

Llámale terapia horticultural si así lo deseas. El doctor Lasater dijo que la jardinería puede ayudar a reducir la depresión, la ansiedad, el estrés y el decaimiento. “Estar rodeado de la naturaleza se asocia con una mejoría de la salud en general”, apuntó. Incluso maravillarte ante cómo unos pequeños brotes producen kilos de calabacines zucchini puede agregarle asombro a tu vida, lo cual también puede disminuir la ansiedad.

2. La actividad en el jardín puede ayudarte a perder peso

Al hacer horticultura, estas sembrando frutas y verduras saludables. Agregar más de esos alimentos a tu dieta puede ayudarte a perder peso o a mantener un peso saludable. Las personas que siembran sus propios alimentos tienden a comer más frutas y verduras frescas, una de las bases de la dieta mediterránea. La investigación también ha descubierto que las personas que hacen jardinería tienen una menor tendencia al sobrepeso que las que no trabajan en su jardín o huerto.

3. La actividad en el jardín puede mejorar tu calidad de vida

Trabajar en tu jardín o huerto puede ayudarte a combatir enfermedades y trastornos de la salud que podrían dificultar que puedas hacer las cosas que quieres hacer en la vida. Recibes algunos beneficios del sol al estar al aire libre. Puede ayudar a bajar la presión arterial y aumentar tus niveles de vitamina D (pero no te excedas). Los microorganismos que se encuentran en la tierra pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmunitario. Y comer los alimentos saludables que has sembrado y cosechado puede ayudar a reducir tu riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

4. La actividad en el jardín puede conectarte con tu familia y comunidad

La puedes convertir en una forma de convivencia para toda tu familia. Es algo que tú, tu pareja y tus hijos pueden hacer juntos. Podrías sembrar tus frutas y verduras en un huerto comunitario. En ese caso, tendrás el beneficio de establecer lazos sociales con otros horticultores. Y aunque siembres en tu propio espacio, es posible que intercambies semillas y brotes con otros horticultores. Además, te conectarás con tus amigos y vecinos al compartir la generosa cosecha de tu jardín o huerto.

5. La actividad en el jardín puede ayudarte a aumentar tu actividad física

Podrías estar regando tus tomates, cosechando tus melones o sacando la mala hierba que rodea a tus lechugas. Casi siempre te estás moviendo al hacer horticultura. De manera que, al pasar tiempo en tu jardín, naturalmente aumentas las probabilidades de estar más activo. La mayoría de las tareas en el jardín cuentan como la actividad moderada que requieres. Las tareas más intensas como cavar o azadonar pueden elevar tu actividad a un nivel vigoroso. Y al sembrar y cosechar, estás utilizando casi todos tus músculos. Es un régimen de ejercicio para todo tu cuerpo que te brinda la naturaleza.

6. La actividad en el jardín puede aumentar tu función cognitiva

La investigación ha mostrado que hacer jardinería es bueno para tu cerebro. Estar cerca de las plantas te puede ayudar a ser más productivo y creativo. La actividad en el jardín puede mejorar tu desempeño cognitivo y memoria. Y la investigación ha mostrado que la jardinería también podría ayudar a protegerte contra la demencia o a tratarla.

“No hay muchas actividades que pueden mejorar tu salud a tan bajo costo como la jardinería y la horticultura”, afirmó el doctor Lasater. “Cuando siembras y cosechas, te diviertes, haces ejercicio, disfrutas de la camaradería y te alimentas de manera saludable. Puede ser una receta muy terapéutica para tener una vida más saludable”, finalizó.

En conclusión

La actividad en el jardín podría parecer simplemente una forma de relajarte al aire libre. Pero cuando siembras y cosechas tus propias frutas y verduras, estás agregando varios beneficios para tu salud física y mental a tu vida. Comunícate con Banner Health si te gustaría hablar con un profesional de salud acerca de las mejores maneras de mejorar tu salud.

Otros artículos útiles

Salud mental Actividad física Nutrición Bienestar

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *