Aconséjame

Cómo elegir el mejor protector solar y proteger tu piel

A medida que las temperaturas se empiezan a elevar, muchas familias participarán en diversas actividades al aire libre como la natación, el canotaje o el excursionismo. Se recomienda que te apliques protector solar si planeas pasar más de 10 minutos en el sol para proteger tu piel de la dañina radiación ultravioleta (UV).

Asegúrate de incluir un protector que no sólo se adecúe a tu estilo de vida, sino que también te proteja de los efectos dañinos del sol al hacer tus planes para este verano.

Eligiendo el correcto

Puede ser complicado hacer la mejor elección con tantos protectores solares disponibles en el mercado actualmente. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), sin fecha de caducidad, el protector solar no durará por más de tres años. No obstante, ese plazo puede acortarse si el protector solar ha sido expuesto a temperaturas extremas.

“Hay que buscar productos que contengan protección de amplio espectro, que bloqueen los dos tipos de radiación UV: UVA y UVB”, dijo el doctor Mark Gimbel (en inglés), un cirujano oncólogo del centro de cancerología Banner MD Anderson Cancer Center (en inglés) de Gilbert, Arizona. “Un buen protector solar proporciona un 100 por ciento de protección e incluye un ingrediente activo como el dióxido de titanio”, explicó.

La distinción entre los niveles de efectividad del factor de protección solar, también conocido como SPF, por sus siglas en inglés, determina durante cuánto tiempo está protegida la piel de los daños ocasionados por los rayos UVB al utilizar ese protector solar.

“Yo recomiendo que se utilice un protector solar con SPF 30 para las áreas expuestas del cuerpo, particularmente el cuello, el rostro y las orejas”, dijo Gimbel.

Aunque un SPF más alto no necesariamente significa que brinda mayor protección.

“Un SPF 15 bloquea 93 por ciento de la radiación dañina UVB, en tanto que un SPF 30 bloquea el 97 por ciento”, especificó Gimbel. “El beneficio adicional entre el SPF 30 y el SPF 50 es de solamente uno por ciento”, agregó.

Los protectores solares vienen en una variedad de presentaciones, desde el espray hasta las cremas repelentes al agua, algunos son para niños y otros para piel reseca o sensible. Los expertos sugieren precaución al aplicarle protector solar a los niños, principalmente en el caso de los bebés, quienes sólo deben usar protector solar después de los 6 meses de edad.

“Rocía el protector solar en espray en las palmas de tus manos antes de aplicárselos a los niños para evitar su nariz y ojos”, recomendó Gimbel.

Sabiendo cuándo volverlo a aplicar

La Fundación de Cáncer de Piel [(Skin Cancer Foundation) (en inglés)] sugiere que se aplique una onza de protector solar antes de la exposición al sol para permitir que los ingredientes se adhieran y absorban en la piel.

La efectividad del protector solar disminuye de manera significativa luego de estar al aire libre por periodos prolongados, especialmente después de nadar o si hay una sudoración excesiva. “Reaplica el protector solar cada par de horas”, indicó Gimbel. “Incluso el protector solar repelente al agua de debe reaplicar ya que generalmente se remueve al usar la toalla”, aclaró.

No te dejes engañar por los días brumosos o nublados.

“Aproximadamente un 40 por ciento de la radiación puede llegar a tu piel a través de las nubes”, añadió Gimbel. “Debes usar protector solar incluso en días que no estén soleados si planeas estar al aire libre durante cualquier lapso”, subrayó.

Prepárate

El sol es más fuerte y peligroso entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Elije una actividad en el interior o busca la sombra bajo un árbol o sombrilla durante ese horario.

Hay otras maneras inesperadas en las que el sol puede hacer daño.

“Asegúrate de usar protector solar al realizar actividades como esquí acuático para evitar el reflejo de la radiación solar”, dijo Gimbel.

Los lentes polarizados pueden proteger los ojos y disminuir las probabilidades de desarrollar cataratas más adelante en la vida. También se recomiendan los sombreros de ala ancha, las mangas y pantalones largos fabricados en telas de tejido compacto y las camisolas de baño.

“En la actualidad hay una variedad de protectores labiales y otros cosméticos que contienen SPF”, complementó Gimbel.

Evita el daño a largo plazo

Los efectos de la exposición solar, tales como: las arrugas, las pecas y las manchas marrones en la piel, son acumulativos y no se notan de inmediato. El daño por el sol ocurre al paso del tiempo y la mayoría, sucede durante la adolescencia o la adultez temprana.

Sin embargo, hay maneras de tener un impacto positivo en la piel a cualquier edad.

Utiliza protector solar a diario. Evita las camas de bronceado, ya que éstas pueden incrementar las probabilidades de desarrollar cáncer de piel. Busca otras formas de obtener vitamina D a través de los alimentos.

“Incluso si alguien empieza a utilizar protector solar con regularidad más adelante en su vida, todavía tiene efectos benéficos”, concluyó Gimbel.

Esta publicación ha sido actualizada. Fue publicada originalmente el 10 de junio de 2016.

Cáncer Cáncer de piel Seguridad Bienestar

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *