Enséñame

Caldo de Huesos: ¿un elixir nutritivo o la nueva treta?

Si crees todo lo que dice en la red, el caldo de huesos podría ser la solución a todos tus problemas. Verás afirmaciones de que es un auxiliar para la digestión, combate la inflamación, mejora la salud de las articulaciones, ayuda a la pérdida de peso y mejora la función del sistema nervioso. Pero, ¿qué hay de cierto en todo ello y cuánto es sólo una exageración?

Tyler Florek, un dietista nutricional registrado de Banner Del E Webb Medical Center en Sun City West, Arizona, expone que para comprender lo que se dice sobre el caldo de huesos, es conveniente saber cómo se elabora y qué contiene. El caldo de huesos se prepara hirviendo huesos de origen animal – por lo general, de pollo, pavo, res o puerco. Al hervirlos, se les extrae colágeno, gelatina y minerales.

El colágeno y la gelatina contienen aminoácidos esenciales, que son aminoácidos que necesitas obtener de tu alimentación. También contienen otros aminoácidos que algunas personas con ciertas condiciones médicas no pueden obtener de su dieta. “La mayoría de los beneficios potenciales del caldo de huesos deriva de los aminoácidos que contiene”, dijo Florek. Esos beneficios potenciales podrían incluir:

  • Una mejor recuperación del intestino. Uno de los aminoácidos que contiene el caldo de huesos, llamado glutamina, podría ayudar a la regeneración de las células del intestino. Y el colágeno podría reducir la inflamación y los síntomas del síndrome de intestino irritable (IBD, por sus siglas en inglés).
  • Una disminución en los síntomas de osteoartritis. Un estudio detectó que los aminoácidos que se encuentran en el caldo de huesos reducían los síntomas de la artritis.
  • Piel, cabello y dientes más sanos. La piel, el cabello y los dientes contienen un alto porcentaje de colágeno. Algunos estudios practicados en animales han encontrado que los suplementos de colágeno conducen a la producción de más colágeno.

El caldo de huesos también contiene minerales importantes, incluyendo: calcio, fósforo, magnesio y potasio. “Todos estos minerales son esenciales e importantes”, dijo Florek. Colaboran en el apoyo a tu metabolismo, a que tus huesos se mantengan sanos y al funcionamiento adecuado de tu sistema nervioso.

¿El caldo de huesos merece ser reconocido por estos beneficios potenciales para tu salud?

“El problema con los beneficios potenciales del caldo de huesos es que estos beneficios se observan en los componentes que se encuentran en el caldo de huesos, pero no en el caldo por sí mismo”, señaló Florek.

El caldo de huesos sí contiene aminoácidos y minerales que tienen beneficios conocidos para la salud. Pero los estudios emplearon cantidades mucho más elevadas de esos aminoácidos que las que se encontrarían de manera natural en el caldo de huesos. De manera que, es muy poco probable que el caldo contenga suficientes aminoácidos para conducir a esas ventajas para la salud.

Además, no todos los caldos de huesos son iguales. “La elaboración del caldo de huesos es muy variable, así es que no hay ninguna garantía de cuáles y qué cantidades de los componentes que podrían ser beneficiosos contenga”, dijo Florek.

¿Qué hay del caldo de huesos para la pérdida de peso?

El caldo de huesos es bajo en calorías. Así es que, al consumirlo, es más fácil que tu ingesta total de calorías sea menor y, por lo tanto, pierdas peso. Pero podrías obtener los mismos resultados de cualquier alimento o bebida bajo en calorías. “A la fecha, no hay investigación de calidad que demuestre un beneficio del caldo de huesos para la pérdida de peso”, indicó Florek.

Florek no recomienda el caldo de huesos como un suplemento alimenticio, ya que no hay evidencia suficiente para apoyar esta noción. “Yo te prevendría en contra de comprar cualquier caldo de huesos costoso, especialmente aquellos que hagan declaraciones sobre la salud, dada la falta de investigación al respecto”, advirtió.

No obstante, si te gusta el caldo de huesos y te parece que te beneficias al tomarlo, tienes su apoyo. “Prepara tu propio caldo de huesos porque disfrutas de su temperatura y su sabor. Y si ya estás consumiendo caldo de huesos y crees que te ayuda, síguelo haciendo”, dijo.

¿Te gustaría recibir orientación para construir un plan de nutrición que te ayude a alcanzar tus metas de salud? Programa una cita con un dietista de Banner Health (en inglés) hoy. Visita bannerhealth.com para empezar ya.

Para aprender más sobre los puntos a favor y en contra de los alimentos y los suplementos, consulta estos artículos sobre la leche y las alternativas para la leche (en inglés), el aceite de hígado de bacalao (en inglés), la cafeína (en inglés), los prebióticos (en inglés) y cómo acabar con el hábito de tomar gaseosas (en inglés).

Nutrición Bienestar

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *