Aconséjame

Cómo ayudar a su hijo a hacer frente al estrés

Demasiados compromisos, problemas con amigos y presiones para rendir en el colegio; al igual que los adultos, los niños de hoy día tienen muchos factores de estrés en sus vidas. Aunque una cierta cantidad de estrés es normal, como empezar en un nuevo colegio o hacer un examen importante, puede que su hijo no cuente con la destreza para controlar el estrés tan bien como lo haría usted.

“Si su hijo empieza a quejarse de síntomas físicos como dolor de cabeza, de estómago, taquicardias, dificultad para respirar y/o muestra cambios en el sueño y/o el apetito, cambios de humor o se comporta mal, puede estar mostrando signos de estrés”, comenta la Dra. Bahar Altaha, psiquiatra para niños y adolescentes en el Banner Behavioral Health Hospital.

Programe el tiempo

¿Cuándo empieza a ser frustrante una cita para jugar? Uno de los mayores factores de estrés para los niños es tener demasiadas actividades. Lamentablemente, algunas veces, incluso las actividades extraescolares divertidas pueden resultar abrumadoras si se repiten a diario y su hijo no tiene tiempo para descansar. Con el tiempo, tiene que ver más con el éxito y la competitividad que con la diversión. La Dra. Altaha recomienda darle a diario a su hijo tiempo para relajarse.

“Encuentre al menos unas cuantas noches por semana para que su hijo tan solo se relaje y no piense en horarios o compromisos”, comentó la doctora.

Disponga de tiempo a solas

“Aunque puede que no lo muestren, los niños anhelan la atención de mamá y papá”, afirmó la Dra. Altaha.

Dedicar tan solo 30 minutos al día para estar con su hijo y repasar su jornada puede aliviar sus preocupaciones. Encuentre un momento que sea válido para los dos, ya sea a la hora de dormir, en la cena, mientras lleva a su hijo al colegio u otra oportunidad en el que pueda hablar con su hijo y seguir con la rutina.

Cree una rutina para la hora de dormir

Sus despreocupados niños pueden verse estresados a la hora de dormir. Asegúrese de que su hijo duerme de 10 a 11 horas si tiene de 6 a 12 años y de 8 a 9 horas si tiene de 13 a 18 años. Para que sea así, cree una rutina de 30 a 45 minutos a la hora de ir a dormir para hacer que su hijo pase de las actividades del día al estado de relajación necesario para quedarse dormido.

Si tiene muchas preocupaciones, la Dra. Altaha sugiere que tenga un diario de preocupaciones cerca de la cama en el que su hijo escribir lo que ha sentido ese día. La Dra. Altaha también sugiere el uso de aplicaciones de meditación/relajación para niños, como la meditación para dormir, ejercicios de respiración o técnicas de relajación progresivas, para ayudarles a calmar la mente y el cuerpo.

Limite el uso de redes sociales

Muchos colegios están comenzando a luchar contra los factores de estrés de las redes sociales al crear un plan de estudios y programas educativos para los niños acerca del uso y el protocolo sobre tecnología adecuado, pero ¿qué puede hacer como padre?

La Dra. Altaha sugiere supervisar el uso de la tecnología, estableciendo límites y hablando continuamente con su hijo sobre qué aplicaciones o plataformas utilizan.

Sea ejemplo de buen comportamiento

El estrés es contagioso. Cuando está estresado, es más que probable que ese estrés se trasmita al resto de la familia. Sea honesto con su hijo respecto a que usted también puede sufrir de estrés y ansiedad, y muéstrele cómo aliviarlo de una manera saludable, como corriendo, coloreando o escuchando música.

Respecto a los niños, demasiado estrés también puede provenir del miedo a cometer errores. Recuérdeles que no tienen que saberlo todo. La Dra. Altaha sugiere que, cuando cometa un error, asuma su responsabilidad.

“Como padres, tenemos que ser ejemplos a seguir. Si queremos reducir el estrés de nuestros hijos, deberíamos reducir también el nuestro”, argumentó.

Si su hijo sigue mostrando signos de estrés y ansiedad graves, concierte una cita para hablar con un experto de Banner Behavioral Health cerca de usted.

Salud mental Salud del niño Estrés

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *