Enséñame

Por Qué Nunca Eres Demasiado Joven para Tener un Derrame Cerebral

Por lo general, se cree que los derrames cerebrales son algo que le ocurre a la gente mayor, pero eso no significa que los que tienen 20, 30 o 40 sean demasiado jóvenes para tenerlos. De hecho, hay una cantidad creciente (archivo PDF en inglés) de personas no tan mayores que también los están padeciendo.

“Los derrames cerebrales entre los adultos jóvenes son un tema de gran importancia para la salud pública. Su incidencia ha ido en aumento a nivel mundial durante décadas”, dijo el doctor Mohamed Teleb (en inglés), director médico de neurociencias en Banner Desert Medical Center. “Según la asociación National Stroke Association, 15% de todos los derrames cerebrales isquémicos ocurren entre la gente joven, de los 18 a los 55 años de edad”, precisó.

Aunque pienses que estás en la mejor forma de tu vida, si tienes menos de 55 años, es importante que reconozcas las señales de advertencia de un derrame cerebral. Esto es lo que debes saber sobre tu riesgo potencial y cómo reconocer los síntomas.

¿Por qué tiene la gente joven derrames cerebrales?

Hay varios factores que pueden provocar un derrame cerebral tanto para las personas jóvenes como para las mayores, incluyendo: la obesidad, la hipertensión, la diabetes y la enfermedad cardíaca, pero ciertos hábitos de estilo de vida también pueden aumentar el riesgo entre los adultos jóvenes.

“Los adultos jóvenes tienen una gama más amplia de factores de riesgo que los pacientes mayores, incluyendo factores específicos a su edad, tales como el embarazo y el uso de los anticonceptivos y métodos de control de la natalidad orales”, afirmó el doctor Teleb. “También existen factores de riesgo conductuales, tales como: la falta de actividad física, el consumo excesivo del alcohol y el tabaquismo”, agregó.

¿Las señales del derrame cerebral son distintas en el caso de los adultos jóvenes?

Los síntomas más comunes son los mismos sin importar el grupo etario cuando nos referirnos a los derrames cerebrales. Para poder evaluar con rapidez si alguien está teniendo un derrame cerebral, acuérdate de las señales de advertencia con el acrónimo BE FAST (en inglés), que representa:

B: Balance o Equilibrio – Una pérdida repentina del equilibrio

E: Eyes u Ojos – Cambios súbitos en la visión de uno o de los dos ojos (no poder ver, estar viendo doble)

F: Face o Rostro – Debilidad repentina en un lado del rostro

A: Arm o Brazo – Debilidad repentina en un brazo o una pierna

S: Speech o Habla – Pérdida repentina del habla o habla mal articulada

T: Time o Tiempo – Llama al 911, incluso si alguno de estos problemas se presenta de súbito o es nuevo

Un dolor de cabeza severo y repentino, distinto a cualquiera que hayas tenido en el pasado, también podría ser una señal de derrame cerebral.

Sea cual sea la situación, no te demores en buscar ayuda – sin importar tu edad. Más vale prevenir que lamentar.

¿La gente joven se recupera mejor de los derrames cerebrales?

“Aunque se sigue investigando, la evidencia disponible sugiere (archivo PDF en inglés) que hay mayores probabilidades de una buena recuperación entre los pacientes más jóvenes que tienen un derrame cerebral isquémico que entre las poblaciones mayores”, dijo el doctor Teleb. Esto podría deberse a la plasticidad del cerebro más joven o a su capacidad de utilizar circuitos que no fueron dañados para hacerse cargo de las funciones que desarrollaban las partes del cerebro que se dañaron.

Dicho lo anterior, hay diversos factores que determinarán qué tan bien se recuperará una persona, incluyendo: qué tanto se dañó el cerebro, si se reconocieron las señales FAST y se proporcionó tratamiento a tiempo, cómo se vio afectado el cerebro, el estado de salud de ese individuo antes de que tuviera el derrame cerebral, la atención temprana y la rehabilitación.

“El derrame cerebral es una enfermedad tratable y sus síntomas pueden ser completamente reversibles; sin embargo, esto depende del tiempo”, subrayó. “Es por eso que los primeros pasos para la atención de un derrame son reconocer las señales de manera temprana y proporcionar tratamiento de igual forma. Posteriormente, recibir una terapia física extensa en un centro de rehabilitación especializado es clave para tener el potencial de un buen resultado”, especificó.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de tener un derrame cerebral?

La buena noticia es que 80% de los derrames cerebrales se pueden prevenir al hacer cambios para tener un estilo de vida más saludable.

Una de las acciones principales que puedes tomar para reducir tu riesgo de derrame cerebral es mantener una dieta y un peso saludable. Comer alimentos saludables, frescos y sin procesar, y limitar tu ingesta de sal (en inglés) se relacionan con la reducción de riesgo de derrame cerebral. “Esto también puede reducir tu riesgo de hipertensión, diabetes tipo 2 y niveles altos de colesterol, que son algunos factores de riesgo típicos de derrame cerebral”, dijo el doctor Teleb.

Otras formas de reducir tu riesgo incluyen:

Visita bannerhealth.com para obtener información adicional referente a la prevención y los cuidados para el derrame cerebral. O revisa los siguientes artículos relacionados:

Neurociencia

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *