Enséñame

¿Me puede volver de nuevo la depresión posparto?

Si has experimentado la depresión posparto (en inglés) con tu primer hijo y estás considerando tener otro bebé, es natural que te sientas asustada de que este tipo de depresión te pueda regresar.

Planear otro embarazo te puede llenar de un profundo temor, ansiedad e inseguridad. ¿Qué pasará si la depresión retorna? ¿Será que esto es un error? ¿Y si mi depresión se vuelve aún peor?

“La recurrencia de la depresión posparto (en inglés) es muy común”, dijo la doctora Lindsay Allen, una ginecobstétra (OBGYN, por su abreviatura en inglés) de Banner Health in Arizona. “Muchas veces, su repetición es más probable luego de un nacimiento subsecuente porque las mujeres experimentan nuevos desafíos al cuidar de varios hijos o porque ocurren otros cambios dentro de su sistema de apoyo. La familia podría pensar que como ya no es el primer embarazo, no va a ser tan difícil, lo cual – simplemente – no es verdad. Todo ello puede llevar a que las mujeres vuelvan a tener probabilidades de desarrollar síntomas de una depresión recurrente luego del nacimiento de hijos posteriores”, explicó.

En tanto que no siempre podemos prevenir la depresión posparto (mayormente a consecuencia de cuestiones que están completamente fuera de nuestro control), la buena noticia es que hay precauciones que puedes tomar para reducir tu riesgo y manejarla mejor en esta ocasión. Aquí tienes seis sugerencias que te ayudarán a transitar por otro embarazo luego de haber experimentado una depresión posparto.

Maneras de navegar a través del potencial retorno de una depresión posparto

Desarrolla un plan posparto

No la temas, traza un plan. Estar preparada para una recurrencia potencial y conversar anticipadamente de ello con tu doctor son estrategias importantes para tratar de prevenir, o al menos reducir, la severidad de los síntomas.

“Con frecuencia, las estrategias tales como una asesoría profesional en salud conductual que ya esté contemplada o se encuentre en curso o empezar a tomar algún medicamento antidepresivo (en inglés) inmediatamente después del parto pueden ayudar a prevenir la recurrencia”, dijo la doctora Allen. “Tú conoces tu cuerpo mejor que nadie y recuerdas los detonantes, cómo te pueden ayudar los que te rodean, y qué mejoró o empeoró tus síntomas. Planear con anticipación puede ser un primer paso enorme”, dijo.

Apóyate en tus seres queridos

A pesar de que seamos mujeres fuertes e independientes, todo ser humano puede beneficiarse de recibir apoyo de vez en cuando. No temas de usar tu voz para pedir ayuda cuando la necesitas. Habla con tus seres queridos acerca de lo que experimentaste la última vez y cerciórate de que lo comprendan y puedan reconocer las señales si tu estado de ánimo o comportamiento cambian luego de que des a luz para que te brinden su apoyo de ser necesario. Si te ayudó que otros prepararan la comida o realizaran las tareas domésticas la última vez, planea para que lo vuelvan a hacer.

Trata de caminar, nadar o hacer otro tipo de ejercicio (aprobado por el doctor)

Hacer ejercicio con regularidad, tanto durante el embarazo como después del parto, puede reducir los síntomas (en inglés) de la depresión posparto. Habla primero con tu doctor para determinar por dónde puedes empezar con seguridad.

Come una dieta balanceada

Comer de manera saludable no prevendrá ni reducirá tu riesgo de padecer de depresión postparto, pero sí que te hace sentir mejor. Trata de comer menos bocadillos dulces y salados y enfócate en las frutas, las verduras, los panes integrales y las proteínas magras.

Únete a un grupo de apoyo

A pesar de que los trastornos depresivos como la depresión posparto pueden hacer que te sientas aislada, no estás sola. Hay otras mujeres que están atravesando por lo mismo que tú. Encuentra un grupo de apoyo local o entra en línea para buscar un grupo de apoyo digital y conéctate con otras mujeres que están experimentado lo que tú estás experimentando. Considera el grupo de apoyo virtual de Banner Health (en inglés).

No tienes por qué sentir vergüenza – ni demorar los cuidados

Si estás en riesgo, no permitas que los síntomas te derroten, reconócelos y enfréntalos desde el primer momento.

“La importancia de la detección temprana es cardinal, ya que esperar puede permitir que los síntomas empeoren progresivamente y conduzcan a una depresión severa, pensamientos suicidas o incluso los pensamientos de dañar al bebé”, advirtió la doctora Allen. “Cualquier paciente que desarrolle síntomas severos no deberá demorarse en buscar atención o tratamiento médico de inmediato”, finalizó.

No tienes por qué sentir vergüenza ni estás sola. Habla con tu doctor, con un profesional en salud mental o con tu familia y amigos. También puedes visitar el portal de apoyo Postpartum Support International para ubicar recursos cerca de ti.

Más acerca de la vida con tu bebé

Salud de la mujer Embarazo Depresión Salud mental

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *