Aconséjame

Consejos para Equilibrar el Trabajo desde Casa y la Educación en el Hogar

Para muchos padres trabajadores, equilibrar el trabajo y la familia siempre ha sido un desafío. Gracias a la COVID-19, encontrar un balance se ha vuelto aún más precario a medida que padres e hijos comienzan la escuela en casa.

Con muchas escuelas volviéndose virtuales (en inglés), sistemas de apoyo limitados y programas antes y después de la escuela, es posible que te encuentres agregando "maestro de educación en el hogar" a tu lista de habilidades y calificaciones. Entre recibir llamadas y correos electrónicos para el trabajo y enseñarle a tu hijo a leer, escribir y explicarles matemáticas, es posible que te preguntes si finalmente si te estás volviendo loco.

Trabajar. Criar a los hijos. Escuela la casa ¿Quién dice que no puedes hacer malabares con todo?

“Los padres están muy dispersos en estos días, y ahora están lidiando en cómo administrar el aprendizaje remoto mientras trabajan de forma remota,” dijo Jerimya Fox, consejero profesional con licencia y doctor en salud conductual en Banner Behavioral Health Hospital en Scottsdale, Arizona. “Para algunas familias, esto significa educación en el hogar. Para otros, es aprendizaje virtual. La verdad es que no existe una manera correcta. Tenemos que hacer lo que nos funcione y aprovecharlo al máximo."

Aunque la responsabilidad de educar a tu hijo en casa puede parecerte abrumador, es posible educar en casa y trabajar desde casa. Puede que solo sea necesario un poco de planificación, organización, algo de paciencia... y tal vez un poco de cafeína para pasar este tiempo.

Si estás asumiendo la enseñanza de tus hijos este otoño, el Dr. Fox ofrece algunos consejos para ayudarte a lograr un equilibrio entre el trabajo y la educación en el hogar.

Mantén un Horario Consistente

Como dijo una vez Benjamin Franklin: "Si no planificas, estás planeando fracasar." Una de las claves más importantes para encontrar el equilibrio es crear calendarios con horarios para el trabajo, la escuela, el cuidado personal y el tiempo en familia.

Ya sea que se trate de un calendario grande que esté visible en tu casa para que todos lo vean o un calendario de Google para la familia con manejo de la tecnología, planificar el tiempo para trabajar, enseñar y divertirse mantiene a todos enfocados en hacer una cosa a la vez.

“Entiende que seguir una rutina o un horario es muy similar a lo que tu hijo ya hace en la escuela o como lo hace un padre en el trabajo,” dijo el Dr. Fox. "No tiene que ser un horario de 9 a.m. a 3 p.m., pero imitar esa rutina y horario es muy importante para tu hijo. Les ayuda a sentirse seguros al mismo tiempo que maneja las expectativas."

[Para obtener más consejos sobre horarios, consulta "Por qué las listas de tareas pendientes no funcionan y qué hacer en su lugar" (en inglés).]

Ajusta tu Horario de Trabajo

Si tienes la suerte de tener un esposo(a) o una pareja que también trabaja desde casa, considera trabajar en un horario dividido, si tu supervisor o la empresa lo aprueban. Esto permite que uno de los padres se concentre en la educación, mientras que el otro se ocupa del trabajo y viceversa. Si esto no funciona, pregúntale a tu jefe si puedes flexibilizar tu horario algunos días a la semana o considera hacer algo de enseñanza escolar durante el fin de semana o fuera de horario de trabajo.

“Una vez más, no existe una regla estricta sobre cuándo debe llevarse a cabo la enseñanza escolar, así que haz que funcione para tu familia y apégate a ella,” dijo el Dr. Fox.

Prepáralos Para el Éxito

Ya sea un escritorio personal en su dormitorio o la mesa de la cocina, prepárales un espacio de aprendizaje solo para ellos. Ellos pueden ayudar organizando carpetas y útiles escolares, estableciendo un lugar designado para tomar y llevar meriendas y agregando pequeños adornos propios para que su lugar de aprendizaje les sea cómodo.

Acepta el Caos

No puedes evitarlo; no puedes ignorarlo, a veces, solo tienes que vivir el caos de la vida.

Y con todos bajo el mismo techo trabajando, aprendiendo y viviendo, las cosas pueden salir mal y saldrán mal.

Por ejemplo, los platos pueden acumularse un poco más, la tecnología puede fallar y tus hijos pueden luchar con uñas y dientes con el aprendizaje algunos días. Está bien. Estás bien. Acepta el caos, incluso encuentra algo de humor en la situación, puede ser una manera maravillosa de superar el desorden y enseñarle a tu hijo su capacidad invaluable de adaptación en el proceso.

Concéntrate en las Cosas Pequeñas

La vida es dura y, en este momento, es muy, muy difícil para muchos. Concéntrate en pequeñas bendiciones y los momentos de gratitud a través del caos de lo que está sucediendo fuera de tu hogar. Ahora puedes desayunar o almorzar con tu hijo, sus fines de semana ahora están libres de deportes y fiestas de cumpleaños, y tienes tiempo extra de calidad que quizás nunca antes hayas tenido.

“Recuerda que sólo puedes hacer dos cosas sin importar qué: amar a tus hijos y hacer tu mejor trabajo,” dijo el Dr. Fox. “El trabajo de ser padre es una de las cosas más difíciles, pero más grandiosas que puedes hacer como ser humano. Las cosas serán difíciles, pero recordar los pequeños momentos pone las cosas en una mayor perspectiva."

[Para obtener sobre cómo enseñarle gratitud a tus hijos, lee “Cinco formas de enseñar gratitud y no actitud” (en inglés)].

Tómate un Tiempo Para Ti

Hemos visto imágenes en las redes sociales de padres escondidos de sus hijos [y esposos(as)] en sus despensas y armarios. Aunque no tiene por qué ser tan engañoso como éstos, asegúrate de tomarte un tiempo para ti. Deberías hacer esto incluso cuando parezca imposible. Ya sea que se trate de caminar o trotar temprano por la mañana, leer un libro o hacer pan, haz algo solo para ti.

“Cuidando de ti mismo primero te permitirá ayudar mejor a los demás,” dijo el Dr. Fox.

Ajusta Los Estribos

Si bien, en teoría, estos consejos te ayudarán a encontrar el equilibrio mientras trabaja desde la casa y la educación en la casa, la realidad es que todavía habrá algún desequilibrio de vez en cuando.

“Durante estos tiempos, recuerda tener mucha paciencia y aún más para tus hijos,” dijo el Dr. Fox. “Todo esto es nuevo para ti, pero especialmente para ellos. Ten compasión y entiende que las cosas pueden no salir según lo planeado, y si no es así, está bien ajustar los estribos."

Habrá días buenos y habrá días malos, pero superarás esta etapa. Solo recuerda concentrarte en lo más importante, tener una perspectiva positiva y aceptar este tiempo caótico juntos.

Para obtener más artículos útiles sobre la crianza de los hijos (en inglés), visita el blog Banner Health en bannerhealth.com.

Paternidad Salud del niño Salud mental

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *