Enséñame

La Enfermedad Cardiovascular, el Derrame Cerebral y la Enfermedad Arterial Periférica: ¿Cómo se Relacionan?

Un problema similar puede atacar tu cuerpo en distintas áreas. La enfermedad cardiovascular (en inglés) afecta al corazón. El derrame cerebral (en inglés) afecta al cerebro. Y la enfermedad arterial periférica (EAP, también conocida como PAD, por sus siglas en inglés), por lo general, afecta a las piernas y podría afectar a los brazos y los órganos internos.

“El elemento en común entre la enfermedad cardiovascular, el derrame cerebral y la EAP es una afección llamada arterioesclerosis”, dijo el doctor Brian Henry (en inglés), un cardiólogo de Banner Health en el instituto de cardiología CardioVascular Institute of North Colorado. “La mayoría de las personas piensan en estas condiciones como enfermedades independientes, cuando la realidad es que son la misma enfermedad, sólo que está ocurriendo en otra parte del cuerpo”, aclaró.

Te explicamos cómo ocurre. La arterioesclerosis afecta a las arterias, que son los vasos sanguíneos que transportan la sangre rica en oxígeno a todo tu cuerpo. La arterioesclerosis es una afección en la cual se acumulan grasas en las paredes internas de las arterias. A estas áreas se les denomina placas y empezaron siendo trazas de materia grasa que crecen al paso del tiempo, a medida que se acumula una mayor cantidad de grasa. Si crecen lo suficientemente, pueden frenar el flujo de la sangre.

Los síntomas que podrías desarrollar dependerán de la parte de tu cuerpo que no está recibiendo suficiente flujo de sangre. “El ejemplo clásico es del paciente con enfermedad cardiovascular que está desarrollando dolor de pecho, pero cualquier órgano puede verse afectado”, dijo el doctor Henry.

En ocasiones, una placa puede perder la estabilidad y romperse. Cuando eso ocurre, tu cuerpo forma un coágulo de sangre en la placa rota. Este coágulo puede crecer y bloquear la arteria por completo impidiendo el flujo sanguíneo. Las partes del cuerpo que irrigan el flujo sanguíneo no recibirán oxigeno y empezarán a morir. “Y el ejemplo clásico una ruptura en la placa es un ataque cardíaco”, detalló el doctor Henry.

¿Cuál es la diferencia entre la enfermedad cardiovascular, el derrame cerebral y la EAP?

La principal diferencia entre las tres condiciones es la parte del cuerpo en la que atacan:

  • La enfermedad cardiovascular, también conocida como enfermedad de las arterias coronarias, involucra la arteriosclerosis de las arterias que rodean al corazón y suministran la sangre al músculo cardíaco (o miocardio).
  • La EAP involucra la arteriosclerosis de las arterias periféricas del cuerpo – las arterias que abastecen de sangre a nuestros brazos, piernas, órganos abdominales y cerebro.
  • Un derrame cerebral ocurre cuando una arteria bloqueada reduce el flujo sanguíneo a cierta parte del cerebro. “Un derrame cerebral puede ser ocasionado por la arteriosclerosis o por la rotura de una placa. No todos los derrames cerebrales son provocados por la arteriosclerosis, pero muchos de ellos sí los son. Un derrame cerebral también puede ser causado por un coágulo de sangre que empieza en otra parte del cuerpo, se suelta, viaja al cerebro y queda atrapado en una arteria”, expresó el doctor Henry.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de enfermedad cardiovascular, derrame cerebral y EAP?

Hay algunos factores de riesgo que no puedes controlar. Tu riesgo de padecer alguna de estas condiciones aumenta a medida en que te vas haciendo mayor. Y si hay una historia clínica familiar, tus probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular, derrame cerebral y EAP aumentan.

Sin embargo, hay varios factores de riesgo que sí puedes controlar, como: los niveles anormales de colesterol, la hipertensión, el fumar, la diabetes y las condiciones y enfermedades inflamatorias. “Adoptar un estilo de vida saludable y buenos hábitos alimenticios son factores muy importantes para reducir tu riesgo de contraer arterioesclerosis”, indicó el doctor Henry. “Fumar es posiblemente lo peor que puedas hacer para tu cuerpo y los fumadores son muy propensos a desarrollar complicaciones de arterioesclerosis”, señaló.

La arterioesclerosis no sólo es un problema que deba preocupar a las personas mayores. Se desarrolla durante el transcurso de varias décadas, y esas trazas de materia grasa se pueden empezar a formar desde la adolescencia. El riesgo de acelerar el proceso de la arterioesclerosis aumentará si desarrollaras problemas como el colesterol, la diabetes o la hipertensión.

Tu doctor puede evaluar tu riesgo de contraer estos padecimientos al revisar los niveles anormales de colesterol y las señales de diabetes o hipertensión. Si considera que tu riesgo es elevado, podría recomendar que te realizaras estudios de imagenología para detectar si hay señales de arterioesclerosis en tus arterias.

La buena noticia es que los cambios de estilo de vida que implementes o los medicamentos que tomes para combatir la arterioesclerosis producirán una mejoría en todo tu cuerpo. De manera que, con estos elementos, puedes reducir tu riesgo de enfermedad cardiovascular, derrame cerebral y EAP.

“La arterioesclerosis es la principal causa subyacente de la mayoría de las muertes a nivel mundial”, dijo el doctor Henry. “Pero en realidad, su prevención y manejo son bastante claros. Gran parte de las muertes y complicaciones de salud originadas en la arterioesclerosis pueden ser evitadas o retrasadas significativamente”, concluyó. Hazlo de la siguiente manera:

  • Enfócate en un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta adecuada y ejercicio
  • Programa tus revisiones de salud de rutina
  • Toma tus medicamentos en caso de requerirlos

Revisa los cuestionarios de valoración de salud en línea de Banner Health para ayudarte a evaluar tu riesgo para enfermedad cardiovascular, derrame cerebral y EAP (todos los anteriores en inglés). Visita bannerhealth.com para comunicarte con un proveedor de atención de la salud quien te podrá ayudar a reducir tus probabilidades de desarrollar estas condiciones.

Los siguientes artículos pueden ayudarte a aprender más acerca de las afecciones a la salud que se relacionan con la arterioesclerosis:

Salud del corazón Neurociencia Colesterol

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *