Enséñame

Conduciendo Durante el Embarazo: Respuestas a Preguntas Comunes

Desde el momento en que te enteras de que estás comiendo por dos (o tres ¡o más!), de pronto te cuestionas acerca de todo lo que hacías antes de tu embarazo. ¿Puedo seguir comiendo mi emparedado favorito? ¿Puedo seguir corriendo? ¿En verdad, no debo tomar vino?

Pero una pregunta que muchas madres expectantes (varios artículos en inglés y español) tendrán, y que se relaciona con algo que la mayoría de nosotros hacemos a diario, es que si es seguro o no conducir durante el embarazo. La buena noticia es que ¡sí lo es para gran parte de las mujeres!

“Sí, en términos generales, es seguro que conduzcas durante tu embarazo, siempre y cuando te sientas cómoda y puedas alcanzar todo lo que necesitas”, dijo la doctora Karen Rodeffer-Evans (en inglés), una ginecobstétra (OBGYN, por su abreviatura en inglés) de la clínica Banner Health Clinic (en inglés), de Fallon, Nevada. “Sin embargo, si tu doctor o partera te han dicho que dejes de conducir por razones médicas, tales como un cuadro de presión arterial alta (en inglés) que se encuentra fuera de control o una historia clínica de convulsiones (en inglés), es importante seguir sus indicaciones”, señaló.

En tanto que, en general, es seguro conducir durante el embarazo, cada situación y cada embarazo son únicos, lo cual significa que las preguntas que tuviste durante tu primer embarazo podrían ser distintas para tu segundo embarazo y así sucesivamente.

La doctora Rodeffer-Evans nos ayuda respondiendo a algunas de las preguntas comunes sobre conducir durante el embarazo y comparte algunas importantes sugerencias de seguridad también.

¿Debo usar el cinturón de seguridad?

Sí, sí, ¡absolutamente sí! “Primero, debes de estar consciente de que usar el cinturón de seguridad no sólo es por ley, sino que es también tu primera línea de defensa en caso de que tuvieras un accidente automovilístico”, subrayó la doctora Rodeffer-Evans. “Antes de entrar a la carrera de medicina, trabajé en ortopedia y siempre nos podíamos dar cuenta cuando alguien no llevaba su cinturón y había chocado”, relató.

Usar el cinturón de seguridad te protege a ti y a tu bebé, aún antes de su nacimiento, así es que póntelo tan pronto te subas al automóvil.

¿Hay una manera correcta y otras incorrectas de usar el cinturón de seguridad durante el embarazo?

La mejor manera de utilizar el cinturón de seguridad es colocando el tirante inferior debajo del abdomen (por debajo de tu vientre crecido y por encima de tus piernas), justo arriba de tu cadera, y acomodando el tirante superior de forma que cruce tu pecho al centro del esternón, sin estar demasiado cerca de tu cuello. Es importante señalar que el tirante superior del cinturón de seguridad no se debe cruzar directamente por encima de tu vientre.

Consulta esta útil infografía (archivo PDF en inglés) del Departamento de Transporte de los Estados Unidos para visualizar cómo se debe colocar el cinturón de seguridad correctamente.

¿Debo informarle a mi doctor si me dan un pequeño golpe en el parachoques o si me veo involucrada en un accidente?

Durante el primer trimestre, los huesos de la pelvis te proporcionarán cierta protección, pero una vez que hayas avanzado en el segundo trimestre, tendrás muy poca protección adicional. Ya sea que te den un golpe en un semáforo o te veas involucrada en un choque, siempre deberás visitar a tu doctor o a un especialista para que te realicen un monitoreo fetal y puedan verificar que todo está bien con tu bebé, aun cuando tú te sientas bien. Se requiere de muy poca fuerza para que se desprenda la placenta.

“Esto es de particular importancia si tu factor Rh es negativo y el de tu bebé es positivo (por ejemplo, sangre de tipo O- para la mamá y de tipo O+ para el bebé)”, dijo la doctora Rodeffer-Evans. “Si la sangre de tu bebé entra en contacto con la tuya en cualquier momento durante tu embarazo o el parto, podría ser mortal si no se atiende. Si tuvieras un accidente, podrías requerir de una RhoGAM, que es una inyección que contiene anticuerpos que impiden que tu sistema inmunitario reaccione a las células sanguíneas de tu bebé”, explicó.

¿Sigue siendo seguro para mí que conduzca incluso si soy baja de estatura y tengo que hacerlo cerca del volante?

Si eres baja de estatura, es probable que ya te hayas enfrentado a problemas al tratar de alcanzar los pedales. De ser así, podría ser que tengas un vehículo con pedales ajustables; la mayoría de los automóviles nuevos tienen este sistema. Además de ajustar los pedales, también deberás ajustar el volante para que esté inclinado hacia arriba, en dirección de tu esternón.

Si no puedes realizar esos ajustes y tu vientre está dentro de los 25 centímetros (10 pulgadas) del volante, es recomendable que algún familiar o amigo conduzcan para llevarte a donde necesites ir.

¿Es seguro hacer viajes largos en carretera?

Un viaje en automóvil es una buena manera de salir de la rutina, especialmente si no puedes volar, pero consulta con tu doctor si es seguro que lo hagas antes de salir. Si te da su autorización, aquí tienes algunas sugerencias útiles para tener en cuenta:

  • Haz una parada al menos cada dos horas para que puedas estirar las piernas y con ello, promuevas la circulación hacia tus piernas y pies. Esto puede ayudar a evitar el riesgo de coágulos sanguíneos o de una trombosis venosa profunda, que las mujeres embarazadas están en mayor riesgo de desarrollar.
  • Bebe suficiente agua.
  • Evalúa viajar durante el segundo trimestre cuando es más probable que te sientas mejor.

¿Puedo conducir después de dar a luz?

“Dependerá, incluso si has tenido un parto vaginal”, dijo la doctora Rodeffer-Evans. “Si el parto vaginal fue difícil, con cualquier desgarro o laceración, o si tuviste una cesárea, tendrás que darle a tu cuerpo tiempo para que se recupere”, expresó.

Usas tus músculos del abdomen para mover tu pie del pedal del acelerador al del freno, así es que querrás estar segura de que te encuentras totalmente recuperada antes de ponerte al volante. Tu doctor te podrá indicar cuándo es seguro que vuelvas a conducir. La recuperación suele tardar de 4 a 6 semanas luego de una cesárea (en inglés), así es que será preferible que los demás te ayuden para acudir a citas para tu recién nacido o de seguimiento con tu doctor (en inglés).

Otras sugerencias de conducción útiles para las mamás expectantes

  • No conduzcas si te sientes mareada, demasiado cansada o con náuseas.
  • Evita frenar de manera repentina y dar giros bruscos y rápidos.
  • Asegúrate de que el sistema de bolsas de aire de tu automóvil esté encendido (algunos tienen un interruptor).
  • Antes de que tu pequeño tesoro llegue al mundo, asegúrate de haber comprado e instalado correctamente su silla de auto. Encuentra sugerencias de seguridad para las sillas de bebés en: “¿Bebé a bordo? Encuentre la silla de coche perfecta para su pequeño”.

La buena noticia es que, en términos generales, es seguro que conduzcas durante el embarazo, pero siempre es una buena idea consultar con tu doctor o partera si tienes cualquier duda o preocupación. Nunca querrás ponerte al volante si no estás segura de tu estado de salud o del bienestar del bebé que viene en camino.

Lee más:

Salud de la mujer Embarazo Seguridad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *