Aconséjame

Viaje Diario Falso: Cómo Puede Mejorar Tu Día de Trabajo y Tu Bienestar

Para muchos de nosotros en 2020, el abrumador viaje diario en la mañana al trabajo se convirtió en una cosa del pasado, ya que la pandemia nos obligó a realizar el trabajo desde casa. Los metros y trenes abarrotados fueron reemplazados por espacios de escritorio que compiten con socios y aprendizaje en línea para niños. El tráfico lento de parachoques a parachoques fue reemplazado por esperar ansiosamente esa taza de café recién hecho antes de una llamada de Zoom.

Ya sea un día a la semana (o un año y medio ahora), el trabajo en línea tiene muchas ventajas. Puede ahorrarte dinero, darte más tiempo con la familia y en casa, reducir tu huella de carbono e incluso disminuir la propagación de la COVID-19. Pero ahora puede ser que estás recordando (y tal vez incluso anhelando) esos momentos en los que estabas abarrotado en el tren o atrapado en el tráfico.

La razón por la que extrañamos nuestro viaje diario

“Aunque viajar diariamente es otra tarea, les dio a las personas tiempo de calidad para la preparación mental para el día,” dijo el doctor Srinivas Dannaram, psiquiatra del Banner Thunderbird Medical Center en Glendale, Arizona. “El viaje diario cambia el cerebro a un modo predeterminado de transición, ya sea de la casa al trabajo o viceversa. Este estado permite que el cerebro se caliente lentamente para prepararse para situaciones individuales según el destino, evitando cualquier estrés relacionado con cambios repentinos o sorpresas."

Ir al trabajo, en automóvil, en bicicleta o en el metro nos dio solo un momento para nosotros mismos para hacer la transición de mamá, papá, pareja o compañero(a) de cuarto a empleado(a) y amigo(a). Nos ayudó a prepararnos mentalmente para la jornada laboral y tal vez incluso a procesar los problemas relacionados con el trabajo.

“Nuestra estructura de rutina diaria está en piloto automático en la mayoría de las situaciones, sin mucho esfuerzo cognitivo consciente,” dijo el doctor Dannaram. “Por otro lado, la preparación para el trabajo puede requerir un enfoque sistemático para manejar los problemas sin previo aviso. Los desafíos relacionados con el trabajo pueden cambiar dinámicamente según el papel de un individuo en su organización. Ir al trabajo ayuda a procesar el día siguiente y ayuda en la preparación mental para los eventos, lo que aumenta la confianza para manejar el trabajo sin estrés."

Vida hogareña + vida laboral = no es bueno para algunos

"Trabajar desde casa fue una noticia emocionante para la mayoría de nosotros, al menos durante las primeras semanas," comentó el doctor Dannaram. "Eso se debe a que percibimos inconscientemente el hogar como un lugar de relajación, lo cual es cierto si se puede separar del trabajo."

El problema es que muchos de nosotros trabajamos más horas y estamos luchando por lograr un equilibrio entre trabajar desde casa y simplemente estar en casa; las líneas ahora parecen borrosas.

Muchos de nosotros no estamos pasando sin problemas de casa al trabajo y del trabajo a casa a lo largo del día. A menudo, cambiamos entre ser padres/socios y empleados varias veces al día. Estamos hablando de tratar de abarcar demasiado durante el día. Esta puede ser la razón por la que algunos están en la vía rápida hacia el agotamiento, tanto mental como físicamente.

“El trabajo desde casa a veces puede eliminar todos los límites y dejar a las personas en un estado de agotamiento, lo que puede generar mucho estrés y ansiedad o una falta de recuperación de cada fase (casa y trabajo),” se refirió el doctor Dannaram. “De cualquier manera, el cerebro está sujeto a un estrés significativo, lo que lleva a períodos de atención cortos, concentración con empeoramiento de la fatiga mental e incluso falta de sueño. Esta fase imita la reacción de ajuste y, si se prolonga, podría provocar una falta de impulso y placer."

Si no puedes ir físicamente al trabajo diariamente, ¿cuál es la respuesta? Podría ser lo que muchos llaman un viaje diario "falso".

Presentamos el viaje diario falso

Un viaje o desplazamiento diario falso es un ritual o rutina que realizas marcando el inicio de tu día de trabajo y el final de tu jornada laboral. Podría ser una caminata alrededor de la cuadra, un paseo en bicicleta o incluso un corto recorrido en automóvil por tu vecindario. O para aquellos que no pueden darse el lujo de salir de casa (es decir, los padres), podría ser caminar en la máquina de ejercicio (treadmill, por su nombre en inglés), andar en bicicleta estática o hacer yoga (en inglés) o meditación para comenzar mentalmente la jornada laboral. Al agregar un viaje diario falso, puedes incorporar muchos componentes importantes de la salud física y mental en tu rutina diaria.

“Será un proceso consciente al principio, pero con dedicación y esfuerzos constantes se convertirá en algo que haces inconscientemente para comenzar y terminar tu jornada de trabajo,” dice el Dr. Dannaram. “Puedes pensar en ello como un calentamiento para el trabajo y un enfriamiento cuando regreses al entorno de tu hogar.”

Consejos para configurar un viaje diario falso

Para ayudarte a recrear tu viaje al trabajo, aquí hay cuatro consejos para comenzar

  • Sigue el mismo horario de viaje. Si te tomó 20 o 30 minutos llegar al trabajo, usa ese tiempo también para tu falso viaje.
  • Vístete como si vas a la oficina. Es posible que muchos de nosotros nos hayamos puesto realmente cómodos con nuestros pantalones elásticos, pero es hora de sacudir el polvo de esas camisas de vestir y camisetas o blusas en tu armario. Usar ropa cómoda apropiada para el trabajo puede hacer que te sientas bien y señalar un cambio en tu día.
  • Establece un horario de trabajo de "No molestar". Establece horarios específicos en los que requieras tiempo de trabajo ininterrumpido. Un calendario familiar puede ayudar con esto, especialmente para familias con niños mayores. Apaga las notificaciones del teléfono (excepto quizás las que necesites en caso de emergencia) durante un período de tiempo específico, para que no te distraigas con los timbres y los zumbidos.
  • Apaga la computadora y el correo electrónico del trabajo al final del día. Establece límites claros que a las 5 p.m. apagas tu computadora, apagas los correos electrónicos del trabajo en tu teléfono y tomas este tiempo para calmarte y concentrarte en ti y tu familia.

Para obtener más sugerencias de cómo trabajar desde casa, consulta los siguientes artículos:

Salud mental Bienestar

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *